Ratón etílico y político terrible

Se puede casi sin ningún esfuerzo elaborar una larga lista de solidaridades y silencios cómplices en los cuales ha incurrido la oposición. Se puede también, sin hacer ningún esfuerzo intelectual, describir con detalles el accionar de las organizaciones opositoras y ello llevaría a preparar una igual larga lista de eventos en los cuales los líderes de esas organizaciones insisten en demostrarnos su falta de sentido común y de inteligencia. El odio y su enfermizo rechazo a un proyecto de contenido social, los coloca siempre en un plano donde la irracionalidad hace de las suyas.

Esas dos carencias lo empujan a continuar creyendo (otro grave error) que todos los venezolanos tienen déficit de sentido común, no son inteligente y el olvido los lleva a desligarse muy fácilmente de los hechos.

Por razones de espacio y para no hacer muy larga esta nota, retomemos únicamente tres acontecimientos de cierta envergadura y peso político para comprender o entender cómo el sentido común y la falta de inteligencia son dos cualidades que desertaron desde hace mucho tiempo la escasa humanidad que hay en esos seres.

El Golpe de Estado en Honduras muy bien puede ser uno de esos tres acontecimientos de envergadura, útil en el proceso de demostrar la ausencia de esas dos cualidades. Claro, se descartaba un pronunciamiento contundente y preciso de los líderes de la oposición rechazando el golpe Estado en ese país Centroamericano, pero siendo el golpe de Estado unas de las alternativas que promueven para salir de Chávez, han podido disimular el apoyo, porque frente a ese proyecto del golpe, los líderes de la oposición saben que una parte de sus seguidores no comulga con esa iniciativa y en función de continuar disfrutando de la confianza de esos electores, estaban como obligados a hacer uso de un antivalor que suponía manejaban muy bien, pero esa falta de sentido común y de inteligencia, le impiden hacer un uso más efectivo de la hipocresía, que efectivamente es uno de los antivalores que mejor lo representan

El Golpe de Estado definitivamente es una de sus vías y con ello simplemente no está llegándose a una conclusión desconocida, sino que se tiene suficiente elementos para entender la falta de esas dos cualidades. El filósofo del Zulia lo plasmó muy bien en la “destacada” participación que realizó en un foro realizado recientemente en los Estados Unidos y donde leyó un discurso escrito probablemente por otro y propuso felicitar al “pueblo” de Honduras.

Es muy cierto, que algunos venezolanos ciegos unos por el odio y otros manipulados por los medios, desearían que el gobierno de Colombia bajo la conducción de los Estados Unidos invada a Venezuela y esa invasión desatara una guerra. Eso no tiene discusión, más sin embargo, esa cantidad de venezolanos no alcanzan para elegir un diputado a la Asamblea Nacional si a todos ellos se los reúne en un circuito electoral especial. Aún con esa realidad tan fácil de comprender y valorar; las organizaciones opositoras se lanzaron en “guardar” un silencio que resulto ser tan ruidoso que toda Venezuela (incluyendo a opositores sensatos y no ciegos por el odio), entendió el mensaje de profundo contenido antinacional de los líderes de la oposición. Este silencio ruidoso de apoyo a las base militares gringas en Colombia no es una novedad, pero sirve también para entender la ausencia de esas dos cualidades.

Un tercer y último evento que sirve para entender la ausencia de esas dos cualidades (sentido común y un poquito de inteligencia) en el mundo de la oposición, se concreta con la valoración y forma en que cuestionaron la intervención a los bancos. Posiblemente en este evento se confiaron es especie de juicio que suele plantearse muy tajantemente sobre la falta de memoria de los venezolanos o manía de olvidar muy rápidamente. Pensando bajo esas premisas, se lanzaron en una de manipulación y quedaron prácticamente desnudos en mitad de la calle y con sus “culitos” puestos al sol. Pensaron que los venezolanos incluidos en todos los frentes políticos, no evaluaría la situación (el antes y el ahora) y el tiro le reventó en la cara. Producto de esa falta de sentido común y sin un “pelito” de inteligencia, Chávez culmina el 2009 con más de un 60% de apoyo popular y en el mundo de esa dirigencia, el ratón debe ser terrible. Muy a pesar del whisky, que como debe suponer (y con este comunismo terrible) fue abundante y de más de 12 años el zumbido en la cabeza debe ser terrible al ver que Chávez, gracias también a sus carencias de sentido común e inteligencia tienen casi el 61% de apoyo popular.

evaristomarcano@cantv.net






Esta nota ha sido leída aproximadamente 3110 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a92670.htmlCd0NV CAC = Y co = US