Presidente pídales a sus Ministros del Ramo de Tránsito, que piensen y luego actúen

Sólo en estos días se implementan medidas para contrarrestar accidentes viales

En Venezuela, tenemos unas excelentes vías que comunican ciudades, también es cierto que nuestra legislación es una de las más completas que existen. Todo ello es bueno saberlo, pero también tenemos que saber, que existen verdaderos riegos al tomar una de estas vías, llámese carretera o autopistas.

Es harto conocido que, cuando uno viaja, en la mayoría de los casos, se encuentra con ciertos hechos que llaman la atención, por ejemplo, tenemos aquellos que nos impresionan, como los accidentes de tránsito y donde en la mayoría de los casos, producen muertos y heridos graves, con destrucción de bienes.

Por otra parte tenemos autoridades que, implementan una serie de operativos en búsqueda de allanar este entuerto.

Aún todos los mecanismos implementados por el Estado, nos encontramos con la existencia de estos accidentes, que solo agravan situaciones dentro de la República.

Se tiene que cada año, las cifras se incrementan de una manera incontrolada y ello es por cuanto, no se están dando, los mecanismos idóneos para corregir este mal.

Efectivamente, siempre he sido uno, de los que han abogado por el establecimiento de medidas, que permitan bajar el alto índice de siniestralidad que, se evidencia de las estadísticas oficiales y no oficiales que, anualmente se presentan.

Si una enfermedad no se cura con los medicamentos que se dan, pues se tiene que buscar el medicamento efectivo para curar el mal; en el caso de los accidentes viales, el Estado, mediante sus autoridades competentes, presentan cada año, solo cuando se acercan festividades, como la que estamos viviendo, una serie de medidas que según ellos, van a disminuir los accidentes viales.

Esas medidas siempre son anunciadas, repito solo cuando vienen las navidades, carnavales y Semana Santa e igualmente en vacaciones escolares. No hay continuidad en esas medidas durante todo el año en las 24 horas del día.

Se han dado cuenta que esa efectividad ha sido nula de nulidad absoluta?.

Se incrementan, sino se igualan los accidentes, con saldos de muertos y heridos graves.

Se observa que tales medidas no han surtido los efectos deseados.

Señores, hay que implementar medidas de controles donde el hombre no intervenga, ya que, es muy cierto que quienes trabajan en estas medidas, son personas dedicadas a estos menesteres y que trabajan con todo el ahínco posible, es cierto igualmente que para abordar todas nuestras carreteras tendríamos que mantener, un pelotón de hombres que no estamos en posibilidad de colocar.

Los gastos serían excesivos e inútiles. Por ello recomiendo y siempre ha sido así, como todos saben, que el Estado implemente mecanismos electrónicos que, permitan detectar al infractor en forma inmediata y sea sancionado mediante multas.

En España por ejemplo, el conductor, tiene una licencia de conducir que, anualmente le asignan una cantidad de puntos. Esos puntos, van disminuyendo cada vez que éste, cometa una infracción de tránsito y es grave en consecuencia, por sus efectos, cometer una infracción por exceso de velocidad o por no tener el cinturón puesto o por la injerencia alcohólica.

Estos factores, hacen que esos puntos vayan disminuyendo, hasta que se quede sin ninguno y como sanción, se tiene prevista, la suspensión definitiva de la licencia.

Si aplicáramos esto tendríamos, que, cualquier conductor se abstendría de cometer infracciones.

No es que. Pido copiemos a otros países, solo que se tengan mediadas acordes, con la idiosincrasia y realidades del venezolano, que es aquella que representa, el pago por cualquier clase de actividad infractora, en búsqueda de que, le eliminen las sanciones como, cárcel o multas.

Por ello, debemos tener apartada, la mano del hombre, que en mucho de los casos se extiende, solo para recibir el “martillo” no de la justicia, sino de lo que comúnmente se llama, la matraca.

Un dispositivo que permita avisar, sobre una eventualidad de exceso de velocidad es permitir detectar al infractor y sancionarlo. Esto que sea automáticamente previsto.

Yo, en los años 1976 y 1983 implementé un sistema de control de exceso de velocidad, mediante un dispositivo electrónico, de origen venezolano, que permitía, que los usuarios de las unidades de transporte colectivo de pasajeros, así como los del transporte de carga, estuviesen protegidos por el control de exceso de velocidad. Logré la Resolución Ministerial que obligaba a estas unidades a llevar incorporado un sistema de control por exceso de velocidad.

Ese dispositivo quedó en el olvido, aun existiendo una Resolución Ministerial, que lo obligaba a implementar y llevar en esas unidades de transporte. Igualmente existen otras resoluciones, por ejemplo la Resolución Interministerial, entre los Ministerios de Justicia, Interior e Infraestructura, emitida en el año 2.005, que obliga a las autoridades del ramo, ya sean nacionales, estadales o municipales, a implementar estos controles, para bajar el alto índice de siniestralidad, en nuestras vías y ha sido obviada, no se por qué.

Bueno, ahora tenemos un Control satelital de la velocidad, el DISCONVEL, que permite sancionar al conductor infractor por exceso de velocidad y nada dicen de ello, se ha presentado ante Municipalidades, ante Infraestructura y ante el órgano rector de esta materia Instituto del Tránsito y nada han dicho al respecto. Es una lástima, ya que nuestro presidente ha pedido que colaboremos y las autoridades del ramo, le hacen caso omiso a tales sugerencias. Tienen necesariamente, como me lo dijeron en un Ministerio, el cual no doy su nombre, por razones obvias, que, como el presidente no ha dicho nada al respecto, pues ellos no hacen nada y que solo accionarían, si se tratase de alimentos u otros ramos similares. Y la vida qué?

Yo les diré, como respuesta a estos funcionarios, que si ellos implementaran este dispositivo, el Presidente seguro, los condecoraría ya que esto, es lo que él busca, la seguridad de su pueblo. Trabajen sin que el presidente, le pida nada, es su función y por eso fueron puestos en esos cargos.

Tenemos órdenes precisas legales para implementar y aplicar estos controles, el no hacerlo, es violentar las leyes y ser sancionados por omitir su aplicación, en desmedro de la seguridad del pueblo.

Nuestras carretearas podrían ser seguras, con la aplicación de estos dispositivos, amén de que la seguridad viene apegada a ellos, por cuanto de ser objeto de hurto, robo o secuestro, se tendría en forma automática, la ubicación y trayecto de la unidad en referencia, con la salvedad de que, tendríamos igualmente, un dispositivo que nos permite mantener Seguridad de bienes y vidas como se expuso, sin que exista ninguna actividad humana.

Manos adelante a todos aquellos que, tienen puestos de decisión en esta materia, usted o su familia, Dios quiera que no, pudieran ser unas víctimas más en las carreteras, su puesto no le salvará de un accidente, por exceso de velocidad, que cometa otro.

Hagan cumplir las leyes, de lo contrario serán cómplices de estos hechos.


reveron.jose@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2578 veces.



José Agustín Reverón


Visite el perfil de José Agustín Reverón para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a92188.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO