¿Cuál es su verdadero precio?

Banco de Venezuela, Cemex, Sidor.

Revisando la prensa por Internet, he leído un articulo del periódico argentino “Pagina 12”, sobre las negociaciones entre el estado argentino y las empresa española “Marsans”, propietaria de la privatizada (durante el gobierno neo-liberal de Carlos Menem), “Aerolíneas Argentinas”.

La noticia da cuenta de la puja por establecer “el valor” de la empresa y por tanto lo que deberá desembolsillar el estado argentino, lo interesante es que a la luz de las nuevas realidades del mercado capitalista, la empresa tendría valor negativo, por lo que Argentina no deberá pagar ni un centavo, pero leamos:

“El informe del Tribunal de Tasación de la Nación que llegó a la Comisión Bicameral de Seguimiento de las Privatizaciones, al que accedió Página12, denuncia que a julio pasado el “valor sustantivo o patrimonial” de Aerolíneas Argentinas es negativo en 832.897.880 dólares, cifra que se reduce a 622 millones de dólares si la técnica empleada es la del “flujo de fondos”.

Marsans quiere vender el 95 por ciento de títulos en su poder cotizados según el método de flujo de fondos, por el cual se contempla la evolución del negocio en un período dado. Es decir, no tallan sólo los activos y pasivos actuales, sino la capacidad de la empresa de generar recursos bajo ciertas condiciones de mercado y equipamiento.

Los peritos públicos consideraron la evolución del negocio a cinco años y actualizaron los ingresos a una tasa de descuento del 15,6 por ciento anual. Supusieron que la flota subiría de treinta y cuatro aeronaves a cuarenta y dos a fin del 2008 y treparía a cincuenta y dos en el 2012. Postulados similares a los de Marsans, pero que condujeron a un sitio opuesto. Por esta técnica, Aerolíneas vale 546 millones de dólares y Austral, 76 millones. Es decir, un resultado negativo de 622 millones, al que el secretario de Transporte, Ricardo Jaime, aludió días atrás.

Pero la distancia es mayor aún si la técnica a considerar es la del valor sustantivo o patrimonial, por el cual el activo y pasivo de una empresa se tasan a precio de mercado. O, dicho de otro modo, resulta de calcular cuántos recursos le quedarían como remanente a su dueño si la empresa realizara todo su activo y cancelara su pasivo a precios de mercado

La ley de reestatización votada a fin de septiembre habilita la recompra de acciones en base a un precio que debe ser convalidado por el Congreso.

El problema que empezó a avizorarse es que si el Estado adquiere acciones, tiene derecho a los activos pero también asume los pasivos. Esa carga quizá podría eludirse con una expropiación. Por ella se pondría un precio a los activos tangibles e intangibles, pero sin tener que afrontar la deuda”

http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-113400-2008-10-16.html

Es interesante lo que esta sucediendo con esta negociación, y nos lleva a pensar, si lo que nos rige es el capitalismo, lo que en su momento se uso como argumento para privatizarlas a precio de regalo, por ser empresas del estado ineficientes que no valían nada, porque no aplicamos lo mismo ahora que queremos re-comprar nuestras empresas nacionales?, a la luz del desplome del precio de las acciones de las empresas dueñas del Banco de Venezuela, de Cemex y de Sidor , ¿NO DEBERIAMOS PAGAR UN PRECIO ACORDE CON EL DESPLOME DEL VALOR DE ESAS ACCIONES?



Piénsenlo!!!!!!!!!!!!.



nadezca@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1468 veces.



Nadezca Mujica


Visite el perfil de Nadezca Mujica para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: