El pedregoso camino a la Enmienda

No quisiera estar en los zapatos del jefe de esta campaña por el ¡SI!, quien apenas el cinco de Febrero acompañado de la delirante guerrera de la UPV, ante la presión de un enjambre de periodistas que lo interpelaban acerca de las acciones “revolucionarias” en el Ateneo y otros íconos de la oposición, respondió: "Los oposicionistas intentan tapar toda la cantidad de desmanes que cometieron, presentando gente supuestamente víctima de agresiones que nadie vio, que nadie registró y donde no se ven signos visibles de las supuestas agresiones".

Cuando el río suena es porque piedras trae y ojalá que el daño no sea irreversible, pero ya habíamos anunciado que echar gas sin la debida autorización, provocaba abstención y no precisamente en la oposición. Algo se está desprendiendo cuando es el mismo comandante, quien ha tenido que salir a exigirle a la Fiscal que aperture una investigación sobre los hechos que apenas días atrás, para asombro de los venezolanos, ni el jefe del comando Bolívar, ni el ex dirigente estudiantil y actual Ministro de Interiores y mucho menos algún reputado miembro del sacrosanto Buró Político del PSUV, viera, registrara o sintiera signos visibles, que les hiciera recordar aquel viejo proverbio Suizo que señala: “Cuando la piedra ha salido de la mano, pertenece al diablo”.

Con esta oposición no se puede actuar como cancerbero, pero tampoco como monje de manos entrelazadas; de tal manera que uno puede hasta justificar la existencia de colectivos revolucionarios que se asuman de vanguardia, sólo que ellos deben recordar la vieja máxima guerrillera de que hay que marchar al ritmo del último combatiente que va en la retaguardia; y precisamente ese ha sido uno de los logros de este proceso: avanzar en revolución hacia el socialismo, sin echar un tiro.

Regar gas del bueno sin la debida autorización, atacar violentamente los actos de la oposición y pretender ser más chavista que Chávez, son las piedritas que hoy no dejan patrullar bien al presidente. Esto lo sabe el comandante y precisamente no por la opinión que le han brindado sus ministros y miembros del Comando Bolívar. ¡No!, ellos tienen la opinión petrificada; él lo sabe porque así lo han opinado la mayoría de los chavistas en las encuestas

Quedan pocos días para que el país decida en torno a la propuesta de la enmienda, de aquí en adelante el camino se tornará más pedregoso y resbaladizo, cada quien echará el resto; y por lo que corresponde a los que estamos en el bando del ¡SI!, habrá que estar ojo pelao y husmeando cada paso, pero sobre todo pendiente y recordando que sólo los necios y los tontos tiran piedras a su propio tejado.


Douglas.zabala@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1673 veces.



Douglas Zabala


Visite el perfil de Douglas Zabala para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a72166.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO