Los hechos y los detractores

Cuando el PNUD presentó su informe y pudo constatarse una vez más, que en Venezuela había descendido la pobreza; los intelectuales, académicos y opinadores de la oposición iniciaron una tarea para cuestionar un hecho (logro) que es uno de los aspectos más sobresaliente y notorios del proceso bolivariano. Desde diferentes paginas Web y espacios en los medios escritos se construyeron artimañas para tratar de desconocer un cambio de una situación (drama) creada por los adecos y copeyanos en sus respectivas gestiones guanábanas. Se ha puesto en dudas la disminución de la pobreza y se “ignora” el origen de esos altos niveles de pobreza.

El ridículo mayor en esta tarea de esconder este logro, fue muy bien representado por Julio Borges, que en una de las “explicaciones” que ofreció para desconocer el logro registrado por el PNUD, fue explicar que los datos que sirvieron de base para determinar la reducción de la pobreza en Venezuela, correspondían a datos del año 2007.


II

Nadie ignora la cantidad de veces que los Estados Unidos ha manifestado su preocupación por la democracia Venezolana, que pelo a pelo (como dicen los galleros) es muchísimo más profunda que la ofrecida por los adecos y copeyanos y voto a voto, es también mucho más social y consistente que la democracia de los Estados Unidos. No hay ningún registro que nos permita poner en evidencia, las preocupaciones de los gobiernos norteamericanos cuando el supuesto “padre” de la democracia venezolana soltó esa frase tan humana, democrática y respetuosa de los derechos humanos de “disparen primero y averigüen después”. Es imposible encontrar una evidencia o una voz disonante de los intelectuales de esa época porque veían para otro lado y los que hoy dicen serlos, afortunadamente se salvaron de esa doctrina de “disparar primero y averiguar después”, porque muchos estaban “encanados” en el cuartel San Carlos y otros, se conservan vivos porque pasaron una larga temporada en el jardín botánico haciendo las veces de guerrilleros.

Los altos niveles de pobreza generados por AD y COPEI, los desaparecidos, el rotundo veredicto de “acta mata a votos”, las políticas de “borrón y cuentas nuevas” con los dineros que el gobierno le “prestaba” a los prósperos empresarios de hoy, el proceder tan humano de “disparen primero y averigüen después”, las masacres en diferentes regiones del país y los cientos de estudiantes tirados en las calles con el cuerpo lleno de balas por haber salido a manifestar a la plaza de las tres gracias; suena hoy como un invento de una morbosa imaginación “castro-comunista”. Los analistas no recuerdan nada y no hay mucho que esperar de estudiantes universitarios de la generación de condorito, que tiene únicamente sus culitos para mostrar. Más de eso imposible.

Los intelectuales amnésicos, mentirosos y manipuladores se han dado vida con la denominada “crisis financiera”. Ven en la carroña de esta “crisis” lo que no vieron ni recuerdan del negocio que resultó ser para profesionales banqueros, la crisis financiera de Caldera. Ahí están todos con los hocicos hediondos intentándole sacarle provecho político a la quiebra de los bancos y mientras ellos tienen sus hocicos metidos en la carroña; Chávez con su genialidad (que Teodoro lee como incapacidad) parece fortalecerse porque la conducción de este episodio la afrontó como no lo hizo la democracia adeco/copeyana.

III

Ángel Rosenblat manifestó hace muchísimo tiempo (década del sesenta) su angustia por la calidad de la educación en Venezuela. Después de esta alerta se han oído otras tantas más y recuerdo, que una de las últimas se concretó en el famoso informe de la comisión de notables (COPEN). A mediados de los años ochenta, la Comisión conformada entre otros por Prieto Figueroa, Orlando Albornoz y Coordinada por Arturo Uslar Pietri, fueron enfático en reconocer las dimensiones de la crisis educativa. La crisis era evidente no porque los escolares (incluyendo a los universitarios) no sabían leer ni escribir, sino porque además de esa falla, la escuela formal había abandonado desde hacía largo tiempo la enseñanza de valores y porque la escuela real (televisión) enfatizaba en los antivalores.

A pesar de la envergadura intelectual de Ángel Rosenblat, Arturo Uslar Peietri, Prieto Figueroa y Orlando Albornoz (entre otros) que alertaron sobre la crisis educativa y la escasa pertinencia del proceso educativo, pueden leerse hoy juicios de expertos cuestionando la masiva política de inclusión educativa de este proceso, porque desde su perspectiva y entendimiento, a la educación venezolana y particularmente a la gestión educativa Chavista le falta calidad. Una evidencia de este juicio puede verse en un trabajo publicado este martes (15/12/09) en Últimas Noticia con la firma del Profesor César Villarroel, a quien no se le puede quitar su calificación de alto experto en evaluación educativa, pero peca al pensar, creer y exponer que la baja calidad de la educación venezolana es un virus que merodea las universidades y centros educativos creados por esta gestión.


IV

¿Saben en cuántos mítines de 2%, Teodoro tuvo la opción de juzgar calificar y de corruptos y ladrones a cuanto adecos y copeyano apareciera en escena? ¿Saben cuántos insultos y ofensas le “canchó” Teodoro a los adecos y copeyanos durante su paso por la izquierda y su estadía en el Jardín Botánico?

¿Saben cuántas veces condenó Teodoro desde el congreso a la democracia de ese momento? A pesar de eso; Teodoro, que de autoritario y déspota tiene bastante, muestra en el editorial de este martes (15/12/2009) su dolencia porque Chávez solicitó 30 años de cárcel para la jueza que dejó en libertad a Eligio Cedeño. No importa que la Jueza haya violentado elementales procedimientos, ni que Eligio Cedeño estuviera siendo procesado con un “camión de evidencia en su contra. Esos hechos carecen de sentido, porque lo trascendente es que Chávez pidió 30 años de cárcel para la jueza. Por eso, Teodoro, califica a Chávez de autócrata y de controlar los tres poderes, perro la verdad verdadera, que Teodoro “ignora” es que durante el corto periodo de Carmona; la selecta elite antipartidos, El MAS, PJ, COPEI y otras organizaciones aplaudieron con goce la eliminación de todas las instituciones y Carmona la asumió todas

Nadie ha negado (hasta donde sé) que en el proceso no existan problemas y que aún se esté lejos de los resultados deseados. Nadie niega que en el proceso existan los mañosos y corruptos. Muchos de esos “mañosos” y de la “vida fácil”, seguramente tienen un pasado adeco o copeyano y andan en lo que es su razón de ser: robar y tomarse los dineros públicos; pero así como esa situación se reconoce y presenta; es incuestionable el interés que ha mostrado Chávez para combatir y erradicar todas prácticas que conspiran con uno de los valores supremos que el proceso tiene interés en imponer en Venezuela: Una Nueva ética.

Esta manera como viene tratando y “analizando” los intelectuales de la oposición y sus dirigentes los temas políticos del momento, pueden ser calificados de muchas maneras. Por lo pronto tengo mi propia versión que ya en otra oportunidad he plasmado, pero que no tengo problema en ratificar nuevamente. Esa manera de “olvidar”, no recordar, “ignorar” y de manipular los asuntos no deja de reflejar lo asqueroso de ese mundo.

evaristomarcano@cantv.net










Esta nota ha sido leída aproximadamente 1744 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a91836.htmlCd0NV CAC = Y co = US