La Piedrita debe reflexionar

Yo también tengo mi opinión sobre la conducta del colectivo "La Piedrita". En primer lugar les preguntaría, si es cierto que asumieron la responsabilidad de la bomba lacrimógena lanzada a la Nunciatura, si es así, ¿Qué lograron con eso? o ¿Qué lograron con lanzar otra bomba similar a la casa de Granier?. Si es cierto que fueron ellos, no se puede calificar de otra forma que no sea de una tamaña estupidez, partiendo del principio de que realmente sean revolucionarios y apoyen sinceramente al proceso bolivariano.

Lo único que a mi entender lograron, fue darle armas a los enemigos de la revolución para que la ataquen. Es precisamente por ello que mucha de la gente que apoyamos este Proceso nos estamos preguntando para quién realmente trabaja esta gente.

Tremenda hazaña hicieron: lanzaron una bomba lacrimógena en el jardín de la Nunciatura, es acaso que ¿Pretendían atemorizar a alguien?. Desde cualquier punto de vista, es una ridiculéz que a quién favorece es precisamente a la oposición y vuelvo a preguntar, ¿Son realmente estas personas revolucionarias?, así como aquellos muchachos que fueron a rayar las paredes de Globovisión, ¿Qué lograron con eso?, ¿Acaso Ravell cambió de actitud con eso?, es más le dió pie a ese señor para que sus ataques fueron peores.

Se supone que cuando alguien lleva a cabo una acción, lo hace con un objetivo específico, para lograr un resultado que lo favorezca, no para que lo perjudique y ellos no solo lograron quedar desacreditados ante los que se suponen sus adversarios, sino también ante los que apoyamos al Proceso Bolivariano. Ahora, habría que ver hasta que punto quedaron realmente desacreditados ante sus adversarios.

La conducta de estos elementos no tiene ningún tipo de justificación, igual como la quema del Ávila por parte de esos dizque estudiantes pacíficos de la Metropolitana y queda la pregunta en el aire: ¿Son realmente revolucionarios?, porque los verdaderos revolucionarios, podrán cometer errores pero no son estúpidos. Y no se trata de hacer leña del árbol caido, se trata de mantener una actitud responsable y lo que han hecho denota una gran irresponsabilidad. En medio de tanta intriga y conspiración, el pueblo debe estar permanentemente alerta para asumir la defensa de nuestro país, pero eso es un cosa y otra muy distinta pretender tomar la ley en nuestras manos.

arnomartinez@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2196 veces.



Arno Rafael Martinez Ochoa


Visite el perfil de Arnó Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: