Yanquis GO…a la merde. Bancos quebrados, banqueros pitiyanquis chorreaos

UNO: No veo cual es el problema para la revolución si el comandante de en vez en cuando suelta uno de sus tacos. Las viejas cacatúas de la oposición en la urbanización en donde vivo alegan que no se calan a un presidente grosero, zambo y hablador. Grosera ha sido la democracia representativa con sus conductas y actitudes cuarta republicanas contra el pueblo al excluirlos durante más de cincuenta años de los beneficios de la renta petrolera. Grosera ha sido la desaparición, la tortura y asesinatos de los opositores en los regímenes adecos-copéyanos de esa misma cuarta. A “Plan y plomo”  nos estuvieron en el pasado en una sociedad pacata y llena de prejuicios en apariencia, pero vulgar, libidinosa y malcriada en su intimidad. Visiblemente ladrona y contempladora de beneficios con los políticos y la clase pudiente, es decir la oligarquía venezolana siempre fue parasitaria, tramposa y depredadora. Una sociedad que se mostró siempre timorata contra los corruptos y los saqueadores. Ladrón de cuello blanco era sinónimo de triunfador. El ratero roba gallina se pudría en la cárcel. Esos pendejos, cuyo término acuñó Arturo Uslar Pietri están en el poder. Esa “chusma” pata en el suelo, los borrachitos de la botella de aguardiente, gozan hoy en día de beneficios no soñados en la “dictadura democrática” de AD y Copey. Groseramente entreguistas fueron los políticos dispensadores de favores y arrastrados ante los designios de Washington. Grosera fue la gerencia meritocrática de PDVSA que regalaron nuestro petróleo. Grosero fue el robo de más de 300.000 trescientos millones de dólares que sacaron del país para depositarlos en cuentas en el extranjero, sobre todo en bancos norteamericanos.  Deben estar chorreados con lo que está sucediendo en esa misma banca. Lo que me molesta de todo esto es la crítica absurda y despiadada que le hacen algunos “revolucionarios”  al comandante cuando manda para la mierda a los gringos.
DOS:  First Priority Bank (Florida), First National Bank of Nevada (Reno), First Heritage Bank e IndyMac Bancorp (California); First Integrity Bank (Minnesota), ANB Financial (Arkansas), Hume Bank y Douglass National Bank (Missouri). Una larga lista de instituciones bancarias quebradas.  Mal síntoma para el Imperio. Los símbolos del poder del dinero en los Estados Unidos se han derrumbado.“Lehman Brothers entra en quiebra, Bank of America compra Merrill . Wall Street no volverá a ser el mismo después de la banca rota de Lehman Brothers y que el Bank of America decidiera comprar Merrill Lynch & Co, otra empresa con problemas financieros es otro absurdo. Aunque JPMorgan Chase se metió en la adquisición de Bear Stearns, cuando se derrumbó hace unos meses” . Los analistas financieros creen que estos bancos dificillmente puedan salvarse, ya que tienen pocas esperanzas de un rescate financiero. Estas quiebras no son más que la punta de un iceberg que amenaza con arrastrar el modelo capitalista a un derrumbe total. La inyección de millones de dólares sin el debido soporte de reservas conducirá a la debacle del capitalismo. Al liberalismo económico se le ha incendiado la pradera y el “sálvese el que pueda” comienza a llenar de pánico a todo el sistema financiero mundial. Toda Europa y sus bolsas tiemblan y la economía de los países dependientes se ha colocado en pico de zamuro. La punta de la madeja ha comenzado con los créditos hipotecarios. El monstruo imperial se muerde la cola y tratará de sacudir su crisis arrastrando a estas economías. Son otros tiempos. El Imperio comienza a rodar por un despeñadero y los países que sepan enrumbar su economía hacia un sistema socialista, sobrevivirán. Vamos hacia un sistema de relaciones apuntaladas por un sistema mundial multipolar fundamentado en la paz, el derecho y la negociación. Debemos pensar en un sistema mundial multipolar  auténtico que rechace el control del planeta por parte de los Estados Unidos y que garantice los derechos de los ciudadanos y de los pueblos a disponer de sus destinos. Ya no más dictaduras económicas. Los pueblos quieren ser libres y cabalgan sobre sus soberanías. El fantasma de Carlos Marx recorre el planeta.

TRES: Las groserías políticas puedan que suenen discordantes a los oídos de los más susceptibles opositores. Los intentos de golpes de estados propiciados por el imperio en América Latina puede que sea música celestial para esos mismos oídos. El pueblo está despierto. No volverán. Los pueblos no quieren genocidio, ni exterminio en Suramérica. Hipócrita y farisaica se han mostrado  las elites dominantes en nuestro continente. Como escribió Juan Carlos Camaño (*) Presidente de la Federación Latinoamericana de Periodistas (FELAP) “escuchar a Hugo Chávez decir “coño”, “carajo” “yanquis de mierda”. Los espantan las palabras y no los holocaustos con que EE.UU. viene regando este mundo para devorárselo”.
Antojofel@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3043 veces.



Antonio Fernández Lunardi


Visite el perfil de Antonio Fernández Lunardi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a64057.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO