España, un cantor… y la poesía

“Cuando ya nada se espera personalmente exaltante, más se palpita y se sigue más acá de la conciencia, fieramente existiendo, ciegamente afirmando, como un pulso que golpea las tinieblas, que golpea las tinieblas”.

x España herida convoca las urgencias.

Martha López llama con los ojos asombrados y las lágrimas vertidas en el auricular.

Todo se puede ver en esta hora.

“Necesito saber de los míos, necesito”...

y mientras todo el que puede y siente la angustia corriendo en un minuto y la vida desgarrándose en un tren, envía correos, hace llamadas y piensa hasta en las señales de humoque la intuición capta. EugeniaAdamestá en Madrid, Enrique Plata está en Madrid, hay músicos y venezolanos en Madrid, elmundoentero está contenido en ese llanto...

x “Cuando se miran de frente los vertiginosos ojos claros de la muerte, se dicen las verdades; las bárbaras, terribles, amorosas crueldades, amorosas crueldades”.

x Unos acuden a la declaración inmediata, otros al análisis geopolítico, otros especulan y otros nos refugiamos en la poesía y la música de esa España herida, como tratando de lavarle los dolores...

x “Poesía para el pobre, poesía necesaria como el pan de cada día, como el aire que exigimos trece veces por minuto, para ser y en tanto somos, dar un sí que glorifica” .

x Muy pocos días separan estas líneas al paño de consuelo que significa el día mundial de la poesía “Pablo Neruda”. Venezuela se afilia al alma de los hombres y Paco Ibáñez, el irreductible cantor sin hipoteca alguna entonará en París sus lágrimas cantadas.

x “Porque vivimos a golpes, porque apenas si nos dejan decir que somos quien somos, nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno. Estamos tocando el fondo, estamos tocando el fondo”.

x Y en ese choque de trenes en que se convirtió el rostro del mundo en un instante, Paco, el más auténtico de los juglares españoles del siglo XX, el puro cantor de los dignos poetas de su patria, evocará a su padre, ebanista y fabricante de guitarras y castañuelas como parte de la poesía y el canto de hoy y siempre, convalidando la frase precisa de Silvio Rodríguez:
“Un obrero me ve y me llama artista: noblemente me sube a su estatura”.

x “Maldigo la poesía concebida como un lujo, cultural por los neutrales, que lavándose las manos se desentienden y evaden.

Maldigo la poesía de quien no toma partido, partido hasta mancharse”.

x Indudablemente junto a Paco otros poetas y cantores se desangran con España en el corazón:
Sabina, Serrat, Víctor Manuel, Ana Belén, Luis Eduardo Aute, Silvio, Milanés, Víctor Heredia, León Gieco, Lilia, Mercedes Sosa, Gerardo Alfonso, Martha Daudiers, Montecano, Buarque, Eugenia León, Antonio Cabán Vale, Moustakis, Cabral, Cortéz, Andrés Jiménez, Zoraida Santiago...

Pero hoy Paco Ibáñez los contiene a todos, porque, como muchos, no es el resultado de la negación, el resentimiento, el mercadeo o la estrategia, sino de su propia conciencia.

x “Hago mías las faltas.

Siento en mí a cuantos sufren. Y canto respirando.

Canto y canto y cantando más allá de mis penas, de mis penas personales, me ensancho, me ensancho” .

x Encoger el dolor y ensanchar la esperanza. García Lorca, Góngora, Quevedo, Celaya, Alberti, León Felipe, Miguel Hernández, Antonio Machado, José Agustín Goytisolo, Manrique, Alfonsina Storni, Neruda, Alí Primera, Nicolás Guillén, Pesoa, Almafuerte, Aquiles Nazoa, Andrés Eloy, los hijos infinitos en una sociedad que parece no aprender la lección.

x “Quiero daros vida, provocar nuevos actos, y calculo por eso, con técnica, que puedo.

Me siento un ingeniero del verso y un obrero que trabaja con otros a España, a España en sus aceros”.

x Hace tiempo miles no buscan la poesía y por eso los poetas y los cantores se unen. Así se inunda el planeta global con el amor local convocado por la música y sus dignos vanguardistas, los que no tienen miedo del futuro porque sintieron en carne propia el pasado que alguna vez les han intentado vender como historia interesada, con dos sendas.

x "No es una poesía gota a gota pensada.

No es un bello producto. No es un fruto perfecto.

Es lo más necesario: lo que no tiene nombre.

Son gritos en el cielo, y en la tierra son actos”.

x Como decía Bécquer: Podrá no haber poetas, pero siempre habrá poesía. Cuando nombro la poesía nombro al hombre, decía Alí, y como en los tiempos de la sabia frase, no importa que los trenes se descarrilen acabando ilusiones con su carga siniestra, ni que el odio se disfrace de alondra, no importa que esas minorías alteren la aritmética para abultar el odio con dinero y con técnicas. La militancia en el amor es más justa, más digna y trascendente.

Se trasciende a sí misma.

x “Porque vivimos a golpes, porque apenas si nos dejan decir que somos quien somos, nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno. Estamos tocando el fondo, estamos tocando el fondo”.

x “La poesía es un arma cargada de futuro” (Gabriel Celaya- Paco Ibáñez).

x Cuando el próximo jueves en la sede la Unesco, en París, Paco Ibáñez levante con su voz el alma del Poeta, y del Cantor, sin nacionalidad ni diferencias, España estará ahí, y los corazones con patria también. Entonando cantos y poemas para no desangrarnos, son corazón, ay, son corazón, corazón... •








Esta nota ha sido leída aproximadamente 3040 veces.



Lil Rodríguez

Periodista. Defensora de los valores culturales venezolanos y latinoamericanos.

 lilrodriguez@cantv.net      @lildelvalle

Visite el perfil de Lil Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Lil Rodríguez

Lil Rodríguez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas