¡Estamos en Revolución!

41 años del asesinato de "Ernesto Che Guevara"

41 AÑOS DEL ASESINATO DE “ERNESTO CHE GUEVARA” ¡ESTAMOS EN REVOLUCION!

Es imprescindible estar en permanente sintonía con los cambios que sacuden el planeta. La onda expansiva de la caída del capitalismo como sistema dominante afectará de una u otra forma la normalidad de la sociedad global, la que no escapará para bien o mal de sus inevitables secuelas. No es fácil digerir el momento preciso en que por fuerzas inevitables del devenir dialéctico un sistema se derrumba para dar paso a otro, y tampoco es fácil advertir con claridad cuando el nuevo sistema comienza a echar raíces sobre los cimientos del viejo para asumir la nueva hegemonía. Afortunadamente desde finales de la década de los noventa, en Caracas y Buenos Aires irrumpió por primera vez la fuerza motriz de estos cambios. Era el nacimiento de la fuerza capaz de torcer el rumbo de las cosas y encender la luz de los derroteros ineludibles: la fuerza creadora del pueblo, que aunque a ciegas y retando temeraria la maquinaria reaccionaria de la oligarquía, demostró, que a falta de estado propio, de liderazgo y de método ideológico, los pueblos tienen en su propio seno su natural defensa, como efectivamente ha ocurrido.

A una década de entonces ya no hay lugar a dudas de que la revolución de los pueblos ha comenzado y lo ha hecho de la única forma que puede perdurar como necesidad histórica de los excluidos, de las naciones por su soberanía, de las colectividades contra la pobreza, de los ancestros por su cultura y sus tradiciones, del hombre común por su dignidad, de la naturaleza por su reino infinito y de la humanidad por la cosmovisión sin la cual habrá perdido el alma: con el rescate del Socialismo.


¿MERRIL LINCH, Y EL LEHMAN BROTHRES CAIDA DEL NEOLIBERALISMO?

Es necesario en el actual análisis, y contando que a estas horas en el sistema financiero norteamericano se producen los primeros síntomas del colapso de la economía capitalista quiebra del Merril Linch, Lehman Brothres, y otros desbordan el pánico en el mundo de la bolsa y de los especuladores de capitales ante los ojos aterrados del mundo, en cuya dependencia había caído mansamente, entender que el proceso en el cual la humanidad ha luchado por su hegemonía es de larga data y no debe apreciarse aisladamente. Desde el momento en que aparecen en la sociedad humana los conceptos de propiedad y Estado, se inicia esa lucha. No importa que hallan pasado miles de años desde entonces, pues es en todas las épocas históricas (primitiva, feudal, capitalista...), los pueblos a costa de una verdadera hecatombe y de un genocidio interminable, se han hecho presente, y en ese devenir ha visto, como estamos viendo ahora, la caída de un imperio tras otro; ahora no será la excepción. En ese sentido es que la revolución de la humanidad se genera como un proceso que tiene la edad misma de la especie, y que desde la óptica local debe ser apreciada, no como la simple revolución venezolana, sino como la gran revolución latinoamericana, parafraseando al CHE, militante universal revolucionario. Es cuando la gran revolución bolivariana, cuya sabia no podía emanar de otra fuente, sino del conjunto de valores, que en nuestros pueblos han tenido la señal inequívoca de la integración y el antiimperialismo. Siendo pues consecuentes con la tesis de “la revolución como un proceso”, podemos decir hacia adentro, que la revolución venezolana, que comenzó en la era primigenia ancestral con las formas propias de comunismo y cosmo visión, tiene con la democracia protagónica y participativa y en el Estado social de derecho y justicia, consagrados en la constitución actual, su forma más acabada.

EL CHE LO PREDIJO

Cuando las aguas de las explicaciones ideológicas comenzaban a enredarse producto de la encrucijada entre la caída del régimen corporativo, forma imperialista del capitalismo, y la alternativa necesaria, aparece no por casualidad sino por necesidad, el rescate de la idea de socialismo, y no podía ser de otra manera. Cómo llenar la unípolaridad sino con multipolaridad, cómo el régimen oligárquico mundial sino con el poder del pueblo, como concebir un mundo distinto sin el recate de los valores que el capitalísimo nos había arrebatado: solidaridad, justicia, libertad, amor, complementariedad, |igualdad. En fin cómo construir la nueva sociedad sin el hombre y la mujer nuevos deslastrados del hombre y la mujer viejos que ya hieden a sepulcro.

En Venezuela ese cambio de humanidad ha comenzado a darse en una nueva concepción de la vida, de la sociedad y del individuo.

La primera: Enalteciendo la relación de la naturaleza y la condición humana. La segunda: Es la consolidación de la realidad comunitaria, o comunista y por último: El disfrute pleno de los derechos fundamentales. Podemos, siendo por lo demás justos, proclamar que dichos cambios se han dado desde las vertientes naturales del pueblo y la vanguardia revolucionaria. El primero saltando todas las barreras del capitalismo y el segundo actuando con la clarividencia, combatividad y heroísmo propio de las vetas históricas que estremecen lo que parecía inamovible. Una cosa ha traído la otra, pueblo y vanguardia, vanguardia y pueblo, que en una década han creado la nueva formación histórica en la toma del poder: la vanguardia socialista revolucionaria, o como también se llama: la nueva hegemonía.

¿SE GLOBALIZA LA CRISIS?

Le economía capitalista agoniza como sistema dominante, a la crisis de Walt Street no la para nadie, fue demasiado tiempo y devastadoras las consecuencias sobre el mundo como para que la estructura financiera mundial y el modelo de comercio e intercambio globalizado pudiera sostenerse indefinidamente. En su fase neoliberal, el capitalismo ahogó a los pueblos, los llenó de pobreza exclusión y desigualdad. Lo vendido como la panacea: el libre mercado, la libre competencia y la empresa privada terminaron demostrando su lógica esencia. Cómo podía continuar apostando al desarrollo una América latina que pagaba 300 mil millones de dólares anuales en interésese de deuda, a la par que veía destrozados sus extraordinarios recursos naturales y una masa de millones de seres tragaban y siguen tragando la amarga píldora de la pobreza. Es allí cuando por necesidad histórica resurge la idea de socialismo luego de un breve descanso de dos décadas desde la caída de la Unión Soviética y la entrada en desprestigio del socialismo científico de Marx, Engels y Lenin. Entonces, de la base de nuestras sociedades comenzó el retoñar, revolucionario primero con las violentas reacciones contra los paquetes neoliberales y luego en la consolidación de los movimientos sociales en distintos países. Era obvio, que el nuevo camino ya tenía un precedente extraordinario en los logros del socialismo científico palpables en experiencias tangibles y vigorosas, pero además, lo novedoso es que el socialismo en su vuelta indetenible ha tenido en la búsqueda de lo propio, en la innovación y en el tratamiento sabio de las experiencias erróneas un camino indudablemente victorioso. De otra manera no podría explicarse cómo es que en una década, desde l987, los movimientos sociales: obreros, indigenistas, campesinos, ecologistas, etc., han dado tan grande salto, que de una vez en flujo vertiginoso, han conquistado gobiernos como paso previo a la toma del poder. Lo que el viejo Marx y la izquierda responsable venia señalando, lo rescatado de la experiencia milenaria de nuestros ancestros y la proyección de nuevos programas debían apuntar como en efecto apuntan, al replanteamiento del socialismo, que ya no se observa, se practica como la otra cara en lo económico sino que va en la búsqueda de los tiempos plenos de la verdadera humanidad. El socialismo es y debe ser una práctica histórica inevitable de la sociedad alternativa.


BOLIVAR Y EL CHE “LA PATRIA ES AMERICA”

Los ojos del mundo están puestos en Venezuela. Recalcando lo que hemos venido diciendo, El Alba significa la antitesis del capitalismo, el nuevo esquema de Estado revolucionario la antitesis del Estado liberal y la cosmovisión del hombre y la mujer el derrumbe de los conceptos de propiedad, individualismo y destrucción. Esos temas medulares son la base de la verdadera discusión que debe darse en el momento de la debacle del status capitalista, el cual, agotadas las posibilidades de renovación, ha comenzado la caída indetenible.

La lucha que comenzó contra los paquetes de ajustes neoliberales y los TLC, perfilaron su enfoque al ámbito del Estado, la economía y el poder del pueblo, desafiando directamente los ideales del liberalismo que tuvieron soportes reaccionarios desde miles de años hasta los postulados de Adán Smith, Rousseau y Lincoln. La economía de mercado esta siendo destronada en Venezuela con las nuevas expresiones, que además de la privada, garantiza la Constitución: la autogestión, la cooperativa, la comunal, demostrando que la rigidez y el destino oligárquico del capitalismo clásico le había cerrado para siempre las puertas a la iniciativa popular y allí arriesgó su vigencia en el tiempo. Igualmente el Estado de los tres poderes desapareció en la CRBV, que retomando ideas de Bolívar consagró los requerimientos políticos económicos y sociales en los nobilísimos poder Moral y Poder ciudadano. En cuanto a lo político, la democracia representativa proclamada idílicamente por Lincoln como sistema de gobierno del pueblo, por el pueblo, y para el pueblo, se deslastró del “representativismo” para alcanzar la mayor expresión popular: la democracia protagónica y representativa. En adelante no basta erigirse como representante del pueblo, ahora debe devolvérsele a éste el poder para que lo ejerza directamente, llevando la representatividad a ser lo más breve lógica y necesaria posible, para que jamás, como en el pasado, invada para suplantar con sus expresiones elitistas mafiosas y oligárquicas la soberanía popular. Ya se puede hablar de la nueva praxis de empoderamiento que de forma fácil se perciben desde México con sus multitudinarias asambleas, hasta las cumbres bolivianas, desde los cerros de Caracas con los consejos comunales a las expresiones comunitarias de los sin tierra de brasil. En fin nace la nueva democracia que cada día se inserta con claridad mediana en los estamentos legales y en la dinámica del Estado. Todo lo cual significa:

1.- La existencia irreversible de un nuevo mapa político y geopolítico en Latinoamérica, a favor del socialismo y los movimientos progresistas.

2.- La rápida conformación del mundo multipolar.

3.-El alcance cualitativo de la identidad revolucionaria de las masas.

4.- La conquista de la integración y la lucha global mundial y latinoamericana de los pueblos como estrategias básicas en la brega permanente contra el imperialismo.

5.- El avance ininterrumpido hacia la conquista de nuevos espacios de lucha y vida social.

6. -La fijación de estrategias correctas frente a la crisis real, actual, inmediata del capitalismo como sistema, la que la globalidad de la información instantánea permite apreciar en toda su magnitud.

7.- La consolidación de medios alternativos de comunicación a gran, mediana y pequeña escala para contrarrestar la guerra mediática de los grades fuentes pro imperialistas.



UNA VISIÓN HISTÓRICA: JESÚSCRISTO, SIMÓN BOLÍVAR, TUPAC-TAKARI, BARTOLINA SISO, MANUELITA SÁENZ, NEGRA HIPOLITA, GUAICAIPURO, FIDEL, EL CHE, ZAMORA, CHAVEZ

Consecuencia de lo expuesto es inevitable reconocer el liderazgo de Hugo Chávez. Privilegiado somos de vivir las múltiples dimensiones de un hombre, cuya evolución política, signada por la certeza de sus logros y convicciones lo han convertido en un líder de alcance planetario; líder de los pueblos, líder de la humanidad. Quien se ha erigido en primer señalador del derrumbe del sistema capitalista, de la crisis del ambiente global, y de la necesidad de la redención humana, planteamientos convertidos en la agenda inocultable del mundo. Chávez calza la definición de líder global porque no aparece como fenómeno político de un momento determinado, sino de un proceso historio, calzando dialécticamente los anhelos y aspiraciones de la humanidad de hoy, construyendo la sociedad por construir, retomando sin complejos los avances de miles de años de practica social y declarándose continuador del socialismo amasado por las mejores causas de la clase obrera y los hombres y mujeres libres de los tiempos modernos. Acompañado de tamaño líder los revolucionarios venezolanos de manera especial los miembros del PSUV y de los movimientos sociales, debemos perfilar nuestras baterías a:

1.- La profundización de la campaña electoral en pro de la victoria en las elecciones de noviembre.

2.-Profundizar la discusión de nuestras propuestas programáticas en todos los niveles a cargos y espacios por ocupar.

3.-Profundizar la discusión del contenido de las leyes habilitantes.

4.-Continuar en el soporte y vigilancia de la acción gubernamental de forma de coadyuvar al cumplimientos de sus metas.

5.-Revisar, rectificar y reimpulsar nuestras acciones en los quehaceres de la acción revolucionaria.

6.-Mantener la movilización y alerta siguiendo paso a paso los movimientos del imperialismo, en especial de la cuarta flota del ejercito de los Estados Unidos y la retaguardia del plan Colombia.

7.-Mantener y afinar la inteligencia social ante los intentos de Golpes de Estado y magnicidio, dedicándonos inequívocamente al seguimiento de los reductos de sicarios y paramilitares colombianos que operan en los suburbios caraqueños y en el estado Zulia al amparo del gobierno regional.

8.-Comenzar desde ya la promoción de la Gran Movilización 230-C.R.B.V., tendente a crear las condiciones para que en el 2009 se convoque el referéndum que reforme el articulo 230 constitucional que permita la reelección continua de nuestro Comandante e ideólogo: HUGO CHAVEZ FRIAS.





CAMINANDO CON LA HISTORIA

Nadie puede permaneceré indiferente a los acontecimientos mundiales. Un sistema violento, criminal y capaz de todo se derrumba en nuestras narices. De las regiones del planeta somos quien mejor puede soportar la transición porque contamos con un devenir de lucha y un liderazgo trascendente. Las expresiones de organización popular y en particular campesina deben profundizar la movilización, adecuar día a día los métodos y la discusión ideológica y política y no cesar ni un solo instante en el asedio a las fortalezas del imperialismo. No creyendo que el academicismo y el ideologismo sean la sabia única de nuestros procederes, debemos estar muy pendientes de la acción del gobierno y la actuación protagónica de las masas para evitar a toda costa la permanencia de las viejas mentalidades corruptas e inmorales que tanto daño nos han hecho. Los tiempos de revolución, por intensos, reclaman los mayores sacrificios y dedicación, nada puede apartarnos del deber sagrado de la victoria final en homenaje a nuestros antepasados, héroes y mártires. Ya la nueva sociedad soñada y practicada por Allende, Alberto Lovera, El Che y Fidel esta siendo inmensamente posible, por lo cual, las expresiones organizadas concretadas: Por la Coordinadora Campesina Nacional Ezequiel Zamora; El Frente Campesino Socialista Jirajara; el Movimiento Pedro Pérez Delgado, “Maisanta”; Ana Karina Rote; Colectivo Camunare Rojo, Movimiento Cooperativista Reina María Lienza; Frente Campesino José Leonardo Chirinos, Colectivos de Mujeres Juana La vencedora y el frente Campesino Prudencio Vásquez y toda expresión revolucionaria de hombres y mujeres, debemos permanecer alertas y movilizados, pues ya sabemos lo que es capaz de hacer la maquinaria militar imperialista y la oligarquía criolla, que no ha cesado un sólo momento de conspirar contra el proceso bolivariano.

Los planes deben ser para siempre, el tiempo no debe medirse por días horas y años sino por épocas, nuestra decisión es definitiva y pase lo que pase ya estamos destinados a dar la batalla final por el futuro tanto de Venezuela, Latinoamérica y de la humanidad entera.



BRAULIO-DIPUTADO JIRAJARA

PATRIA SOCIALISMO O MUERTE

VENCEREMOS

brauliojo72@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3034 veces.



Braulio Alvarez

Diputado y dirigente campesino


Visite el perfil de Braulio Álvarez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: