Del por qué soy chavista

Quiero hacer aquí una reflexión muy personal, intima quizás, que espero sirva de reflexión a otras personas.

Leyendo hoy por internet las páginas del diario Nacional, me encuentro con la hermosa noticia del encuentro entre Dudamel y el Tenor peruano Flores y me llega a través de las líneas escritas la emoción que sintió tanta gente reunida en el Teresa Carreño al tener la oportunidad de escuchar juntos a estos dos prodigios de la música contemporánea, hermanos latinoamericanos destacados en todo el mundo, y me digo: “cuan maravilloso seria leer en este país más noticias como estas”, e inmediatamente pienso en Chávez, desde la mente de cualquier opositor bien acomodado, que quiere y se merece vivir un lugar donde la educación y la cultura estén por todos lados. Y es allí cuando mis breves segundos de ensoñación desaparecen, porque al pensar en Chávez, en lo que hace, en su lucha diaria desde hace mucho mas de 10 años, no puedo más que dejar a un lado mi lado cómodo, color rosa, para comprender lo que este hombre hace por tantas personas pobres y olvidadas de este país, inmediatamente viene a mi memoria una imagen vivida ayer cuando desde la ventana de mi carro esperando la luz verde de un semáforo, pude ver sentada en una calle a una viejecita tan sucia como arrugada, como de 80 años, cansada y adormilada sobre sus dos sacos de basura y desechos recogidos durante ese día, la viejita trataba de despertarse pero el cansancio podía mas con ella, mientras a su lado pasaban personas de todo tipo que apenas la miraban. Como a muchos nos sucede en estos casos me pregunte: y que puedo hacer yo por esa señora?...,excusas varias surgieron en mi mente y seguí adelante…

Ahora bien, si yo y la mayoría de las personas hacemos muy poco o nada por tantas personas necesitadas que no tienen lo mas mínimo que es donde vivir y como comer, porque razón vamos a oponernos de esa forma tan absurda y en ocasiones aberrante a un gobernante que ha demostrado, con todo y sus errores, que ha ayudado, como nunca otro gobernante lo había hecho, a tantas personas que se mueren cada día en la miseria más absoluta? Porque no dejar a un lado aunque sea un poquito lo que nosotros queremos solo para nosotros y miramos aunque sea unos minutos a nuestro lado?

Yo me confieso firme admiradora del Presidente Hugo Chávez, no tanto por lo que dice como por lo que para mí es más importante por lo que hace, admiro su sensibilidad y empeño por ayudar verdaderamente a los más necesitados, y no solo ayer ni hoy, sino todos los días, sin descanso sin cuartel, con un discurso congruente y concreto, con ideas innovadoras y con mucha fe y amor.

Para lograr ese país que Dudamel y tantos como él nos muestran que es posible, debemos trabajar al lado de personas como Chávez que quieren de verdad un país mejor, pero no solo para unos pocos, sino verdaderamente para todos de acuerdo a sus circunstancias e intereses. Y si no queremos trabajar a su lado, por amor a Dios y a todos esos que sabemos sufren tanto, dejémoslo trabajar a él, sin tantos odios y resentimientos. Ojala pronto sea posible que en el corazón de muchos venezolanos que viven bien y con todas sus necesidades cubiertas, surja mayor tranquilidad y relajación y puedan ver y sentir los logros alcanzados por nuestro Presidente y lo dejen por fin seguir trabajando como lo ha hecho siempre por quienes tienen tan poco.

Lorena Caballero

Psicóloga


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1852 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a71802.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO