La crísis en revolución

Pildoritas 63 (año 02)

Hay, claro, en el campo de la contrarrevolución, quienes afirman que la crisis ya empezó, lo cual realmente no es cierto, pues las medidas anunciadas por el Presidente son medidas como él las llamó “anticrisis”, es decir son acciones destinadas a que la crisis causada por el capitalismo salvaje, de quienes son incondicionales, los que se acuestan y se levantan en la esperanza de que Chávez se vaya, no nos llegue, al menos con la intensidad en que ha afectado otros países del mundo, sobre todo del mundo en manos del neoliberalismo.

Son tan miopes quienes adversan al gobierno que no se quieren dar por enterados, que una de las medidas fue el aumento del sueldo básico parta todos los trabajadores, aumento que en verdad, no es el 20 por ciento anunciado sino bastante más si se le suma el cesta ticket y se acepta una realidad, exclusiva de la Revolución venezolana, que es que los venezolanos, que mayoritariamente reciben el salario mínimo son los que van a Mercal y Pdval, donde tienen la ventaja de estar blindados contra la especulación de los mercados en manos de los capitalistas hambreadores, pero además no tienen que recurrir a las extremadamente especuladoras clínicas privadas, sino que tienen Barrio adentro, CDI, CRI, Seguro Social y muchos hospitales que a pesar de que en algunos de ellos hay fallas por resolver, son alternativas para el pueblo.

Así que si sumamos todas esas ventajas, el salario mínimo, así se desgañiten los opositores gritando lo contrario, está blindado contra la inflación, pues la revolución se ha cuidado muy bien de evitarlo, mediante organismos paralelos a los capitalistas. a los cuales quienes menos recursos tienen pueden acudir para satisfacer sus necesidades básicas.

Su desilusión por ello ha hecho mella en sus humanidades, que por lo menos este fin de semana no pudieron conciliar el sueño, porque jamás se imaginaron, ni pueden entender que como ellos presagiaban ni se rebajó el sueldo mínimo, mas bien se aumentó, les parece imposible que el desmadre que ligaban con la paralización de El Metro, se resolviera entre los trabajadores y el gobierno, es decir andan como locos sin rumbo, desesperados y por ello peligrosos, por lo que ya están anunciando guarimbas, en la educación, a favor de su líder el filósofo del Zulia, ahora imputado por supercorrupto y por la pérdida de los puertos y aeropuertos que habían transformado en antros y reductos de mafias de todo tipo. De todas maneras, existe la posibilidad de que si aun les queda un ápice de cordura, no se les olvide que el Chávez, la Fuerza Armada y el pueblo de hoy no son los del 2002, y se van a encontrar con esa tríada invencible que les va a infligir una nueva derrota pero esta vez sin permitir que causen al pueblo los daños del golpe de abril y el paro petrolero.-


EL PARO (¿?)

Los sindicaleros de la educación, ilegales como el que más pues ni fueron electos por nadie, no están autorizados por el CNE, como manda la Ley del trabajo, y son sujetos que tienen lustros que no se aparecen en un aula de clase, lo único que los caracteriza es que son golpistas, titulo que lograron por los méritos demostrados en los días de abril en la era de Carmona, son fósiles de la IV, que se enriquecieron durante los 40 años anteriores a la llegada de la Revolución con las jugosísimas comisiones que les quedaban por la discusión de los contratos colectivos, que por esa razón se hacían con frecuencia para serruchar las enormes ganancias con lo ministros de turno.

Ahora cuando en 10 años jamás los educadores conscientes que son los más, se han llegado a parar en sus labores, y en los momentos en que los sindicatos con cualidad legal, están en plena discusión de un contrato realista, bien avanzada por cierto, estos sinvergüenzas llaman a un paro, todo el mundo sabe entonces que lo hacen es por el desespero de ver como se les alejan las posibilidades de poder seguir chupando del presupuesto.

Pero como estos individuos no tienen más nada qué hacer, inventan un llamado a paro que no les va a resultar porque en estos momentos este gobierno no es el que nos gobernó por 40 años, ya demostró que en el paro petrolero, no pudieron, y ahora menos lo podrán hacer pues esta es otra Venezuela y hay muchos maestros haciendo cola para ingresar, ávidos de ejercer su profesión, en reemplazo de quienes lamentablemente han colocado por encima de los intereses de la Patria sus propios intereses, sin caer en cuenta del daño que ellos mismos se hacen e intentan hacerle a millones de niños, niñas y adolescentes, futuro de este país.-

yuviliz40@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2332 veces.



Saúl Molina Z


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: