Rector, cómo así

La Real Academia de la Lengua no hace una consideración especial del significado o sentido del término Rector o Rectora. Simplemente tiene tres acepciones que pudiéramos calificar de normales o sin mucho rasgo de notoriedad, cuando concibe a un Rector o a una Rectora como: 1) Persona que rige, 2) Persona a cuyo cargo está el gobierno y mando de una comunidad, hospital o colegio, 3) Persona que rige una universidad o centro de estudios superiores. 4) Párroco o cura propio.

El sentido o significado que asume la Real Academia no parece coincidir con la estatura y el sentido que tradicionalmente le asignamos en Venezuela a quien tiene responsabilidades de ser Rector o Rectora. Para el común de los venezolanos, un Rector (con mayúscula) era una persona con capacidad de actuar académica o políticamente haciendo uso de valores y virtudes que desbordaban su hamanidad y le daban un status de "ser institucional" . Era una persona que solía poseer una alta investidura académica y con competencias hasta para saber quedar mal con elegancia y respeto.

Supongo que esta consideración o visión que conservábamos los venezolanos se ha derrumbado al venir oyendo al rector Vicente Díaz y tener la desgracia de haber oído este lunes próximo pasado (19/01/2009), las declaraciones ofrecidas por el rector de la Universidad Simón Bolívar, cuando haciendo uso de su “alta” investidura académica se propuso justificar el acto de barbarie que cometieron unos niñitos de papi en el cerro el Ávila, que además de parque nacional es un monumento natural para todos los caraqueños.

El rector de la Universidad Simón Bolívar supo exponer antes las cámaras de televisión una justificación de ese acto de barbarie, que ha debido retumbar muy duro en esos mundos oscuros y siniestros en lo que están transformándose los claustros universitarios. Dijo que la quema no se había realizado en el parque el Ávila y con ello quiso decir, que esta candelita se había planeado unos centímetros o milímetros más acá de lo que es el Parque. Como no fue en el parque (según su versión), eso no puede rechazarse y de ahí queda la monumental lección de un rector: todo aquello que no sea parque, pero sea bosque y árboles, péguele candela. Por venir de un rector (con minúscula) probablemente con un Doctorado, un Pos-doctorado y una larga lista de trabajos científicos publicados, uno desgraciadamente tiene que concluir que esas figuras grandotas y aparentemente muy sabías y cultas son “conteiner” especiales para depositar estiércol.

Cómo ver esta pobre y miserable posición de un rector y doctor con el sentimiento de un hombre como Luis Mariano Rivera por ejemplo, quien probablemente no paso de un 2do grado, pero tuvo tanta humanidad y humildad para educarnos con sus poesías y poder hacernos comprender la hermosura y belleza de las flores silvestres, que aún sin nombres, guardaban tanta y más belleza que las flores de salón. Amar el campo, amar la naturaleza, amar al árbol como parte de la vida, fue prácticamente una labor permanente de este gran ser, cuya humanidad y humildad difiere de las “ideas” de esa “ilustre” miseria humana y rector de la USB

Seguidamente a este miserable razonamiento, el rector de la USB expuso otra “idea”, con el mismo status de la anterior. El rector reclamo la decisión del gobierno de criminalizar las ideas de la oposición. ¿Cuáles ideas? ¿Hay alguna idea en quemar el Ávila? ¿hay alguna idea en quemar un árbol? ¿Hay alguna idea en las guarimbas de los niñitos de papi? ¿Hay alguna idea en las movilizaciones que han realizado?

Vicente Díaz que no es rector de una universidad, pero si los es del CNE, nos permitió conocer lo que existe en las profundidades de un demócrata. Se opuso a la extensión del proceso de votación, porque era una decisión antidemocrática e inconstitucional. Cómo así, se preguntaría el común de la gente. ¿Si abren mas espacio y tiempo para la participación eso es antidemocrático? ¿Esa decisión no es un reconocimiento al poder real que tiene el soberano? ¿Esta decisión no es técnicamente viable? Mientras este rector se oponía a una decisión en plena correspondencia con la democracia protagónica y viable, cacareaba por la apertura del registro, que es efectivamente una medida deseable pero técnicamente inviable por los corto del tiempo para ejecutar el referéndum.

Con estos rectores, hay que hacerse el colombiano y preguntarse: cómo así.

evaristomarcano@cantv.net
marcano.evaristo@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2887 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a70862.htmlCd0NV CAC = Y co = US