Negacionismos

Llámase Negacionismo del Holocausto a la tendencia revisionista que se propone negar la existencia de los genocidios perpetrados por los nazis sobre gitanos, homosexuales, testigos de Jehová, masones, enfermos mentales, discapacitados, judíos, enemigos políticos y prisioneros de guerra. La presencia mayoritaria de judíos en esa matanza complica la cosa con las tendencias antijudías y conduce a muchos de quienes se oponen al Estado judío a abrazar el negacionismo, como parte perversa del paquete de la resistencia. Así, los principales paladines del negacionismo son casi siempre antijudíos acérrimos. La falsedad de sus argumentos ha sido demostrada ampliamente. Basta leer el informe La solución final de la cuestión judía europea (Die Endlösung der europäischen Judenfrage) escrito en 1942 por el nazi Richard Korherr y dirigido a Hitler y a Himmler para entender lo que pasó, cómo para ese momento desde el acceso nazi al poder, la población judía europea se había reducido en cuatro millones, de los cuales dos millones y medio habían sido por exterminio directo, otros por las condiciones infrahumanas de los campos y otros por emigración. Pongo a continuación los enlaces en inglés y alemán respectivamente (en alemán hay dos versiones, una larga para Himmler y otra corta para Hitler):

  http://forum.axishistory.com/viewtopic.php?p=2097&sid=e1c472e6de9afcd87ee33c811089e651

  http://www.ns-archiv.de/verfolgung/korherr/korherr_lang.shtml

  http://www.ns-archiv.de/verfolgung/korherr/korherr-kurz.php

  Las motivaciones del Negacionismo del Holocausto son abominables sobre todo por la demasía que quiere desmentir. Algunos son más modestos, como el obispo Richard Williamson, para quien solo murieron unos 300.000 judíos. Me recuerda un letrero de protesta en la Av. San Martín de Caracas en los años en que matar estudiantes era cacería menor para la democracia puntofijista. El letrero decía de lo más enfático: “Por menos estudiantes muertos”. O sea, Hitler y sus chicos no eran tan malos puesto que “solo” exterminaron a 300.000 y no a seis millones. Es un negacionismo bien tarugo.

  Pero hay otros negacionismos, bastante más benignos e ingenuos. Como el que niega lo que ocurrió en el mal llamado Caracazo de hace 20 años (no solo ocurrió en Caracas sino en todo el país). Dicen que no fue una conmoción ni una rebelión ni un estallido social, sino la mera acción delictiva de unos cuantos malandrines que quisieron apropiarse de bienes ajenos. Vaya acción delictiva que cubre un país entero durante dos días de violencia generalizada y que actuó con una coherencia sorprendente para no haber sido planificada. Pero los hechos sociales son así, desde las tradiciones más antiguas hasta fenómenos que acaecen sin la menor programación, como fue este el caso. Solo se saquearon comercios de víveres, vestido, electrodomésticos y ferretería; no asaltaron librerías, joyerías, bancos, ventas de discos, etc. Algunos negocios fueron respetados porque sus dueños “son panas” (amigos). Algunos delirantes dijeron que Fidel dejó tras su visita para la Coronación de Carlos Andrés Pérez a varios cientos o miles de cubanos que organizaron todo. El que va a caer no ve el hoyo. Son la gente opositora que no entiende nada de lo que está pasando porque están entregados a otros negacionismos.

  Niegan las misiones, niegan puentes, niegan autopistas, niegan la alfabetización, niegan los cientos de miles de personas que recuperaron la visión, los que niegan las decenas de millones de libros a bajo precio o gratuitos. Niegan todo. Niegan los beneficios de la abolición del crédito indexado, indizado o mexicano. Se curan en un módulo de Barrio Adentro y lo niegan. Pierden un realero en el Stanford Bank y lo niegan o la pagan con Chávez con la argumentación idiota de que por su culpa corrieron hacia el Stanford, temerosos de que Chávez les incautase su dinero. No lo ha hecho en diez años, la empresa privada ha seguido su curso de exacción, ganando dinero como nunca antes y todavía temen más a Chávez que a Stanford. Ser idiota es el lujo más costoso.

  Negacionismo no es solo negar algo, sino también ocultarlo, ignorarlo en una cortina de silencio estridente. Fue patético cómo los medios golpistas silenciaron el segundo Oscar que se ganó Sean Penn. No ven la obra de gobierno, pero cuando ponen una cadena para que al fin la vean, entonces apagan el televisor o se van a un canal por cable. Exilio interior. No quieren ver, no sea que tengan que admitir lo que no quieren admitir: que este es el único gobierno bueno en lo que va de República. No es perfecto, ¿alguien dijo que lo era?, pero es el mejor.

  En sicología se llama negación el mecanismo de defensa que consiste en rechazar la existencia de una realidad insoportable: la muerte de un ser querido, una enfermedad grave, etc. Erasmo de Rotterdam decía que olvidamos cosas desagradables, como la mujer que olvida los dolores de parto para volver a tener un hijo, etc. Solo así se garantiza la perpetuación de la especie. No siempre es perversa la negación, como cuando perdonamos, aunque perdonemos sin olvidar.

  Dije que era un negacionismo benigno, sí, pero con un potencial enorme. He presenciados depresiones colectivas conmovedoras, como la que ocurrió cuando el Referendo Revocatorio de 2004, cuando vi barrios enteros de clase media con las luces apagadas y en silencio a las 8 de la noche. Es que negar realidades patentes puede llevar a decepciones inhumanas.

  Más vale que conversemos, ¿no?, pero no entre cúpulas sino todos, en plazas, en parques, en la calle, en el café, en donde sea, pero comunicarnos sin la impertinencia de los medios. De ningún medio. Directamente, sanamente, amorosamente. Porque, como el que niega el Holocausto, el peor negacionismo es negar al prójimo.

rhernand@reacciun.ve




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2546 veces.



Roberto Hernández Montoya

Licenciado en Letras y presunto humorista. Actual presidente del CELARG y moderador del programa "Los Robertos" denominado "Comos Ustedes Pueden Ver" por sus moderadores, el cual se transmite por RNV y VTV.

 roberto.hernandez.montoya@gmail.com      @rhm1947

Visite el perfil de Roberto Hernández Montoya para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Hernández Montoya

Roberto Hernández Montoya

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a73439.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO