Derrotar la conspiración es derrotar la crisis

Pareciera que el camino escogido por la revolución bolivariana venezolana, mucho antes de haberse producido la crisis económica mundial, ha sido el acertado. Sobre todo, si nos atenemos a la Declaración de la Sociedad de Economía Política y Pensamiento Crítico Latinoamericano ante la crisis económica mundial (Paris, 27-10-2008). Esta, después de una extraordinaria jornada en la cual estuvieron presentes un grupo numeroso de pensadores de la izquierda, de América y Europa, concluyeron anunciando como medidas frente al acontecer de los pueblos básicamente las políticas aplicadas por el gobierno bolivariano desde su advenimiento, tales como: Nacionalización de los recursos naturales y de las empresas estratégicas del país: PDVSA, CANTV, Electricidad Nacional, Cementos de Venezuela, SIDOR, etc.; Medidas de intervención y protección de nuestra economía: control de cambio y de precios, sustitución de importaciones (no inducida), estimulo a la creación y diversificación del aparato productivo. Todo el desarrollo de una política económica concebida como instrumento al servicio del ser humano.

Pese a un proceso conspirativo feroz y permanente, dirigido desde los centros de poder mundial, con la complicidad de nuestra oligarquía parasita, esta política económica ha logrado encarnar en la geografía nacional. Sin embargo, luce preocupante la enorme resistencia que desde la “Quinta Columna” interna se produce, no estamos hablando de la existencia del aparato burocrático heredado del decadente estado puntofijista, se trata del brazo de la conspiración infiltrada aguas adentro, lo cual seria absolutamente lógico entender se produjera en el devenir de nuestro proceso, si no fuera porque pareciera que no poseemos los suficientes anticuerpos para detectarlos y neutralizarlos, es mas, observamos con preocupación que la concreción de nuestra política económica en un muy alto porcentaje es saboteada, poniendo así en peligro los necesarios logros de nuestra revolución. Para muestra un botón, tenemos como ejemplo el destino de la política de control de precios dirigida a elevar el nivel de vida de los venezolanos, esta política es descaradamente saboteada, para nadie es un secreto como las cadenas comerciales (y a veces las cadenas institucionales) se burlan de esta medida, lo que convierte en sal y agua el salario de los trabajadores y estimula definitivamente los niveles de inflación. No estamos negando el papel importante que juega el Indepabis, creemos mas bien que los camaradas evidentemente hacen un inmenso esfuerzo (a veces saboteado desde el ministerio al cual están adscritos), pero lucen insuficientes frente a este plan conspirativo, lo cual es comprensible si estamos hablando de un problema de ESTADO con mayúscula. Pues bien, pareciera que nos urge terminar de construir un tejido pueblo – gobierno capaz de derrotar a esta “Quinta Columna”, esto sin duda debe hacerse dejando a un lado las posiciones sectarias y localistas presentes no solo en el seno del gobierno, sino también en el movimiento popular. Conviene poner el énfasis en lo sustantivo, ver el bosque detrás de los árboles y tener una visión de proceso con la cual seguro estamos que entenderemos la importancia para Venezuela, Latinoamérica y el mundo del proceso revolucionario bolivariano.


henryantonionavas1@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1177 veces.



Henry Navas Nieves


Visite el perfil de Henry Nava para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Nava

Henry Nava

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a66234.htmlCd0NV CAC = Y co = US