Futurología para la reflexión

En caso de perder el SÍ

Después del día de hoy, no hay más domingo para hacer campaña a favor de la aprobación de la Enmienda Constitucional Número 1. El próximo Séptimo Día, acudiremos una vez más con el poder de la luz de la verdad, a los centros electorales como verdadero acto de soberanía para marcar: Sí, en las máquinas de votación electrónicas. Diremos Sí a la propuesta, porque democrática y sencillamente postularse no es reelegirse.
 
Pero paseándonos como acérrimos demócratas por la posibilidad de la que reza el título del artículo de turno, nos encontraremos que surgirían –necesaria y lógicamente-, estrategias de ambos lados del escenario político.
 
Unos viajarían con mayor descaro y regularidad no solo a Puerto Rico para afinar planes y no precisamente a degustar asopados. Los cuatro años que restan de periodo presidencial, serían días telegráficamente decretados en calendarios de arremetidas violentas del oposicionismo para desconcentrar, provocar y retar al Gobierno Bolivariano y así no permitir que Chávez comande mejor. Un hirviente e intolerante caldo de cultivo para que mayor cantidad de electores se distancie de Chávez y el ámbito internacional, por cualquier cosita, le caiga encima al Presidente.
 
La empresa comercial televisiva desestabilizadora de uno de los operadores políticos y periodista palangrista mentador de madre, se convertiría en la sucursal del ataque Israelita en nuestro país y se mudarían, por razones de seguridad, para los espacios abiertos de la sinagoga, extraña y repudiablemente violentada.
 
Tal (cloa) cual, El Nazional y El Negropoleo país, sin nada que discutir, engraparían sus rollos de papel mentira bajo la dirección de la experimentada docente Marta Colodiomina, que tendría garantizado el sueldo por 14 años, pues estaría depositado en la bóveda de Manuel Rosales (Patria, Socialismo o muerte, usted se imagina).
 
Nosotros con este artículo, de manera responsable, entre jocosidad y seriedad, solo ilustramos una lectura e interpretación, porque ya a estas alturas, es categórico el supuesto negado de no contar con la mayoría de los electores el domingo que viene. Se cristalizará asistiendo a votar, por encima de cualquier circunstancia. Mosca con la triunfalitis.
 
La posibilidad de perder fue un tema debatido entre los que integran tanto el entorno presidencial, la Dirección Nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y equipos de colectivos organizados de base al inicio de la campaña. La realidad política del país, con el bochornoso guión del oposicionismo y los resultados de las empresas encuestadoras, reflejan el galope del triunfo de la opción del Sí.
 
Esto se debe a que innegablemente que hoy por hoy, dentro de la mayoría electoral Bolivariana las opiniones, condiciones y expectativas son distintas a las del 2 de Diciembre de 2007, al primer y único revés parcial electoral de la marea roja desde 1998. Enimenda no es reforma.
 
Si duda alguna, la motivación, el entusiasmo y la alegría, regresaron a la mayoría.
 
La campaña en Sí se protagoniza con una arrolladora actividad pública y notoria con bríos remozados con criterios de unidad, en comparación con la pasada para comicios regionales y municipales en 2008. En cuanto al área de productos publicitarios, se nutre con excelentes composiciones musicales específicas que se entrelazan a muchos de la autoría del padre cantor Alí Primera y alientan el combate popular.
 
A todo lo anterior debemos agregar el estilo de reforzamiento médico directo que imprime las intervenciones y ruedas de prensa ofrecidas por Jorge Rodríguez Gómez, jefe del denominado Comando Político Simón Bolívar, a las órdenes del también Presidente del PSUV: Hugo Chávez.
 
Con paz en la conciencia y si bien es cierto, que en esta oportunidad no he visitado ninguna casa o apartamento de militante socialista o simpatizante chavista alguno perteneciente a mi circunscripción electoral, les informo que a una buena cantidad de ellos los encontré en el transitar peatonal por las aceras de las cuadras aledañas a nuestros edificios, en plena calle, en el viaje en metro o en la diversidad de actos, marchas u operativos de Mercal, realizados en nuestra jurisdicción.
 
Así que en lo que va de año, durante la campaña y hasta ayer, conversé con un buen número de vecinos militantes del PSUV. 27 de esos compatriotas que no salieron a votar el 2D, fueron visitados por el suscrito en aquella jornada y manifestaron que no votarían por la reforma. En esta oportunidad, escuché a 24 de ellos mismos decir de sus propias voces, que sí irán a votar por el Sí el venidero domingo.
 
Anotados en mi libreta como datos de encuesta, me reservo sus nombres pero no la satisfacción de poder decirles también por aporrea -como se los prometí- que creo en ustedes como vecinos y compatriotas, al igual que creo en Hugo Chávez, lo cual no echa por tierra los puntos de vista y propuestas por corregir y presentar para poder participar y actuar en colectivo con mayores aciertos y mucho más sentido de organicidad, frente a los tiempos que vienen.
 
En el pasado cercano y durante las responsabilidades ejercidas con toda la pasión posible, como ex vocero suplente del Batallón Livia Gouverner, percibimos a escala sub parroquial, los resultados que con un mes de anticipación a los comicios generales de aquel 2D, no favorecerían los 69 Artículos propuestos para reformar. Los disertamos y presentamos en el seno de aquel batallón socialista que de cuatro paredes y un techo, no salía. También lo hice del conocimiento público por aquí por aporrea (Ver: Poliorojitis (I) del 06/12/07).
 
La premisa de En caso de perder el Sí, se dilucidaría con el respaldo que el Pueblo Bolivariano le ofrecería al eventual candidato distinto al líder. Supone concretar las debidas e impostergables correcciones que tendrán que venir dentro del Gobierno Bolivariano. El mismo Comandante Presidente tendría que aplicarlas sin vacilar, arrugar o apadrinar, porque si no, esto se lo llevará quien lo trajo…o sea el mismo Chávez.
 
¿Qué sucedería desde el lunes 16 y en la totalidad de los cuatro años de mandato Bolivariano restantes? ¿Perdería Chávez un referendo a mitad de periodo?
 
Perdiendo el Sí y Chávez haciendo un buen gobierno, inyectándole gas del bueno al tren ejecutivo en estos cuatro años, se vislumbraría, sea quien sea el candidato o candidata, (abstenerse los y las de la Derecha endógena) otro triunfo sobrado a los zombis disociados. Chávez al frente del PSUV a tiempo completo y luego de seis años de buen gobierno… Uh ah, Chávez ¿volvería por doce años más? ¿Qué Tal?
 
Usted se imagina al periodista José Vicente Rangel Vale competir contra Gustavo Cisneros Rendiles en 2012, porque ¿quién más y solo a fuerza de billete por parte del oposicionismo podría descarrilar el destino de la Venezuela Bolivariana?
 
El próximo domingo 15, día 46 del año, el Consejo Nacional Electoral (CNE) árbitro de nuestra democracia, mostrará dentro y fuera de las fronteras venezolanas, otra lección de soberanía a propios y extraños.
 
El poder popular mantendrá al Comandante en Miraflores aprobando el SÍ el domingo. Chávez que SÍ.
 
 
horasocialista@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1548 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas