Construcción del Proyecto Bolivariano en 5 tiempos

Retos de la Revolución venezolana: Producción y gestión revolucionaria rumbo al Socialismo (IV)

El poder de la Revolución Bolivariana que irradia en Sur América y el resto del mundo proviene principalmente de la organización del pueblo en las comunidades, aparte del indiscutible liderazgo de Chávez; sin embargo hoy, el nivel de la batalla que está planteada para esta revolución exige mucho más que eso.

Para que Venezuela y el mundo profundice su rumbo hacia el socialismo, con mayor solidez, y logre revertir el ecocidio y genocidio[1] que sucede día a día, el pueblo venezolano debe defender como banderas de lucha, con mayor agitación, movilización y organización revolucionaria, temas de carácter programático. En la agenda contrarrevolucionaria está claro que debe debilitarse cualquier aproximación a una agenda popular y soberana, en la mente y el corazón de los hombres y mujeres de este país, del continente y el mundo entero. Entonces, ¿a qué apuntar?

1. La Revolución Bolivariana representa la cabeza de playa de la ofensiva contra el imperialismo y faro-guía para el rumbo hacia la revolución mundial.

2. El liderazgo de Chávez encabeza la embestida política-ideológica contra el sistema capitalista.

3. Se ha avanzado mucho en la revolución política, la cual agudiza contradicciones en la base económica de la sociedad a través de decisiones de gobierno, sin embargo, poco se ha cambiado en esa base, se mantienen fuertes rasgos capitalistas en cuanto a la concentración de riquezas, sobre todo el peso en el manejo de recursos por parte del sector financiero privado. No se ha avanzado suficiente en la revolución cultural, y seguimos en desventaja en la batalla comunicacional. Hay que producir comunicador@s que defiendan una libertad de expresión que sea expresión de libertad: Digna, honesta, comprometida, democrática y soberana.

4. La construcción del Poder Popular debe girar en torno a las comunas[2] socialistas: El reordenamiento de tierras urbanas y rurales por los comités de tierras; la gestión de obras y proyectos de parte de los consejos comunales a favor de sus comunidades, son ejemplos y referencias históricas que están marcando una guía. Pero en ese germen de participación revolucionaria tampoco se ha trastocado la dinámica económica capitalista. El debate debe partir por asumirse como un nuevo acuerdo de convivencia comunitaria que responde al Proyecto Nacional Simón Bolívar 2007-2013 (PNSB), según el contexto en el que surge. Sus tareas inmediatas como autogobierno deben plantearse alrededor de la defensa de la revolución y diagnosticar sus relaciones de propiedad, producción, distribución y consumo para lograr modificarlas radicalmente.

5. Las comunidades, el campesinado y los obreros deben agitar, movilizar y organizarse con una política y una estrategia cada vez más consciente y consecuente para mantener y profundizar el avance en la recuperación de sectores estratégicos de la economía, que produzcan a favor del pueblo, el cual se debe articular con el desarrollo de la propiedad social de los medios de producción en cuanto a su distribución, pero sobre todo hacia la participación de la comunidad, el campesinado y la clase obrera en la planificación, ejecución y control de la producción y distribución de bienes y servicios.

6. Para el avance en la lucha por el poder, la direccionalidad política de las fuerzas revolucionarias, debe co-sustanciarse en el contenido programático de la Carta Magna, del PNSB y del discurso Presidencial en sus rasgos esenciales. El asunto clave para evitar cualquier marcha atrás en nuestro rumbo es la formación socio-política fundada en la ética socialista, la conciencia del deber social y de sus procesos de vida en lo social, político y espiritual[3].

7. Al explotador, a la burguesía, a sus lacayos y a su masa de seguidores se les debe mantener divididos, las contradicciones que conlleva la crisis/reajuste capitalista[4] permiten priorizar los enemigos a enfrentar: El imperialismo yanqui con sus aliados locales más serviles deben ser el primer objetivo. No olvidar nunca que una revolución socialista se plantea en la lucha de clases que atraviesa, acabar con la explotación del hombre por el hombre como objetivo final.

8. Hay temas de la coyuntura a nivel mediático que marcan las matrices de opinión nacional y se refieren directamente a objetivos estratégicos de la Revolución Socialista Bolivariana. Es un deber de tod@s l@s comunicador@s de la Revolución abordar lo siguiente:

.- El reposicionamiento militar gringo en el continente, marcado por la reactivación de la IV Flota y ahora con el establecimiento de las bases militares gringas en Colombia, define más el carácter intervencionista y belicista de la Potencia del Norte y su gobierno títere, representado en el rostro lleno de buenas intenciones de Barack Obama.

.- El golpe de estado de Honduras es contra el proyecto Bolivariano, la respuesta del movimiento popular venezolano debe ser una extensión de la respuesta del movimiento popular hondureño, la defensa de la soberanía de honduras contra las oligarquías locales y el imperio gringo es la defensa de la soberanía de Venezuela y del ALBA. A fin de cuentas, el objetivo real de EE.UU, con todo su apoyo a los acontecimientos en Centroamérica, sigue siendo Venezuela, su influencia política y su petróleo a través del lado más débil de la Alianza Bolivariana[5].

Es importante hacer notar cómo las principales matrices mediáticas y declaraciones de altos funcionarios de los gobiernos de EEUU, Israel (violadores de resoluciones de la ONU a través de la historia) y Colombia (entre los primeros lugares en violación de DDHH) se articulan al unísono para golpear a nivel diplomático, político y comunicacional, en primer lugar a Venezuela, seguidamente a Ecuador, Bolivia y Nicaragua; con temas como el tráfico de armas y de drogas, lavado de dinero y protección a terroristas. Todas estas imputaciones buscan preparar el escenario adecuado para sostener declaraciones que se asemejan bastante a una declaración de guerra entre Estados: Existen “gobiernos populistas” que pueden “provocar una respuesta internacional” en su contra. Sólo falta que se delegue a algún paladín de la justicia mundial, como EEUU, para “restablecer el orden mundial”. Entonces ¿hay o no un claro ataque del imperio y sus lacayos contra el ALBA?

.- La redistribución de la renta es un hecho de fuerte impacto en comparación con muchos países del continente, que si bien no ha diversificado la economía de manera significativa, permite a la Nación avanzar en conquistas como:

a. Mejorar la esperanza de vida, la inserción a la educación y los ingresos de l@s venezolan@s[6].

b. Enfrentar el latifundio en la tierra, el espectro radial y televisivo en manos de muy pocas familias adineradas.

c. Tomar el control y asumir la propiedad de los medios de producción estratégicos, con función social para la nación (la Faja Petrolífera, CANTV, las empresas cementeras, las relacionadas al mercado de consumo interno de combustible y las conexas a la realización de las actividades primarias del sector de hidrocarburos, entre otras).

.-  La guerra económica que busca poner a prueba a los distintos actores del proceso bolivariano y profundizar la revolución económica, fue declarada por el gobierno, a través de PDVSA, a la burguesía improductiva y vividora de la renta del petróleo, caracterizada por promocionar la corrupción estatal, violar los derechos laborales y ambientales. Aquí hay dos elementos a resaltar:

a.- La industria petrolera ha convertido a Venezuela en una verdadera potencia latinoamericana y caribeña, eje fundamental de la recomposición de una actividad socio-productiva y promotora de la redistribución de las riquezas a nivel local y regional; al mismo tiempo han sido sus trabajadores, puntal de agitación y movilización a favor de la revolución en las distintas contiendas políticas y ejemplo vivo del impulso de esas nuevas relaciones internacionales de cooperación y solidaridad entre las naciones. PDVSA y sus trabajadores tienen un solo objetivo estratégico: La construcción del Socialismo. Esta guerra los define cada vez más como anti-imperialistas y anti-oligarcas, que apoyados en la dirección del Ministro Rafael Ramírez afirman el objetivo estratégico en PDVSA: la construcción del socialismo, por lo tanto, tiene que ser una zona que irradie socialismo y una empresa que odie a la oligarquía[7] .

b.- Las probables reservas petroleras de Venezuela la colocan en el primer lugar a nivel mundial[8], por lo mismo será un objetivo político y económico fijo de los factores de poder mundial, partiendo del hecho que este recurso es el que mantiene el desarrollo industrial y el modelo de consumo de las principales potencias y del resto del planeta.

.- Profundizar el debate y las acciones para reformar y transformar el modelo educativo, dirigido hacia la formación de hombres y mujeres constructores de una patria libre y soberana. Hasta el momento el modelo educativo castrante mantiene gran fortaleza sobre las mentes y corazones de los niños, niñas y jóvenes. Por tal razón se está en presencia del segundo combate abierto en estos dos años, sobre una educación que abra el camino hacia la producción de una formación liberadora, fundamentada por la recién aprobada Ley Orgánica de Educación, la cual plantea la rectoría del Estado:

a.- Desconcentrar la propiedad del producto del conocimiento de los estudiantes: Transitar la visión de la formación de técnicos, profesionales e investigadores en función de los intereses de fundaciones y empresas, y pasar a integrarlos a la satisfacción de  las  necesidades de la sociedad.

b.- Desmontar las reglas que mercantilizaron la educación, establecidas por los dueños de los centros educativos: entre los distintos grupos, los representantes de la iglesia utilizaron muy bien el poder de su sotana para adoctrinar a l@s niñ@s y juventud, justificar la estratificación social y ponerle precio según las reglas del mercado a lo que denominan “la buena educación”.

.- Se debe definir y aclarar una y otra vez la diferencia entre la propiedad privada y la propiedad personal, ratificando que la meta planteada por la Revolución Bolivariana es recuperar la propiedad de los medios de producción estratégicos.

.- ¿En dónde radica el pecado de ser rico? En las consecuencias de los que concentran riquezas a causa de la propiedad privada-oligopólica de los medios de producción. Hay que hacer memoria sobre quién ha expropiado históricamente al obrero, campesino y al pequeño propietario ¿a nombre de quién se ha hecho tal acción? ¿quién se ha favorecido?

.- Concentrar esfuerzos en la legitimación de puentes comunicantes revolucionarios entre las organizaciones sindicales con el partido y el gobierno. Este reto debe apoyarse sobre el freno a la fragmentación del movimiento sindical y de las acciones foquistas de calle. La unidad y la elevación de los niveles de conciencia de la clase obrera son claves para la consolidación de la propiedad social de los medios de producción. Igualmente debe avanzarse en el fortalecimiento del Frente Obrero dentro del PSUV, de los consejos de trabajador@s y los comités socialistas para su incidencia en la gestión de las empresas del Estado.

El Presidente Chávez ha sido bien contundente en el papel de la clase obrera en la Revolución, debe tomarse como referencia al menos los discursos de conmemoración del primero de mayo del 2008 y 2009:
“Es imperativo la unidad de la clase obrera venezolana, la unidad con el pueblo venezolano, con la revolución Bolivariana, la unidad para construir el socialismo… debe darle forma concreta al socialismo. Así como se construye un edificio, como se construye una mesa… Hay que elevar el nivel de conciencia de batalla… (y) el objetivo de la clase obrera…tiene que ser hacer la revolución Bolivariana y construir el socialismo… tenemos que hacer una guerra a muerte contra la corrupción, contra las mafias sindicales, contra el viejo sindicalerismo que trafica con el dolor de los trabajadores, que trafica con la pobreza del pueblo”
“No hay socialismo sin clase obrera: sólida, consciente, comprometida con lo que está naciendo en Venezuela que es el socialismo”.

Continuará….

 



[1]    Ver parte I de La Construcción del Proyecto Bolivariano en 5 Tiempos.

[2]    Forma de organización proveniente de la época feudal en Europa y previamente de ciertos grupos aborígenes del continente americano. Estas experiencias adquieren connotación política e histórica con el gobierno de la Comuna de París en 1871, basado en ideales del anarquismo y el socialismo.

[3]    Ver parte III de La Construcción del Proyecto Bolivariano en 5 Tiempos.

[4]    Ver parte I de La Construcción del Proyecto Bolivariano en 5 Tiempos.

[5]    Ver parte II de La Construcción del Proyecto Bolivariano en 5 Tiempos.

[6] Se resume en el índice de Desarrollo Humano o IDH, que según la ONU mejoró de un 0,69 en 1998 a 0,84 en el 2008, siendo 1 el nivel ideal.
[7]    Leer discurso de Rafael Ramírez del 14 de Julio, en Cabimas, Estado Zulia, con motivo del Primer Encuentro de Comités Socialistas de trabajadores de la industria Petrolera.
[8]    Para Agosto de 2008, las certificaciones de crudo en la Faja Petrolífera del Orinoco, colocaban las reservas probadas del país en el tercer lugar a nivel mundial con 134.866 millones de barriles, según la Revista Petroleo y Revolución, Número 8. órgano Informativo de Ministerio del poder Popular para la Energía y el Petróleo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3266 veces.



Olaf A. Ciliberto. G


Visite el perfil de Olaf Ciliberto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a86909.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO