Observación sobre el artículo "No cobremos impuesto por el monto de ganancia; sino por la tasa de plusvalía"

Acerca del Impuesto directo sobre la tasa de plusvalía

  Lea el artículo "No cobremos impuesto por el monto de ganancia; sino por la tasa de plusvalía"


De entrada, teórica y científicamente no es conveniente castigar la especulación con una mayor tributación fiscal. Sería como castigar el contrabando con multas pecuniarias. Esto en nada deniega que el autor del artículo del epígrafe se muestre muy acertado al querer castigar con mayores cargas tributarias a los empresarios con elevadas tasas de ganancia. Sin embargo, no debe pasarse por alto las magnas leyes del mercado burgués. Precisamente, las empresas de menor giro, las que acusan mayor contrata de mano de obra en vivo en comparación con su empleo de capital constante, son las que obtienen mayores ganancias relativas debido a sus mayores tasas de explotación o de plusvalía. Se trata de las empresas pequeñas y medianas caracterizadas por operar con una menor Composición Orgánica de Capital CO). Es que, si dejamos a un lado los rendimientos de maquinarias y equipos para determinada calidad de materiales primos), en estas empresas la productividad del trabajo suele disparar la plusvalía a todas las alturas ya que ésta por naturaleza propia queda referida a un alto empleo de mano de obra (capital variable, en la terminología marxista) en comparación con maquinarias, equipos, energéticos, etc. Recuérdese que las tasas de ganancia y plusvalía están calculadas en relación al complemento de coste constante de cada manufactura. La tasa de ganancia es la expresión final, en el mercado, de la tasa de plusvalía intrínseca al proceso productivo. Esas mejores tasas de plusvalía propias de la pequeña empresa aguijonean a los demás productores afines que operen con iguales o mayores CO. Digamos que excitan la competencia, todo lo cual termina provocando bajones en los precios y al final y teóricamente sus tasas de ganancia terminan bajando y ajustándose a un valor tendenciosamente medio y decadente, a pesar de seguir acusando altas tasas de plusvalía. Los movimientos o migraciones de capital y las rivalidades económicas intraclasistas en búsqueda de iguales tasas de ganancia, a partir de desiguales tasas de plusvalía, son precisamente el "talón de Aquiles" del régimen burgués. Es por eso que todo "libre mercado" impone a los empresarios de mayor capital la toma de medidas políticas proteccionistas, el dumping, etc. Súmese que el empresariado burgués niega la existencia de la plusvalía, y como el capital en juego es pequeño, los empresarios buscan igualar la rentabilidad absoluta de los capitalistas mayores, y termina haciéndolo a punta de precios especulativos. De manera que la salida a favor de una más sincera y "justa" recaudación tributaria proveniente de los empresarios y comerciantes de cualquier tamaño, así como de los artesanos y profesionales de libre ejercicio, podría ser la toma de severas medidas anti fraude y anti especulación, que pasaría por una toma paralela de severas medidas contra "maraqueros" y corruptos varios que pudieren germinar en el Fisco Nacional. El ejercicio de la Contaduría Pública y Administración debe recibir un tratamiento muy especial, habida cuenta que es en manos de estos profesionales donde en última instancia está la sinceridad del costo de producción, el margen de ganancia, etc. La colusión y prevaricación entre/de algunos funcionarios de Hacienda Pública y algunos contribuyentes es de vieja data. Es de amplio radio de operaciones en el mundo. Aprovechamos para sugerir la eliminación gradual del pago Impuestos sobre la renta para los funcionarios públicos de mediano y bajo rango administrativos. Su cobranza está traduciéndose en una antieconómica duplicidad de gastos administrativos. Efectivamente, el Estado paga en términos brutos y luego les descuenta tributos por anticipado, y además les pide que declaren impuestos sobre ingresos anuales, como si el Estado mismo no llevara los libros contentivos de las nóminas de los funcionarios públicos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3371 veces.



Manuel C. Martínez M.


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: