Si yo fuera candidato

Si yo fuera Di Martino, en vez de andar prometiendo ese pavoso puente Nigales, me iría a buscar a Petróleo y a Sabino; y en cabalgata por todos esos montes, desde el Cruce hasta Cachiri, me fajaría con los Yukpas, Japreiras, Bari y Wayuú a pelear por sus derechos y por la defensa de la Sierra de Perijá. Quizás con ellos le demostraríamos a todos los zulianos, que de verdad verdad tendremos un gobernador revolucionario, que nunca permitiría que las transnacionales imperialistas del carbón, vayan a destruir nuestro más preciado ecosistema.

Si yo fuera el que tuviera que pelear contra el innobrado candidato de la oposición, no le diría pablito; sino Pablo Pérez, el mismo que desde chamito militó en AD, y que en sus momentos más estelares de su “liderazgo” estudiantil, no pasó de ser un perro faldero de Manuel Marín y sus bandas armadas, allá en LUZ.

Si a mi me pasara la idea por la cabeza de mudarme al palacio de las águilas, y me tocara convencer a los zulianos de las bondades de la Policía Municipal y de los desaciertos y malhechores que están infiltrados en la policía regional; por supuesto que no me conformaría con acusar al gobernador solamente. Le explicaría y le recordara al ciudadano de a pie, que el principal y responsable directo de la inseguridad; ha sido no pablito sino Pablo Pérez, el mismo que hizo llave en su condición de Secretario de Gobierno, con el Secretario de Seguridad Ciudadana, José Sánchez alias “Mazuco”; dueto tenebroso que bajo el manto de la impunidad impusieron el terror del sicariato y el secuestro aquí en el Zulia.

¡Hay! si a mi me tocara darles besitos a las viejitas y abrazar a los viejitos, desde cuando hubiese realizado un acto con los de la tercera edad, para recordarle que ha sido el presidente Chávez quien más beneficios les ha otorgado desde los tiempos ancestrales de gobierno alguno; pero también para recordarles que ha sido precisamente bajo el mandato del gobernante Pablo Pérez, quien en calidad de Secretario de Seguridad Ciudadana, coordinó las odiosas represiones a las manifestaciones de los abuelitos jubilados y pensionados, quienes a las puertas de la gobernación, reclamaban el pago de sus prestaciones y pensiones vencidas.

Si a mi me dieran esta tarea, de seguro que al camarada Chávez le pediría, que al imbecil de Pablo pierde me lo dejen a mi, y al desgraciaito de Manuel déjelo que lo picotee bastante el gallito rojo rojito que lo espera en la alcaldía. Así de simple sería mi recomendación. El presidente Chávez que venga y que venga muchas veces al Zulia, y que le demuestre a cada uno de los que van a votar, las ejecutorías, los planes y proyectos que tiene para nuestra región; pero zapatero a su zapato, aquí la pelea es peleando y cada quien en su combate. Repito la del comandante es con la fortaleza de su liderazgo y con las bondades de su proyecto de país, que inició el 4 de febrero y que debe mantenerse firme en sus manos, y no en los que bajo su sombra lo distorsionan con el flagelo de la ineficacia, la ineficiencia y la corrupción.

Si yo hubiese sido militante del partido del líder de este proceso y saliera electo como candidato a gobernador mediante libérrimas elecciones; de seguro sería el mas celoso guardián de la unidad, de manera que nunca permitiría que a los partidos aliados al PSUV y que apoyan irrestrictamente mi candidatura, los atendieran por la puerta del garaje de mi comando de campaña. ¡No! ni de vaina, a ellos les nombraría un representante directo de mi comando; aquel que tenga más sintonía y sincronización con mi candidatura, y no a un alto jerarca del partido principal, que sólo asistiría a esas reuniones en la posición de zamuro cuidando carne.

De verdad les digo, que si yo fuera el candidato a estas alturas de la campaña, la misma sería policromática y no monocolor tal como luce hasta ahora. Repito si yo fuera el candidato ya hubiese desplegado una agresiva campaña publicitaria, para que los dos millones de electores supieran que a parte del PSUV, también me apoyan y aparecerán en el tarjetón electoral el PPT, PCV, MEP, NCR, UPV, TUPAMARO, PSOEV, gente emergente, JUAN BIMBA, LA RED DEL PUEBLO, MOBARE 200 – 4F y Por Maracaibo.

Si yo fuese un candidato a gobernador apoyado por 19 candidatos a Alcaldes del PSUV y por 12 candidatos de la Alianza Patriótica, sería más que evidente que a todos les daría igual trato y por no dejar mandaría a sacar publicidad, donde los 31 candidatos me brindaran apoyo. Esto daría una imagen ante la población electoral de mi mensaje unitario y de la fortaleza que representa mi candidatura.

En definitiva si yo fuera candidato, tomaría algunas de estas recomendaciones; porque en fin de cuenta la masa no está pá bollo y aquí en esta tierra caliente, ya en una ocasión los factores del cambio, apenas pudimos ganarle a la misma oposición recalcitrante por apenas trescientos votos; sino pregúntenselo al camarada de siempre, Oscar Rincón, quien ya en una oportunidad cuando fue candidato a Alcalde, pasó por el filo de esa navaja.

douglas.zabala@hotmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1601 veces.



Douglas Zabala


Visite el perfil de Douglas Zabala para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Douglas Zabala

Douglas Zabala

Más artículos de este autor


Notas relacionadas