Por la dignidad del pueblo

Por la dignidad de la familia, por la conciencia de un pueblo que apuesta a seguir construyendo la esperanza de un estado que lleva ocho años sumido en el más triste abandono, en la desinversión, en el desempleo.

Por el porvenir de nuestros hijos que se encuentran a merced de un Gobierno regional que dejó la educación y la alimentación de los pequeños a la corrupción, a la ineficiencia, a la insensibilidad.

Por la importancia de que los niños y adultos cuenten con becas y las ayudas necesarias sin ser sometidos a chantaje, para acceder a la educación y contar con un trabajo seguro luego de cumplido sus estudios.

Por la nobleza de esas viejitas y viejitos que han sido pilares fundamentales del desarrollo del Zulia, pero que ahora sólo reciben de pago golpes, peinillazos y perdigones al frente de la Gobernación del Estado.

Por la seguridad de ese muchacho, esa muchacha, ese señor y esa señora que no sólo tiene que cuidarse del malandro que acecha por todos lados, sino de los funcionarios corruptos de la Policía Regional.

Por el rescate de esos mismos efectivos que cayeron en la inmundicia de jefes antisociales, que desviaron el rumbo de esta policía como institución al servicio de la comunidad.

Por el poder que con el proceso revolucionario tendrán los vecinos para decidir y exigir las obras que requieren los sectores donde residen y contribuir así al desarrollo integral de las comunidades.

Por retomar la construcción de las obras abandonadas del Gobierno regional en función del colectivo y garantizar trabajo digno para los hombres y mujeres que llevan años desempleados.

Por la importancia de valorar y retribuir la labor de esa ama de casa, de esa institución de la familia, que hace el trabajo más duro y noble del mundo y sin embargo, no recibe beneficio gubernamental alguno.

Por acabar con el latifundio que promueve el terror para seguir comprando tierras en los municipios agropecuarios del Zulia, y apoyar a los campesinos a quienes vejan y maltratan los terratenientes.

Por reforzar las misiones del Gobierno nacional que ha combatido fuertes necesidades de la población como la alimentación, educación, la salud y que constantemente torpedea la oposición en detrimento del pueblo.

Por hacer que los recursos que envía el Gobierno nacional a esta entidad sean utilizados en las obras que requiere el pueblo y no en proyectos particulares que beneficia a un pequeño grupo de corruptos.

Por el futuro de todos nosotros pues, no votemos por la oposición. Luchemos por los ancianitos, porque nuestros hijos y nietos tengan lo que dirigentes de la IV República nos negaron durante 40 años.

albemor60@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1290 veces.



Alberto Morán


Visite el perfil de Alberto Morán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alberto Morán

Alberto Morán

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a66081.htmlCd0NV CAC = Y co = US