Pildoritas 152 (año 02)

Otra vez firmas chimbas

Bien por la iniciativa de la juventud del PSUV y otras organizaciones progresistas, al denunciar ante el Ministerio Público a quienes de manera alegre, irresponsable y pública llaman a la subversión como en el caso de Leopoldito y Goico, el uno a manifestar de manera violenta y con fuerza y el otro a incendiar la ciudad.

A esta iniciativa debería de inmediato adherirse el mayor número posible de ciudadanos para presionar al Ministerio Público a no archivar la denuncia y proceder a la mayor brevedad a procesarla, para que no se repitan hechos tan dolorosos como los que hemos vivido, y como el caso más reciente: el casi linchamiento del un trabajador de ANTV, por las huestes criminales de Leopoldo López.

Ya es tiempo de que nuestra democracia utilice las herramientas de defensa con las que la Constitución y la leyes dotan a los poderes públicos para preservarla, ya es hora de que se tomen medidas correctivas contra tanto abuso y violaciones por parte de una oposición desesperada por sus impotencia ante el avance del pueblo hacia su definitiva liberación.-



La denuncia que hace un escuálido como Marco Polesel para cuestionar ante el CNE la inconsistencia de las firmas para las postulaciones, no debe ser echada en saco roto por el organismo electoral; bien conocidos son los antecedentes de la oposición, son expertos en las firmas planas y se piede afirmar sin temor a equivocarse que si se hace una revisión los resultados van a ser sorprendentes

Lo mismo con toda seguridad sucede con las firmas recogidas por los partidos que salieron de circulación después de las últimas elecciones, debido a su exigua votación, por ley, tuvieron que recurrir a las firmas de respaldo para legalizarse de nuevo ante el CNE, es el caso de AD, El Mas, COPEI entre otros quienes si se someten a una revisión de la rubricas no sería nada raro que en su mayoría sean falsas, bastaría con llamar aleatoriamenete a un porcentaje de los firmantes para comprobarlo.-

Muy bueno sería entonces que esta denuncia se tome con toda la seriedad del caso a fin de sentar un precedente y así darle un duro y definitivo golpe a las mafias que se escudan tras organizaciones políticas quien por sus ejecutorías se han quedado sin pueblo y tienen que recurrir a prácticas delictuales como la de falsificar firmas y documentos.-

Particularmente pienso que el PSUV, sería el único que pasaría la prueba en cuanto al respaldo de firmas hacia los candidatos que han sido postulados, pues cuenta de sobra con militancia que seguramente sì ha sumado su apoyo a los postulados.-



LAS NACIONALIZACIONES NO DEBEN VENIR SOLAS

Vientos favorables se avecinan para la industria de la construcción en todas sus manifestaciones, por fin llegó un gobierno que toma decisiones para poner orden a la desbocada ambición de riqueza, rápida y fácil a expensas de los que menos tienen; se había demorado más bien lo que ahora se hace realidad: las nacionalizaciones de SIDOR y de las Cementeras lo cual traerá enormes beneficios para la gran cantidad de venezolanos que aun no han podido tener acceso a una vivienda digna; los costos de los materiales de construcción por fuerza tiene que abaratarse, y bajará la inflación ya que en manos del Estado, el interés principal no es la ganancia excesiva sino solucionar un problema que por desinterés de mucho tiempo pareciera insoluble y creciente. El anuncio de que se van a establecer en todo el país puntos de venta de materiales de construcción a precios muy por debajo de los actuales va a permitir que se agilicen las soluciones a los problemas de vivienda.

La medida tomada en buena hora por el Gobierno Revolucionario, como era de esperar, ha querido ser demeritada por los medios de la derecha, y por la Oligarquía que aun en buena parte domina los medios de producción de este país, es apenas lógico que reaccionen como lo vienen haciendo, lo cual lo que hace es darle más fuerza y legitimidad a la decisión, la misma necesariamente debe venir de la mano con otra urgente y que no puede esperar: En todo el país y en casi todas las ciudades existe enorme cantidad de terrenos privados en períodos interminables de engorde; su dueños encima de que no los mantienen en buen estado, lo cual sirve para que proliferen las alimañas y ratas, sirvan para que irresponsables tiren en ellos basura, perjudicando a los vecinos y además en muchos casos sean utilizados por malandros y drogadictos.

Se hace entonces urgente una medida que obligue a quienes sean propietarios de dichos terrenos, a darle un uso para construir viviendas y si no tiene los recursos que el Estado le elabore y le financie un proyecto que contribuya a darle solución al problema de hábitat que es común a todas las ciudades y pueblos de Venezuela; de otra forma el Estado debe proceder a expropiar, es lo legal, que de hacerlo se matan dos pájaros de un solo tiro: se soluciona el problema que esos terrenos inoficiosos producen y se incrementan las posibilidades de construcción de nuevas viviendas.

De manera similar sucede con construcciones deshabitadas o desocupadas, casas y edificios, que bien pudieran estar sirviendo de vivienda a muchas familias pero que a veces por litigios judiciales eternos y falta de decisión de los jueces, se están deteriorando e igual que los terrenos sirven de refugio a alimañas, delincuentes, indigentes y drogadictos; da dolor ver construcciones de varios pisos, abandonadas porque a un juez no le da la gana de tomar una decisión, o porque son propiedades de FOGADE, y tienen años abandonadas sin que se les dé un uso acorde con sus características.-

Es falta de gobierno, lamentablemente hay que reconocerlo; cuando la solución depende de las Alcaldías, del Gobierno Regional, de jueces inoperantes, o de Instituciones públicas como en el caso de FOGADE, es entonces cuando se requieren medidas urgentes que deben ser tomadas al más alto nivel y con el visto bueno del TSJ, para que no salgan los llorones de la contrarrevolución a gritar otra vez ¡dictadura, tiranía!.-

Debe entonces ordenarse un censo en el término de la distancia para detectar quién o quiénes son los responsables de la irregularidad, llamarlos y conjuntamente con ellos solucionar el problema y de no poderse, proceder a tomar las propiedades, una vez cumplidas las disposiciones legales pertinentes, que si de mi dependieran, las obviaría mediante una Ley o decreto de inmediata y perentoria aplicación lo cual contribuiría a dar un enorme paso en la solución del grave problema que significa el déficit habitacional.-

yuviliz40@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1704 veces.



Saúl Molina Z.


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: