Un aventón bursátil

La globalización nos esta ocasionando mucho daño en algunas burbujas financieras latina que, sin duda, deben explotar de un momento a otro originando un caos entre los entes bursátiles y los clientes que giran en torno a esos núcleos politizados de dinero fresco. Muchos venezolanos vienen adquiriendo créditos de manera exorbitante y los centros de apoyo de estas casas crediticias se encuentran en el exterior, lo que indica, el interés que deben tener estas personas para cancelar sus deudas antes de agosto del año 2009.

El gobierno bolivariano tomó algunas medidas a tiempo y esta decisión fue muy acertada. Una de ellas, el traslado de nuestras divisas internacionales a Europa y cambiada a euros su valor. Lo segundo, la multilateridad del mercado nos provee una seguridad real sobre el intercambio de los valores y que nos refleja un significado de autonomía real ante los países que generan un verdadero polo de desarrollo.

Lo importante es que las oficinas gurnamentales del Estado como instituciones de carácter oficial racionalicen sus escalas presupuestarias y logren ajustarse a la realidad del Estado para no botar el dinero por la borda, deben existir una verdadera fiscalización y contraloría sobre los dineros públicos. Los ochos años de gobierno del presidente George. W. Bush considerados como nefastos por el pueblo norteamericano señalan una difícil ruta para algunos países latinoamericanos comprometidos con el ALCA y que tienen compromisos muy estructurados con la economía norteña y peor para Colombia y Perú, por ejemplo.

Hay que tomarse un tiempo para estudiar los ciclos de esta crisis que tuvo su primer aventón en 1929 y que deprimió la economía mundial, la filosofía constituye un camino para llegar a una verdad muy certera y llevarnos a replantear una acción conjunta que nos lleve a una dinamización en la economía de mercado. El francés Jacques Poulain explicó en el Instituto Latinoamericano Rómulo Gallegos que el hombre debe lograr una emancipación en su vida seglar promediando su intelectualidad con su acción social para elaborar un concepto de convivencia humana. Para esto, debe adquirir - manifestó- viviendas a precios razonables y que estén en plena armonía con la naturaleza y cultura. Hay que evitar que los créditos hipotecarios de las residencias sean inflados por la banca y adquiridos como bonos por las mafias que se movilizan paralelamente a estos negocios y adquieren grandes ganancias, pero, agotan la confianza cultural y el desarrollo artesanal de los pueblos que se traduce en la estructuración del idioma y la utilización del lenguaje como contertuliano de los paradigmas sociales.

Nuestra coyuntura política replantea su gran desafío, llevarnos a una ley de mercado donde se pondere el lucro y la justicia social. Por esto, se hace necesario que muchos venezolanos inicien el pago de las viviendas otorgadas por el Estado Venezolano para beneficiar a otros en la construcción de más residencias y evitar cualquier corolario de pobreza que intente acorralarnos. Ahora, la democracia es una vocación de servicio y todos estamos implicados para asumir con conciencia el reto del nuevo Estado, paladín en el combate contra las causas del hambre y la miseria.

*filósofo


emvesua@cantv.net




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1712 veces.



Emiro Vera Suarez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /actualidad/a65989.htmlCd0NV CAC = Y co = US