A mis compañeros bolivarianos

No se a cual de mis escritos te refieres Cirilo, pero todo revolucionario entiende como revolución a un cambio continuo de un estado de cosas, sea este económico, político o social y todo revolucionario verdadero es un soñador, sueña con un mundo mejor y socialmente más justo. Las revoluciones se hacen para beneficio de la gente del pueblo más necesitada y explotada por la clase dominante oligarca. Para ello, es necesario cambiar y modificar las viejas estructuras.

 Chávez, guste o no, es una consecuencia directa de los nefastos gobiernos del pasado adeco, copeyano. El que no lo comprenda así es que vivía en las nubes, o es oligarca o pitiyanqui.

Las revoluciones son lentas, no se transforma todo en cuatro días, todo tiene su tiempo y su propio espacio en el tiempo. Este es un proceso muy particular, es una revolución que aun no llega a serlo por completo, es pues este apenas en un proceso de tímidos cambios pacíficos y dentro de las normas de juego de la llamada “democracia capitalista”.

Estamos en peligro a cada instante. Se juega a realizar el proceso de cambios con los conceptos, las normas y la mentalidad del pasado capitalista oligarca, pues como bien dices Arnoldo, cuesta mucho desaprende lo malo y aprender lo bueno.

Ya sé Arnoldo, que deberíamos haber marchado más rápido, y con más fuerza, pero no se ha podido, existe una quinta columna, de infiltrados, oportunistas y mimetizados, que están aún dentro del proceso mismo, dentro del gobierno bolivariano y su función y labor de zapa, es la de sabotear y frenar los cambios revolucionarios, crear descontento en la masa del pueblo a causa de la ineficiencia y de la burocracia creada por ellos mismos, la llamada quinta columna endógena, ,  y lograr de esta forma,  sin disparar un solo tiro. El fracaso y la derrota del proceso bolivariano.

Burocratismo, definición del Che Guevara:

 La demora en la solución de los problemas debida al trámite innecesario.

Es cierto, que leer y escribir es mi pasatiempo más preciado por ahora. Todo los procesos son así, pienso que como bien dice nuestro líder Hugo Chávez, o estas conmigo o en mi contra, eres mi amigo o mi enemigo, por lo que me dices Arnoldo, interpreto que tienes familiares y compatriotas cercanos que no piensan como tú.  Pero bien te advierto, que el día aciago, que pierdas tus convicciones y tus creencias, ya no eres nadie, dejas de ser tu mismo.

No, Alfonso, no todo lo que llega al final muere, lo mata sí los errores y el tiempo infinito (el tiempo, sabes tú que no existe es un concepto abstracto inventado por el ser humano) Todo lo que nace, se transforma para al final morir sea lo que sea. Aún las revoluciones.

Es necesario por el pueblo sediento de justicia, continuar y vencer, nunca antes estas palabras fueron tan ciertas, no existe otra oportunidad más en nuestra vida, para lograr el triunfo de este proceso. Ciertamente, bien puede durar este proceso indefinidamente, más incluso que nuestras vidas. Me refiero, al tiempo histórico, a los hechos que se han de ir sucediendo en el futuro mediato y más allá. Cuando ninguno de nosotros estemos presentes.

Te digo Arnoldo que el deseo egoísta de la riqueza fácil, no debe privar sobre el bien colectivo, no podemos ser individualistas, debemos ser solidarios con nuestros compañeros y compatriotas, más si como dices tú, luchas por reivindicaciones sociales.

La mejor etiqueta que te puedes pegar, es la de considerarte un revolucionario, y actuar como tal.

Revolucionario verdadero lo fue Cristo, Bolívar, Martí, elche Guevara, y tantos otros, que dieron sus vidas a través de la historia a cambio de intentar sembrar sus ideales y sus creencias. Los que dan la vida por otros como lo hizo también recientemente en época de Carlos Andrés, Jorge Rodríguez, (padre). Quien muere torturado, luego de una delación ya conocida. Víctor Soto Rojas, lo tiran de un helicóptero (su cadáver aún no ha sido encontrado) Su madre murió sin poder llevar una rosa la tumba de su hijo. El profesor Lovera, camarada lanzado al mar con un pico atado con cadenas y el mar lo regresa a la orilla, para acusar a sus asesinos. Estos compañeros, si son verdaderos revolucionarios. Dieron su vida por sus ideas. No fueron de esos Revolucionarios Light, que se meten la plata al bolsillo, y fueron burócratas, de esos que demoran las respuestas al pueblo y retardan las soluciones al ciudadano. No fueron revolucionarios de opereta, como muchos traidores disfrazados de chavistas que incluso se llaman revolucionarios y son en verdad pitiyanquis disfrazados.

Por esto, la salud, y la educación del ser humano, del hombre nuevo del pueblo que se trata de crear ahora tienen prioridad en este proceso, sobre todas las otras cosas. El socialismo es humano. El capitalismo es cruel y despiadado.

Claro Arnoldo, que esta revolución bolivariana, se hace para beneficio de todos, en especial de aquellos que son más pobres, oprimidos y desprotegidos social y jurídicamente ante las leyes.

Si, Arnoldo, como me dice Timoteo, que hay muchos compatriotas que están convencidos de ser revolucionarios y hacen labores diversas; sin embargo, aún así, no ven, no se percatan que su esfuerzo es mínimo ante la necesidades existentes del pueblo y por lo tanto, juran ellos, que su sacrificio es bueno pero al final, se sienten insastifechos cuando no ven los logros ni los frutos del resultado que se debería tener y aparece la frase mágica que nos estremece: HAY UNA DERECHA ENDOGENA EN EL PROPIO CHAVISMO. ES LA QUINTA COLUMNA QUE SABOTEA ESTE PROCESO PARA QUE NO SEA REVOLUCIONARIO NI BOLIVARIANO.

 No significa Arnoldo, que como dice Celeste, no existan grupos en el chavismo que deliberadamente sabotean este proceso. La quinta columna nos rodea, creo que sin darnos cuenta la hemos construido con todos esos compatriotas que aún queriendo un cambio profundo para Venezuela, tienen mucho miedo a convertirse en ese Hombre o Mujer NUEVOS, como decía bien el Che Guevara. Pues esto parece que se ha quedado en el pensamiento de una definición y en un sueño dormido de algunos revolucionarios.

Creo que podremos soñar con el futuro, pues todo revolucionario es un soñador, y ver esa utopía cercana o quizá la tornemos nosotros mismos distante, la distancia la ponemos nosotros, dependerá sí, de nuestros aciertos y de nuestros errores.

Debemos, concientizarnos con nuestras realidades, aprender a verlas y sentirlas. Este es un cambio fuerte o es que acaso el REVISAR, RECTIFICAR Y REIMPULSAR nos incluye además el pensar que desde las Comunas y Consejos Comunales se puede propulsar e impulsar el cambio, que implica, entonces, que éste cambio de estructuras sea además de revolucionario diseccionado desde adentro por el propio pueblo.

Pero como lograr ese cambio. He podido asistir algunas reuniones de los Consejos Comunales de mi sector y de verdad, te digo a ti, como me dijo Arnulfo, pareciera esto una forma transitoria y naciente como un bebé, de como debemos hacer las cosas en un futuro mediato.

Pero entonces, como me dice Rogelio, surge el famoso peloteo. Nos cuesta mucho la no delegación de funciones, queremos hacer muchas cosas, pero dejando la responsabilidad en unas seis o siete personas y limitándonos sólo a ver y esperar los resultados.

Definitivamente, no muere lo viejo para dar inicio a lo nuevo. Queremos cambios que no afecten nuestro status quo. 

Cuba responde a un socialismo que ha ido adecuando a los nuevos tiempos y sus realidades mientras que nosotros desconocemos qué es el Socialismo Venezolano del Siglo XXI, Chávez tiene una idea, pero,  ¿y el resto, del pueblo qué? . El PSUV que aporte ha dado al respecto, me pregunta Federico, yo lo visualizo como un partido más en la arena política de mi país, por ahí debemos empezar las exigencias. El pensamiento sistemático de la organización debe estar presente para poder construir o reconstruir lo que sea necesario y no ser un aparato burocrático más que sirve para elegir candidatos por la base sin que esa base aún tenga claridad de lo que es el Socialismo que estamos construyendo y de cuál es el hombre o mujer nueva que se necesitamos crear los revolucionarios.

Chávez, criticado y amado por muchos, ha tenido la capacidad y el coraje de mantener en su entorno unos individuos que le han ayudado poco o nada y estratégicamente los ha mantenido. Porque de alguna forma intuye que el apretón de tuercas que todos deseamos que haga no ha podido hacerlo ó aún no puede hacerlo.

Para hacer una revolución lo que necesitamos es gente que crea en ella, eso significa también creer en los individuos que la liderizan y aquí tenemos una pata coja.

Bien, Evelyn, gracias por darme la oportunidad de este intercambio y disculpa lo extenso pero me emocioné pues a mi manera, también, sueño.

Por eso, para seguir adelante con los cambios, los revolucionarios, los bolivarianos, los hacedores de sueños votaremos SI, SI, millones de SI este domingo, para poder soñar, y mantener nuestros sueños vivos, no juguemos con la muerte ni con el oscuro y tenebroso pasado la enmienda SI VA, triunfó, y seguirá Chávez por largos años, para el bien del pueblo venezolano.

Hasta la Victoria Siempre. Venceremos 

requenave1@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2073 veces.



José Juan Requena

Soñador, escritor y poeta.

 requenave1@gmail.com      @Ripidio

Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor