La unidad es la orden. Perdiendo también se gana

El Refranero Popular es sabio de más. Para todo tiene un dicho. Dime ese que dice "Mejor es lo que sucede". O este otro: "Perdiendo también se gana" que, por lo demás, encaja perfectamente en el ánimo de aquellos cuyos postulados salieron derrotados. Porque aun perdiendo ganaron porque ganó el pueblo.

Voz del pueblo voz de Dios.
Los ganadores del PSUV representan la voluntad de quienes votaron por ellos y de los que no, también. En función de ello todos, ganadores y perdedores,- por voluntad revolucionaria -, tenemos que trabajar por la victoria novembrina. Sé que para algunos - por efecto del combate fuera de lugar - les resultará difícil superar dardos venenosos. No obstante. La orden es armarse de guapo y echarlos por la borda

Una completa aberración política significaría que algunos gobernadores y alcaldes pesuvistas dispusieran ayudar al candidato de la Oposición y meterle la cabra pal monte a los nuestros. Porque eso signficaría darle armas poderosas al enemigo y romper el hilo revolucionario.

Las tendencias en el PSUV murieron con los resultados del 1 de junio, de 2008. Esos pujos se extintigueron ese día. A partir de entonces una sola llama de esfuerzos y recursos debe alumbrar el sendero de la victoria en las elecciones regionales.
El pueblo es el que manda y pudo haberse identificado con equis candidato. Pero eso no significa que vote en contra del ganador porque perdió el suyo. Bajo ninguna circunstancia ningún revolucionario, que se precie de serlo, debe incurrir en semejante traición.

El dolor y la angustia que se apodera de quienes perdieron el poder porque con él se fueron la miel, el oropel y la dulce vida tienen que interpretar que perdieron su oportunidad y que ahora les toca a otros. Además. Pienso que sí no se hubiesen acostumbrados a disfrutar de las mieles del poder por ser Gobierno a lo mejor el golpe hubierse sido más leve.

Los que mandaron pensando que a la vuelta de la esquina la Revolución pelaba el pedal hoy están pagando bien caro su derrota. Gobernaron de prisa y forraron el presente pesando en el futuro. Amarraron la burra cargada de leña pero la bicha se les soltó y botó la carga.

El proceso revolucionario venezolano está en pañales. Es un bebé dando sus primeros pininos. No es ninguna manteca aplicar los cambios. No ha muerto lo que está muriendor y no termina de nacer lo que está naciendo. O como dicen los llaneros "El camino es largo y culebrero".

TINTERO
Cuarenta vecinos hicieron uso del derecho de palabra en una reunión con Carneiro en el Buró Político del PSUV Vargas, Todos hablaron del problema del barrio, de las angustias y las necesidades de la Comunidad. El evento se realizó en Corpovargas comenzando a los ocho de la mañana y terminando a las cuatro de la tarde.
- "El trabajo es arduo y extenuante - dijo Carneiro, candidato a Gobernador de Vargas - pero al mismo tiempo gratificante y enrriquecedor. No hay nada mas revolucionario que entrar en contacto con el pueblo, estrechar su mano y conocer de cerca sus problemas, sus querencias, sus alegrías, sus angustias y sus preocupaciones. Cada día aprendo más del pueblo. Que grande y que sabio es".


americoarcadio@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1385 veces.



Américo Hernández


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: