El paramilitarismo por dentro...

Sin lugar a dudas que las revelaciones hechas por Rafael García no forman parte de los titulares de la gran prensa burguesa, tanto la venezolana como la neogranadina, revisamos por todos lados y nada o casi nada aparece, salvo los medios del estado, y esto es precisamente por lo peliagudo del tema y las implicaciones con factores de poder que se mueven activamente en la política oposicionista no solo a Chávez sino a todos los gobiernos progresistas del continente y del mundo. ¡La burguesía del mundo unida!, nunca antes los medios burgueses habianse visto en tan evidente desnudez motivado por el desarrollo de los acontecimientos en donde no pueden ocultar que se deben a oscuros intereses del capitalismo mundial y principalmente del imperialismo. La prensa, la radio y la televisión es objeto de la más cruel censura en un tema que en circunstancias de la existencia de una prensa, radio y televisión libre y autónoma, unas declaraciones de este tipo formaría parte de unas cuantas primeras páginas durante unos cuantos días. El silencio cómplice delata a estos medios burgueses y despeja el camino para el necesario impulso de unos medios que sean capaces de hacer periodismo antes que proselitismo político. El único periódico en Venezuela que con toda seriedad asume su posición política es el Diario Vea, quien sin cortapisas admite su posición política de defensa a la revolución, a los burgueses esto no les gusta, pero el pueblo le otorga la credibilidad de ser un medio que asume su posición, los medios de derecha por el contrario ocultan su verdadero papel para aparentar una supuesta independencia que no es tal.

Permítanme esta digresión, no obstante, hablar de las declaraciones de este señor, que admite haber estado involucrado con operaciones ilegales en Colombia cuya razón fundamental estaba dirigida a perjudicar a nuestro país en muchos casos, su gobierno e instituciones, no pueden estar al margen del contexto general, los planes imperiales para golpear a los pueblos que hacen su revolución. Asimismo todo esto deja muy mal parado al presidente Uribe, sobretodo porque se corrobora los profundos lazos que mantiene la estructura de poder político en Colombia con los criminales que manejan absolutamente todo el poder, incluso, el poder de colocar a quien quieran en la presidencia o cualquier cargo "de elección popular".

Otro golpe fuerte es para los factores de oposición venezolana, los radicales, los que conspiran, los que obcecadamente se dedican a entorpecer cualquier salida democrática y al más puro estilo fascista le dan una patada a la mesa para recurrir a salidas como el magnicidio y el golpe de estado. No se puede catalogar de otra manera sino de fascismo puro la actitud, de la cabeza al menos, de la oposición venezolana...si ponemos atención, desde hace rato "la línea blanda" de la oposición venezolana perdió el control de todo y solo le queda plegarse a los designios de los más extremistas, los promotores del golpe de estado, de los planes desestabilizadores y del magnicidio o todo junto en una "merengada" delicada y peligrosa.

Detrás de todo está el imperio, no es nuevo el modus operandi gringo, recuerden los Irán-Contra en Nicaragua, y más reciente y cerca aún, el plan Colombia, y ahora las bases militares en el vecino país. Pero es importante destacar que lo narrado por García no son casos ocurridos fuera del contexto del sometimiento de la soberanía colombiana por tropas y contratistas gringos, forma parte de una misma cosa, es la misma estrategia y el diseño de la misma está en los cerebros macabros que el imperio paga muy bien para que derramen todo su veneno en contra de nuestros pueblos. Los paramilitares colombianos forman parte de la estructura de poder del estado colombiano y las revelaciones de García dan claras señales sobre lo que ocurrirá en Colombia con el referendo para permitir la reelección de Uribe.

Tomando como ciertas las aseveraciones de García, y lo son por cuanto las evidencias son de tal fuerza que existe gente en Colombia encausada por éstas, cuando García se refiere al fraude electoral, le está enviando un mensaje al mundo en donde el estado colombiano se convierte en una especie de estado forajido, sin ley y sin mecanismos para garantizar la democracia, un estado en donde desde ya se sabe que Uribe ganará el referendo y luego un tercer y cuarto periodo si le conviene al imperio, incluso, la propia burguesía colombiana está al margen de las verdaderas decisiones de poder del imperio, si no que lo diga Juan Manuel Santos. De estas anomalías no dice nada la prensa venezolana; en Colombia está en marcha un fraude más ante la indiferencia del mundo y del imperio, por cierto, parte interesadísima en que ese fraude se concrete, esto se desprende de las revelaciones de García, pero no puede ser indiferente a nuestros pueblos algo de esta magnitud. Sin duda que Uribe es la mejor carta conque cuentan los gringos para ejecutar sus políticas, sus prácticas ilegales lo convierten en el títere que desean los gringos tener al frente del país que cuenta con bases estratégicas como la de palanquero y por ello el mismo complejo industrial militar que mantiene en Honduras a Micheletti en Colombia impone a Uribe, de allí las simpatías de Uribe por el dictador Hondureño.

El imperialismo siempre hace uso de las prácticas paramilitares, eso no es un secreto para nadie, o es que acaso una invasión no se trata de una acción paramilitar, el uso de los llamados "contratistas" que no es nada nuevo y ya en la guerra de Vietnam eran utilizados, quizás con algún disimulo que ahora desaparece para dar paso a una manera descarada de usar paramilitares en sus intervenciones. El paramilitarismo y la droga se han dado siempre la mano y cuando un estado llega al extremo de penetración paramilitar como el colombiano no podemos estar sino en presencia de un estado paramilitar y por ende narcotraficante. A pesar de esa cruda realidad, el imperio, es decir, el mayor estado paramilitar y narcotraficante del mundo tiene en su portafolio la llamada "certificación" de la droga, posee veto en el Consejo de Seguridad de la ONU y financia su economía con las ganancias del narcotráfico; no solo se trata de los 50 millones de consumidores en su propio territorio, se trata que para la lógica capitalista-imperialista no son 50 millones de enfermos producto de un estado putrefacto, para ellos, para su lógica, se trata de 50 millones de consumidores que contribuyen al sostener el sistema capitalista universal.

Las conexiones de toda esa superestructura económico-militar que sostiene el imperio, o el llamado complejo industrial militar, llegan sin duda hasta las salas de redacción de todas esa grandes cadenas que se prestan para la más absurda manipulación de la verdad. Que los medios lleguen a obviar unas declaraciones del tenor de las dadas por Rafael García no hace sino corroborar que todos estos medios burgueses vienen siendo sostenidos por esa poderosa maquinaria en donde la oposición fascista está inmersa hasta los tuétanos ¿Porqué tanto silencio de Globovisión? Seguramente estarán trabajando en la contraofensiva, tratarán de desvirtuar las declaraciones de García, que es un criminal, pero tuvo la valentía de reconocerlo, por el contrario, aquí hay otros criminales que insisten en comportarse como gente decente pero la realidad los coloca en demasiada evidencia.

Dadas las implicaciones que tiene para el país este tipo de declaraciones, el estado, además del esfuerzo enorme que viene haciendo por dar a conocer lo que en Colombia y el mundo está completamente vedado, el estado nacional debe obligar legalmente a los medios para que actúe en consecuencia con los principios básicos de la libertad de expresión y el derecho que tenemos todos a estar informados. Las declaraciones de García nos permite conocer por dentro el paramilitarismo y sus amenazas para con la patria, no podemos despachar alegremente el tema, es necesario generar conciencia en todos en torno a las terribles consecuencias de los planes de los paramilitares colombianos; no solo se trata de la infiltración de hombres armados para asesinar al presidente, se trata de planes concretos para invadirnos de droga, planes incluye la corrupción de nuestra gente, con dinero sucio a manos llenas y que amenaza a toda nuestra generación. Detener el estado criminal colombiano debe ser una batalla del pueblo colombiano y del latinoamericano junto a todos los gobiernos progresistas, lo ocurrido en Bariloche es un triunfo importante, la reunión del Consejo de Seguridad de UNASUR igual, son acciones concretas para detener la locura que significa tener un estado manejado por forajidos, y para lamentarlo más, un estado perteneciente a una de las naciones liberadas por Bolívar, la Colombia, la Gran Colombia. El pueblo, el amor y la humanidad triunfará sobre todos los maléficos planes que desde las más altas esferas del poder imperial se impulsa para detener el despertar de Latinoamérica...¡No lograrán detener a los pueblos en sus sueños de redención!

latojeda@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1781 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor