Triunfo pero sin triunfo

Es muy incómodo reducir a cifras o números a la condición humana, pero a veces resulta necesario para conocer con cuantos aperos se cuenta para el trabajo, o, en su defecto, cuan preciso puede ser el control de daños.

Según información del CNE:

Los Resultados Parciales de la Enmienda con el 99,57% de las actas escrutadas.

Opción Sí 6.310.482 votos 54,85%

Opción No NO 5.193.839 votos 45,14%

Votos Nulos 206.419 = 1,23%

Total votos escrutados 11.710.740 = 69,84%

Total votos validos 11.501.321 =68,59

la Cifra del Censo electoral total es 16.767.511 = 100%

POR LO TANTO

Abstención 4.974.921 = 29,67%

Démosle otra lectura a estas cifras o proporciones, en virtud de que los seres humanos no somos un número nada más sino grupos socialmente organizados o, por lo menos identificados.

Tenemos entonces que:

El sí obtuvo 37,8%

El No obtuvo 31,2%

La abstención obtuvo el 31%

En términos reales tendríamos TRES PARTES de un todo y no dos con un remanente.

La Abstención , ese contingente sin liderazgo y voz propia, ese anonimato colectivo, nos inquieta ante la posibilidad de que a falta de una propuesta consistente, termine de una vez cayendo en la seducción de la derecha (que siempre será derecha, a pesar de algunas concesiones)

Las cifras nos indican además, que a pesar de todo el aire de triunfo del Gobierno, la oposición ha venido creciendo en los últimos cinco años aproximadamente.

Negar esto, es como negar las cifras que colocamos anteriormente.

Entre chiste y algarabía se escapa una verdad verdadera, a diez años de proceso revolucionario no ha habido un trabajo ideológico que permita transformar el perfil del venezolano.

Se ha confundido la “Politización”, (etapa inicial del germen social de las transformaciones) con la “Concientización” y con esta última, el surgimiento y consolidación de un sistema de pensamiento (con humanas fallas, claro) que impulse mecanismos de inter-relaciones ajenas o distantes de la constante oferta económica inmediata.

El discurso para la convocatoria a la enmienda fue ideológicamente pobre.

Y no es que apelar al amor y otras manifestaciones espirituales, no sea consistente en si mismo, pero es obvio que no vamos a transformar una sociedad (que es lo que se está planteando con Chávez como Vector) a punta de sentimientos “puros”,

La lealtad y obediencia al Presidente han sido hasta ahora los paradigmas más importantes del proceso. Esto tiene su origen en la esencia misma del origen de este proceso, como bien lo indicaba José Vicente Rangel en los primeros años del avasallante impulso de Chávez (vean los porcentajes); esta es una revolución CIVICO_MILITAR (definiciones del alto Gobierno para entonces)

Pero es allí en donde notamos que los elementos más sensibles de lo militar , como la Obediencia a toda prueba, aún llegando a los linderos de lo irreflexivo, se impone como mecanismo de interacción de las fuerzas vivas de la transformación .

Por ello es que en nuestro rebelde pueblo, se dan de manera pendular, los signos inequívocos de amor y desamor, de desenfado y precaución, como protagonistas no invitados de esta zaga.

Recordemos como la llamada campaña “De Santa Inés”, con el paradigma de Florentino como bandera, ondeó con el aliento de multitudes, de manera casi espontánea. Eran los tiempos cuando el enunciado definitorio era La Revolución Bolivariana en seco, antes del actual llamado “Socialismo del Siglo XXI”.

Son pocos los dirigentes del alto Gobierno que se expresan sin aires de triunfalismo y que además, son críticos del proceso (lo que si hizo el Che Guevara permanentemente y en tiempos recientes, el Comandante Tomás Borges en la Nicaragua de los años 1979- 1989).

Administrar el triunfo significa en este caso, guardar los aires de fiesta y felicitaciones permanentes y comenzar a trabajar para el 2012 en el sentido de ir a profundidad en ciertas áreas de confrontación ideológica a lo externo y a lo interno del proceso.

Un porcentaje muy elevado de empleados públicos son de derecha y se han posicionado y posesionado de las estructuras para promoverse allí y fortalecer sus cuadros.

El coqueteo y la complacencia permanente con “inofensivos” y exitosos “gerentes” , emprendedores de intercambios con espejitos y abalorios, que fomenten la incorporación fácil y con ello, una inconsistente militancia en el PSUV, tendrá como efecto secundario la deconstrucción progresiva del ideal revolucionario ante una situación de escasez y austeridad, como la que ya, con toda razón, se nos anuncia.

Hemos leído con atención las entrevistas y artículos de importantes teóricos, profesionales y dirigentes que; respetando y apoyando el innegable trabajo realizado por el Presidente Chávez, aportan interesantes elementos con la crítica o la llamada de atención ante posibles entuertos.

Estos llamados de atención no siempre son tomados en cuenta y algunos hasta recurren a llamar “Traidores” a cuanto humano ose ejercer las cualidades de su imaginario creativo para criticar proponiendo a la vez mejoras.

Una primera tarea de sanación puede ser por ejemplo, dejar de satanizar y criminalizar a quienes ejercemos el pensamiento crítico, otra, inmediata y sin posibilidad de ser diferida, el estudio y discusión de fundamentos teóricos que conduzcan hacia un camino de transformación ORGANICA e imperecedera, que se transforme con las implacables enseñanzas de la historia, pero que no pierda nunca la esencia.

De lo contrario, este será un triunfo madre, pero sin triunfo.

Termino con dos amados seres de este y otros mundos;

Usted sabe: me quedan algunos meses de vida. Los elegidos de los dioses seguimos estando a la izquierda del corazón. Debidamente condenados como herejes . 
Roque Dalton .

Siempre que Triunfa la Vida, pierde espacio la amargura . Ali Primera.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2167 veces.



Diego R Silva Silva

Compositor- Guitarrista- Investigador-Articulista-Conferencista. Licenciado en Educación. Ha recibido, entre otros reconocimientos (en las áreas de la música sinfónica, de cámara, electroacústica): Seis Premios Nacionales de Composición, Siete Premios Municipales de Música; el Premio Latinoamericano de Composición Casa de las Américas; ha presentado sus obras en Moscú, EEUU, Cuba, Nicaragua, Francia, Inglaterra, España, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Uruguay, Siria y Canadá; Investigador de la música del pasado colonial de Venezuela (restauró un extenso legajo de Canciones Patrióticas Sinfónico Coral caraqueñas desconocidas); ha estudiado las diferentes manifestaciones de la gran diversidad que representan las músicas de América y el mundo no occidental; fue asesor del departamento de investigaciones culturales del Ministerio de Cultura de Nicaragua (1983-1987); fue Vice-presidente de la Sociedad Venezolana para la Música Contemporánea y Presidente de la Comisión Artística de la Orquesta Filarmónica Nacional. Ha dirigido la Orquesta Sinfónica Venezuela, la Municipal de Caracas, de los Llanos, de Falcón, de Aragua, la Filarmónica y otras agrupaciones orquestales incidentales. Ha sido guitarrista acompañante de: Gloria Martín, Alí Primera, Lilia Vera, Cecilia Todd, Los hermanos Godoy, Isabel Parra entre otras y otros. En los años 70 fue miembro Fundador de la Camerata Renacentista de Caracas en donde se desenpeñó como laudista, vihuelista, violinista y percusionista.


Visite el perfil de Diego Silva Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a72981.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO