La articulación con los consejos comunales y la función de éstos

Hay cosas en la vida cotidiana que pasan desapercibidas y producen poca o ninguna preocupación. Ahora bien, en el presente caso, nos vamos a referir a los Consejos Comunales, su importancia, alcances y función en el seno del proceso revolucionario y más de allá de ello, el impacto que deben producir en lo económico y lo social.

Cómo apreciamos el papel que están destinados a producir la reunión de la comunidad organizada a través de este formato creado por vía constitucional y la actitud propia y la acción del poder constituido, realmente nos preguntamos si hemos medido en exacta magnitud la trascendencia, efectos e impactos de su implementación y actuación en el seno de la sociedad que tenemos y la trascendencia que para el proceso revolucionario ha producido o puede producir. Reflexiones todas, traídas a colación debido a algunas imperfecciones en el sistema que engloba a los Consejos Comunales y su relación societal.

En el presente año, se observa una cierta desaceleración (cifras), en el otorgamiento de recursos y tramitación en planes de legalización, de lo que podemos deducir que algo andaba no de lo mejor en el manejo y asistencia a las comunidades organizadas bajo esta figura, lo que supone una baja en la creación de consejos y apatía en ciertos conglomerados que no ven realizadas sus aspiraciones.

Es importante destacar para el presente análisis el nivel de avance que han significado para la población de bajos recursos, la creación, implementación y ejercicio económico y social a través de los Consejos Comunales, lo que apunta a una extraordinaria mejoría en el nivel de vida de miles de ciudadanos y ciudadanas.

Ahora bien, la creación y constitución de los Consejos Comunales pasa por el escrutinio obligatorio del ser venezolano, costumbres y hábitos heredados de la cuarta república, donde entre otras muchas cosas, no se orientó al pueblo a luchar por sus propios intereses y algo menos sobre el valor de las cosas y el apego a los deberes y obligaciones ciudadanas, la pobre o nula inducción hacia los valores patrios, a ganarse el sentido de pueblo bajo las luchas cotidianas bajo el auto otorgamiento del sentido de pertenencia, en fin la gente a la deriva en un país cada vez más entregado a los intereses de la oligarquía nacional y las transnacionales terroristas.

Surge de pronto una alternativa respaldada ampliamente por la gente en la percepción sabia que lo caracteriza acerca de la necesidad de cambiar de rumbo y toma en sus manos la bandera de su propia inclusión, una de las herramientas; los Consejos Comunales, le vienen al tiempo de los vientos de cambios y transformaciones políticos sociales, los toman para si y se emprende una cruzada valiosa que transforma radicalmente la concepción de gobierno y pueblo unidos y se disponen entonces los mecanismos necesarios para el proceso de inclusión social a través de la figura de los Consejos Comunales.

Que ha pasado desde esa fecha hasta ahora, mucha agua por debajo de los puentes y el balance original con respecto al de esta hora, presenta altibajos dignos de tratar, extrayendo la experiencia en función de corregir y trascender hacia un mejor sistema tanto organizativo de los organismos bajo cuya responsabilidad está la de hacer el seguimiento respectivo a la actuación a manera de autocrítica y la labor desempeñada por estas organizaciones sociales y económicas a nivel nacional, como diría un cristiano citamos algo tan repetido pero original en toda época “Todo puede pasar en la viña del señor”, a propósito de esto último y las consideraciones en párrafo anterior, podemos concluir con una sentencia casi definitiva en nuestro concepto, se debe afinar el lápiz de lado y lado, que queremos decir con esto, sencillamente que han pasado casi desapercibidos una serie de irregularidades, tanto en el organismo dador como en las entidades receptoras.

Son muchas las causas que se pueden esgrimir para argumentar sobre lo dicho en el párrafo anterior, no obstante es bueno aclarar antes que toda regla tiene sus excepciones y si al haber vamos, cuando hablamos de afinar el lápiz del lado del Estado, el seguimiento, formación y control debe ser estricto y valiente, sin complejos pero con justicia; del otro lado, la situación amerita un análisis más equitativo y si se quiere sui géneris, no es un secreto para nadie, el oportunismo sistémico generado a raíz de la conformación de los Consejos Comunales en una variedad de casos; en otros la falta de preparación de los miembros emprendedores del Consejo Comunal, la costumbre inveterada del recibir por recibir sin el menor esfuerzo y por último la apatía que se ha originado desde finales del año 2007 hasta la fecha, producida como efecto de ciertas irregularidades cometidas en algunos Consejos Comunales, situación percibida por las comunidades.

En el fondo del asunto, de alguna manera podemos determinar que el adolecimiento de un proceso paralelo y/o simultáneo de apropiación ideológica ha afectado en buena medida algunas de las metas trazadas en la evolución de cada una de las actividades emprendidas por la organización social, lo que nos hace que la prevención y lo que se debe hacer están a la vista, es urgente y requiere en el caso de las organizaciones políticas que apoyan el proceso dedicar buena parte del esfuerzo a respaldar este ejercicio y vincularse de manera decidida con las comunidades en la labor de intermediación con el Estado.

En cuanto a la función que deben cumplir los Consejos Comunales deben estar íntimamente relacionadas con lo que describe la Ley y además en razón de la actividad específica que emprenden, lo que no debe aceptarse definitivamente es abrir el abanico de una actividad que al menos no se tengan los conocimientos específicos que esta encierra, es decir en el caso de una empresa de alimentación deben conocer sobre los productos objeto de su tarea, la comercialización y el mercado que le es propio, de tal manera que la orientación que van a ejercer tengan el respaldo del conocimiento y el aprendizaje permanente.

rafaelfebles@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6572 veces.



Rafael Febles

Economista. Msc. Seguridad Social. U.C.V.. Militante revolucionario. Locutor. Articulista Correo del Orinoco. Poeta y escritor de la revolución bolivariana

 rafaelfebles@yahoo.com      @rafael_febles

Visite el perfil de Rafael Febles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Febles

Rafael Febles

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a54726.htmlCd0NV CAC = Y co = US