O impuestos contra la especulación……

Industriales y comerciantes ladrones

Es preciso que el gobierno se identifique, por decirlo así, al carácter de las circunstancias, de los tiempos y de los hombres que lo rodean. Si estos son prósperos y serenos, él debe ser dulce y protector; pero si son calamitosos y turbulentos, él debe mostrarse terrible y armarse de una firmeza igual a los peligros.

-Simón Bolívar-


Una de las cosas que me ha asombrado de Holanda, en los pocos meses que tengo acá es la gran diversidad de comercios, marcas y productos que encuentras pero sobre todo de calidad y precios… les doy un ejemplo, la CocaCola de 1½ litro, importada de Alemania, la compras en cualquier lado por 1,50 €; pero las cadenas de supermercados tienen imitaciones (no he podido encontrar la diferencia de sabor) bajo la denominación de “Cola” hechas en Holanda que vale 69 centavos (dos veces y medio menos) así en absolutamente todos los productos que se te ocurran: carros, muebles, computadoras, cerveza, salchichas, queso y cualquier cosa que te puedas imaginar lo encuentras al precio y calidad que satisface tu bolsillo… Un carro promedio puede costarte 20.000 €, pero el mismo carro con unos cuantos años de uso y en perfecto estado te cuesta 1500 € o menos y no terminas pagando por un chacharón más de lo que costó nuevo como hacemos en Venezuela.

Como soy muy preguntón traté de averiguar la razón de lo anterior, y al primero que le pregunté –escuálido de siete suelas- me responde rápidamente “Claro chico, esas son las ventajas de la libre competencia… al haber libre competencia cada quien vende al precio que le da la gana sin un gobierno interventor que le fije los precios… bla… bla… bla…”… me dejó pensando, realmente lo hizo… Cónchale JW, ¿no será que estamos equivocados?... Quedé con la duda… Esta mañana fui donde el turco de la esquina -del cual me he hecho amigo- y en el consabido regateo por algo que me pareció caro le digo: “mira Abdul, estás cobrando el doble” a lo que me contesta, “no paisano, si yo te cobro el doble gano menos”…

Quedé pensando de nuevo… y comencé a averiguar… me fui donde un familiar natural de estos lares para que me explicara… ¡Y lo entendí!... pues resulta, entre otras cosas, que el gran contralor socializante son los impuestos… ¿cómo es eso se preguntarán?... pues muy fácil, déjenme ponerles un ejemplo: Si algo te cuesta 100 y lo vendes 125, debes pagar 5 de impuestos y ganas 20; pero si cobras 130 el impuesto aumenta en forma tal que ganas solo 21 y si lo vendes por más, digamos 150, el impuesto te aumenta exponencialmente y solo te permite ganar 19, ¡epa!... ya deja de ser negocio, mejor venderlo en los 125, ya que estás en competencia y GANAS LO JUSTO.

Así que al pagar impuestos sobre las ganancias la competencia se vuelve a nivel de costos; la lucha es por vender y no se castiga al consumidor para satisfacer la ambición del comerciante… Los precios alcanzan así un equilibrio propio y real de oferta y demanda… Al pechar la utilidad, y hacerlo exponencialmente, se logra que los acuerdos entre industriales y comerciantes ladrones no existan ya que son sustituidos por una férrea competencia entre ellos, tal y como debe ser en una economía sana.

Hacer el control contable de la relación/costo ganancia es más fácil que toda la parafernalia que existe ahora, sobre todo que en estos momentos el SENIAT tiene la infraestructura para hacerlo. Los mecanismos de control se hacen más fáciles y rutinarios; la fiscalización se hace a nivel de las facturaciones y el control de utilidades cruzando esto con la contabilidad y los movimientos bancarios.

Holanda es una sociedad que vive una especie de Socialismo que estoy comenzando a apreciar, ojalá el comandante envíe funcionarios capacitados acá para estudiar tres niveles de la sociedad holandesa: la educación, la Salud y los salarios.

Es mi opinión que en esas tres cosas que se basa el Socialismo que se practica en Holanda, país donde NO HAY pobres, el nivel de vida de la base se ha elevado a una situación tal que el pobre, tal como lo conocemos en nuestra Venezuela no existe, y no existe porque se ha mejorado el nivel salarial… en Holanda cualquier trabajo es honorable y productivo para un trabajador… Una persona a quien en Venezuela llamarían “Servicio de Adentro” tiene un salario –y horario- similar (o con muy poca diferencia) a un obrero, cartero, un policía o un bombero, cualquier obrero; es más el servicio doméstico no es quien devenga el menor salario, de hecho, muchas de las venezolanas en Holanda hacen ese trabajo por ser bien remunerado…

Visiten el sitio que indico abajo y verán lo que consideran los holandeses pobreza:

http://www.informarn.nl/holanda/VivirenHolanda/act081017-pobreza-holanda

Realmente, ésa es la base social de la pirámide en Holanda, ésa es la pobreza crítica, menos de esos son aquellos a quienes la droga ha destruido, de esos también hay (como nuestros recoje-latas) pero a ellos los tratan como enfermos, no como delincuentes...

La situación de esta madre soltera holandesa está muy lejos de la pobre mujer venezolana semi analfabeta que trabaja de servicio por menos del sueldo mínimo y tiene que dejar solos a los hijos en un rancho de Caracas que se cae solo cada vez que llueve...

Si en Venezuela logramos elevar esa base poblacional venezolana al nivel de esta mujer holandesa ya habrás recorrido más de 70% del camino al socialismo... Sé que es esa es la visión del Comandante Chávez, ése su sueño utópico que ahora está volviéndose realidad...para lograr eso, o algo similar, hay que pelear... Hay que hacerlo con capacitación, salarios justos e indudablemente con una industria y comercio los cuales mantengan (a punta de impuestos) márgenes de utilidad no especulativos...

Educar, elevar salarios y aumentar impuestos a los que más tienen debe ser la meta de la Revolución Bolivariana... Pero lo más importante es que educación, salarios e impuestos se reviertan en beneficio de la base poblacional y que la diferencia salarial entre en que menos gana y el tercio superior de la pirámide sea cada vez menor, ya que la punta disminuye a medida que se amplía la base, o sea que, a una base cada vez más ancha hay más socialismo en la sociedad (valga la redundancia)...

Recuerden que el dinero fluye de la base hacia arriba y retorna a la base vuelta salarios e impuestos (servicios)... si el flujo en ambos sentidos es equilibrado y controlado la sociedad será sana y se logrará que se cumpla la definición: "Un país Socialista es aquel donde pocos tienen mucho, y menos tienen poco" que es lo mismo que decir "El sistema de gobierno más perfecto es aquel que produce mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad social y mayor suma de estabilidad política." Máxima bolivariana en que basamos nuestra utopía para el Socialismo del Nuevo Milenio… No sé cómo se llama el socialismo holandés ni de que milenio es o no, pero seguro que no es ni adeco ni copeyano… y seguro además que tiene mucho que enseñarnos a los venezolanos…

Hoy por hoy me pregunto… ¿no lo habrán logrado en el norte de Europa?... ¿no lo tendremos enfrente y no lo vemos?... ¿No será que en nuestro empeño en etiquetar las cosas hemos hecho énfasis en lo insignificante descuidando lo importante?...

Nos vemos en las teclas,


JotaDobleVe@GMail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1860 veces.



JotaDobleVe

Activista venezolano-holandés. Alias Jota Dobleve.

 jotadobleve@gmail.com      @JWekker

Visite el perfil de J.W. De Wekker Vegas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: