Los ataques a la “Casa de la Libertad”

Los “manitas blancas” ya no pueden ignorar un indiscutible logro: la UBV

A esta hora, 10 y 30 pm, los estudiantes de nuestra gloriosa Universidad Bolivariana de Venezuela, sede Táchira, hacen vigilia para estar atentos a la violencia de la cual han sido víctimas de hace dos días por parte de los "manitas blancas" de la Universidad de Los Andes y de la Universidad Experimental del Táchira.

En diciembre pasado, una de nuestras aldeas universitarias, la de Altos Mirandinos, también fue blanco de agresiones, cuando gente del ahora gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonsky, trató de desalojar a estudiantes y docentes de lo que antiguamente se conoció como la Casa Sindical de AD, ahora espacio de la UBV-Misión Sucre.

¿Es que acaso un cargo de elección popular puede ser utilizado para actos tan despreciables?. Señores Capriles y Héctor Pérez Vivas, vayan firmando la lista de los que NO se pueden volver a postular pero ni siquiera para la presidencia de la Junta de Condominio de su edificio, pues la ENMIENDA SÍ VA, ¡¡¡pero no para ustedes!!!.

Y es que ahora la UBV está en espacios donde antes reinaba la ignominia…La sede Chaguaramos, por ejemplo, donde hasta 2002 funcionó uno de los apéndices de la Pdvsa golpista, es testigo mudo de la conspiración que desde allí se fraguó contra el país, contra el pueblo, en aquel absurdo y criminal paro petrolero. Hoy, en esos mismos espacios, se respira libertad, amor, conocimiento. Donde fue el aposento de algún magnate petrolero, hoy funciona un Programa de Formación de Grado; donde antes lujosos salones albergaron bonches con caña importada, hoy debate un Consejo Universitario, empeñado en seguir graduando gente…

En San Cristóbal, por decisión del presidente Hugo Chávez, la UBV ocupa la otrora sede de Corpoandes, otro elefante blanco de la cuarta república, que ahora es del pueblo. ¿Será esa la razón de tanta molestia?

¿Cuál es la idea de estas arremetidas?. Está claro que las guarimbas volverán a atormentarnos, acaso única arma de la oposición en esta nueva fase de la historia reciente de Venezuela. Lo que no entendemos es por qué se ataca a la UBV...¿Será porque es demasiado evidente el logro que se exhibe en Educación Superior? ¿Será porque un nuevo tipo de profesional universitario ya está plenando el mercado laboral venezolano?. ¿Será porque hay espacios que la revolución está rescatando sólo con el debate de ideas?. Eso sí: tengan la seguridad, manitas blancas, de que la UBV no egresará personajes como Nixon Moreno.

En días pasados, aquí en Caracas, fuimos testigos de los gritos e insultos que un grupo de estudiantes de la UCV profirieron contra la UBV a su paso por la sede Chaguaramos. Nos llamaron "sometidos", nos llamaron "borregos", nos dijeron "hordas", como si con eso nos van a quitar los deseos de lucha...

Miren, todos los docentes de la UBV hemos salido, mayoritariamente, de la Casa que vencía las sombras, y digo "vencía" porque lamentablemente hoy día las sombras la vencieron a ella internándola en una noche sin amanecer...De modo que las descalificaciones, en este sentido, están demás. Quien descalifique a un docente de la UBV se estará negando a sí mismo. Quien descalifique a un estudiante de la UBV, estará descalificando a todos los estudiantes de todas las universidades porque en Venezuela ya no tiene sentido caer en ese tipo de comparaciones. Hay un nuevo profesional en la calle: un profesional con sentido de Patria, comprometido con su pueblo, y eso despierta temores.

Quienes tenemos la fortuna de estar en la UBV, sabemos que aún hay mucho por hacer, pero lo estamos construyendo. Cada día es un nuevo aprendizaje para todos porque, como decía Freire, ”Todos nosotros sabemos algo. Todos nosotros ignoramos algo. Por eso, aprendemos siempre”...

El gran problema de la oposición es que hace rato se dieron cuenta de que ni siquiera son capaces de ignorarnos, pues somos una realidad grande y hermosa, trascendental, posicionada ya en nuestro país y referencia obligada para otros por el proyecto educativo que representa. Es una Universidad en la calle, compartiendo saberes, reconociendo al otro, generando y democratizando el conocimiento. Por eso en cada ataque, vemos desesperación; en cada insulto, vemos impotencia; en cada gesto de desprecio, sentimos lástima, porque definitivamente Venezuela cambió. La UBV es uno de los tantos logros indiscutibles de este proceso revolucionario que la gente defenderá el 15 de febrero próximo al decirle SÍ a la enmienda constitucional. La contra propaganda no podrá ocultar lo que está a la vista.

Sigan ustedes, manitas blancas, en su absurda ruta de violencia. Nosotros le apostamos a la vida, a las ideas, al construir y, a pesar suyo, la UBV es ahora la Casa de la Libertad. ¡Somos UBV!...Otra razón para decir ¡SÍ!


luisana.colomine@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3031 veces.



Luisana Colomine

Profesora de géneros periodísticos y periodismo de investigación en la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Comunista.

 @LuisanaC16

Visite el perfil de Luisana Colomine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: