Socialismo Siglo XXI sufre mas daño con los enemigos disfrazados

Es claro que una vez acomodados en los puestos de mando del poder burgués, cuesta mucho perderlos, dan la sensación de perder más que un puesto representativo, piensa uno que se acabó el deseo de revolución del pueblo, por lo menos en los lugares donde se es derrotado.

Pero eso no es nada cierto, lo que mas hay en el corazón y la mente de los integrantes de ese pueblo excluido, es el profundo deseo de revolución, de transformación, así como un profundo desencanto porque todo siga igual en los hechos y revolución plena en el discurso.

Si vemos que el desencanto se escucha o se “patea” en la calle: la corrupción de los camaradas, el gustito por el lujo, la plata pareja que se maneja con fines políticos-personalistas, los elevados salarios, amén de las prácticas clientelares y mafiosas de la cuarta república en la gestión de algunos compatriotas. Pero como dice el Comandante Bolivariano si no hay pruebas a callarse la boca o fuera del PSUV.

Pero si pruebas no hay, votos tampoco, porque donde “el río suena es porque piedras trae”, eso es lo que el pueblo excluido conoce como justicia. Ese pueblo no sabe de justicia romana, griega, oriental u occidental, nada de eso, por ello se les llama excluidos. Su saber es popular, es de calle, es ese que se corre de boca en boca y llega a todos los oídos. Pero como ve que la justicia oficial es tuerta, cegatona más que ciega, aplica su ley, niega su apoyo sin medir consecuencias, la pérdida del poder. Pero como nunca lo ha disfrutado, no le cuesta nada cederlo, más cuando se trata de colocar en su representación a personeros de la corrupción o aquellos que han secuestrado para sí este poder popular. Este pueblo no quiere mediocres, mentirosos, demagogos, ladrones, “avispaos” estilo Carlos Andrés Pérez y la cuerda de ADcos que conocimos el siglo pasado y que aún deambulan como zombis por las calles.

Señor Presidente, Comandante Bolivariano, escuche por favor al pueblo, no se apegue al poder burgués constituido. Lo importante no es colocar hombres leales, revolucionarios y gerentes en los puestos de poder, es cambiar ese poder y ponerlo en las manos que deben estar. Sabemos que usted anda por ese camino o por lo menos eso vemos, pero no siga abrazando a quien usted no conoce, no siga intentando dar oxigeno a quién el pueblo ha reconocido como corruptos. Los rumores son malignos, pero cuando provienen de las masas hay que escucharlos. El camarada Luis Tascón no ha cometido delito probado y está autoexcluido del PSUV, pero a quien el denuncia, el pueblo debe tener oportunidad para juzgarlo y no, que lo obliguen a darle el respaldo como su representante, obviando este justo proceso.

El poder es del pueblo, en el reside, si lo dejan a un lado y lo excluyen quienes desean revolucionarlo, no le dejan otra opción que abandonar su confianza o fe. Pero si quien lo desprecia son los que siempre lo han hecho, pues recibirán a ese pueblo de frente y con todo, se nucleará para reunir las energías que logren impedir la llegada al poder de los enemigos. De ahí la importancia de los enemigos frontales, permiten acumular la energía que se opone a la injusticia, a los antivalores, al antidesarrollo, a la contrarrevolución. También de ahí la importancia de contar dentro de la revolución con enemigos ocultos, los que ejecutan los antivalores, la contrarrevolución pero con el rostro cubierto, dejando a los revolucionarios como lo mismo de siempre, negando al pueblo el sueño de un mundo mejor, para ellos el paredón del juicio popular.

Así las derrotas electorales, no son tan malas como se dejan ver, pues son la justicia popular buscando espacios. Es abandonar un poder que corrompe sus ideales y devuelve el poder a quienes podrán generar la necesidad de recuperarlo, a quienes podrán permitir el surgimiento de los líderes revolucionarios locales, regionales y nacionales, que definitivamente apoyen a nuestro comandante bolivariano es la construcción de una nueva república.


* Militante del Batallón Socialista Paraiso Unido



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2105 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas