Medios de comunicación oposicionistas

En Venezuela, los amos de los medios de comunicación comercial de oposición al Gobierno Revolucionario del Presidente Chávez, levantan barreras contra la libertad de opinión: dentro de esas barreras, un periodista puede decir o escribir lo que le parezca contra el Presidente Constitucional de la Republica Bolivariana de Venezuela, contra la Enmienda y el Proyecto Socialista; pero se arrepentirá si da un paso para difundir los beneficios, obras y políticas del Gobierno Revolucionario, ya que se verá atormentado por los desaires y las persecuciones de la calumnia diaria. Su carrera profesional está cerrada para siempre, ya que ha ofendido a la única autoridad que es capaz de promover su éxito. Toda clase de compensaciones, incluso el derecho al trabajo, se le niegan. Antes de difundir sus opiniones, imaginaba que las ostentaba en común con muchos otros; pero apenas las ha declarado abiertamente, se verá censurado por sus potentes enemigos, mientras que los que piensan como él, sin tener el valor de expresar sus sentimientos en alta voz, le abandonaran en silencio. Finalmente, cede, abrumado por los esfuerzos diarios que ha estado haciendo, y cae en el silencio, como si le atormentasen los remordimientos de haber dicho la verdad.

Esta es la concepción de la democracia de estos medios fascistas, oposicionistas. Entienden por libertad de prensa el derecho de ésta, o mejor dicho su obligación de ensalzar a su patrón el imperialismo. Conciben el derecho de opinar sobre la libertad de los paracos colombianos para entrar a Venezuela, guardan un silencio sepulcral con respecto a la reelección del paraco Uribe. Ensalzan diariamente la violencia y el crimen en el país y abogan por un conflicto insurreccional, quieren eliminar las Misiones, y convertir a Venezuela en un estado asociado del imperio, demuestran así su odio a la gente pobre y excluida. Rebelan una vez más su afinidad básica con el imperialismo, quien no sólo reconoce sino aplica plenamente el derecho de asilo cuando se trata de los golpistas, terroristas que se escaparon de Venezuela para Miami, después del golpe de estado y el saboteo petrolero. Los dueños de los medios de comunicación privados están en campaña contra la Enmienda de la Constitución, pero por otro lado están llamando a sus seguidores oposicionistas para que voten por el No; afortunadamente ya no son los dueños del país, ya no tienen la complicidad de los medios represivos del estado para mandar a eliminar, o fusilar, a los revolucionarios como lo hacían en los tiempos de la 4ª Republica, con la anuencia de su maestro y patrón el imperialismo. Pero aun disponen de algunos medios, la calumnia y la persecución. Y los usan lo más que pueden en contra de los dirigentes revolucionarios y el pueblo.

La obra hostil de la extrema derecha oligarca, que han logrado infiltrarse en algunas posiciones importantes de ciertas instituciones del Estado y de otras clases, y a través de los medios de comunicación privados, ha dado lugar a la repugnante propaganda de la ideología fascista, contrarrevolucionaria en las estructuras mediáticas. Además, como estamos viendo, en que la lucha ideológica se acerca a su momento culminante, una pequeña fracción de ésta clase burguesa están fomentando guarimbas, e incitando al golpe de estado en contra del Gobierno Bolivariano.

La oligarquía burguesa imperialista parece que no se aventura a apostar una suma importante a las cartas de los partidos de oposición, ya que no arrastran pueblo y no tienen calle. Por supuesto los utilizan para fines guarimberos, parciales y coyunturales, pero no tienen aceptación por parte de las masas motivado a la carencia de un proyecto propio de gobierno que ofrecerle al país, e aquí la razón del aislamiento de su credibilidad ante el pueblo. De mantenerse al frente la desenfrenada camarilla oligarca fascista, que a través de los medios de comunicación tratan de degradar completamente a las instituciones del Estado y a la FAN, que ayudaron a desbaratar la economía, que desmoralizaron y humillaron al país. Por lo que ya nadie cree en los rugidos patrióticos de estos héroes oposicionistas. Es evidente que no se puede confiar en ellos ni siquiera para comicios eleccionarios. Si la oposición llegara al poder sería para los venezolanos el peor de los tiranos totalitarios. Afortunadamente su insignificancia es una gran garantía contra este peligro facistoide.

¡Uh! ¡Ah! ¡La Enmienda sí va!

Salud Camaradas.

Hasta la Victoria Siempre.

Patria. Socialismo o muerte.

¡Venceremos!


manueltaibo@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2295 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición


Revise artículos similares en la sección:
Poder Popular



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a70995.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO