Misión José Gregorio Hernández, de cómo Chávez emboscó a La Canalla y le aplicó una ácida al terrorismo mediático

Cuando me desempeñé como jefe de prensa de la alcaldía de Guatire me tocó colaborar con el censo de discapacitados realizado en el municipio Zamora y que fue apoyado ampliamente por el gobernador de Miranda, Diosdado Cabello y la alcaldesa zamorana, Solamey Blanco Sojo. Blanco Sojo, a través de la oficina municipal de Atención al Discapactiado, suministró transporte, alimentación, alojamiento y equipos informáticos.

El trabajo de campo, realizado por un equipo multidisciplinario que incluyó médicos, paramédicos, especialistas en genética, sociológos, psicológos, docentes, personal de informática, estadistas, etc, consistió en visitas a todos y cada uno de los hogares que conforman la municipalidad guatirense y tenía como finalidad conocer cuántos personas padecían de discapacidades y determinar el cuadro socioeconómico de su entorno. La dirección, desarrollo y control de la consulta fue motorizada por especialistas cubanos y de diversas instituciones oficiales de la Revolución Bolivariana de Venezuela.

Aquello fue una fiesta de espiritualidad. Una belleza de investigación dada la genésis del programa y la calidad humana de sus ejecutores.

Desde un principio quise hacer público tan grandiosa obra como simple periodista y columnista de Aporrea. Sin embargo, en principio, ello no fue posible por cuanto el Presidente Chávez había sugerido cierta discreción pués se corría el peligro que el Terrorismo Mediático se anotara en una de bombardear tan noble gesto vociferando que se trataba de una manipulación política de un problema de salud.

Me imagino la guerra mediática que se hubiese desatado al respecto: "Chávez se aprovecha de los discapacitados para hacer proselitismo". "Chávez usa a los "venezolanos "ñecos" para hacer politiquería". "A Chávez no se le salvan ni los "patulecos". Porque eso eran estos hermanos para la IV República: ñecos, rencos, patulecos, chasis rotos, mancos, chasis "doblao". Jamás fueron considerados seres humanos.

El mismo Presidente Venezolano nunca fue amigo de informar al respecto hasta tanto no concretare de manera determinante tan significativo propósito humanitario porque conoce de lo que es capaz esta gente con tal de intentar perjudicarle.

Aunque me aguanté un pelo al final me empujé con un trabajo en aporrea que titulé: "Los discapacitados también son gente", que se publico el día 11 - 09 - 2007, que modestamente recomiendo releer ahora que Chávez, seis meses después del censo, decreta la misión José Gregorio Hernández con un soporte poderoso de billete para atender al discapacitado y a su familia. No podía pelar ese lomito notocioso.

Sí se quiere el Comandante le metió medio palo a La Canalla cuando los emboscó lanzando a los cuatro vientos tan noble misión. No le dio tiempo de montarse en su caballo. Le dragó la bola por tercera y se la dejó en las manos. Es decir no pudieron caerle encima a tan significativa victoria de la Revolución Bolivariana de Venezuela. La Oposición Golpista quedó como Condorito patinando en baldosa. Como trompo tataratero.

Es importante señalar que tan pronto culminó el censo en Guatire y todas sus adyacencias Diosdado mandó una batería de camiones repletos con artefactos electrodomésticos y demás enseres del hogar para dotar a los hogares de los excluídos por discapacidad física, que en muchos casos ni siquiera contaban con un catre para dormir. Al mismo tiempo Chávez envió protésis para aquellos que requerían de tan ansiados recursos locomotores.

y dispuso la refacción de las casas donde residían estos venezolanos que nunca habían sido asistidos y mejorar el ingreso pecuniario de los seres encargados del cuido y control de los tan desasistidos hermanos.

La idea del censo era contar con el número exacto de pacientes y la situación socioeconómica de su entorno familiar. Esa información fungiría de soporte para el establecimiento de la plataforma integral de atención recientemente decretada por el Jefe de Estado Venezolano y que fue denominado Misión José Gregorio Hernández.

Aquellos que sólo requerìan de protesis para movilizarse, rápidamente fueron asistidos.

Toda la información arrojada por el censo será estudiada en los laboratorios por científicos de cuba en cuyo país han logrado importantes avances genéticos en la curación de este tipo de enfermedades para posteriormente establecer los tratamientos y terapias de rehabilitación, y en los casos que fuese necesario serían tratados en la propia Cuba. Y todo ello sin pagar un centavo.

Cerrando. Repito la sabia frase dicha por la doctora y psicopedagoga cubana Aida Jordán Hernández, jefa del referido censo: "TODA SOCIEDAD QUE SE RESPETE A SI MISMA NO SÓLO DEBE CENTRAR LA MAYOR CANTIDAD DE RECURSOS FINANCIEROS Y HUMANOS EN CURAR A LOS CIUDADANOS DISCAPACITADOS Y LOGRAR SU INSERCION SOCIAL Y LABORAL SINO EN DOTAR A LAS CIUDADES DONDE VIVEN DE LA INFRAESTRUCTURA NECESARIA PARA FACILITAR SU DESPLAZAMIENTO Y MEJORAR SU CALIDAD DE VIDA"

TINTERO

Mientras La Canalla desesperada trata de desprestigiar a Chávez echándole lastre al Diseño Curricular éste los invita a que propongan su tesis y anuncia un referéndum sobre el particular. Aparte de ello anda en una de graduación en graduación de cientos de muchachos de la Universidad Bolivariana de Venezuela, a quienes de "oan" les ofrece un trabajo seguro y estable.

TINTERO II
La nacionalización de la Industria del Cemento decretada por el Presidente Chávez es un golpe para La Canalla y un beneficio para el pueblo. Un golpe para La Canalla porque se les acabó el saboteo a las obras públicas acometidas por el Gobierno Revolucionario y porque garantiza el a abastecimiento del mercado nacional. Beneficio porque ahora las casas serán más baratas y porque el Estado controlará realmente la emanación del polvillo generado en las canteras que tan daño ha causado a la salud de las personas que residen en sus alrededores, como Guanta que tiene años calándose tamaña contaminación.

Quieren un ejemplo de contaminación de la Cemex. En el año 2002, por efecto de un paro laboral de dos meses planteado por el Sindicato de esa empresa en reclamo de beneficios salariales y contractuales, no se extrajo un solo gramo de material de las canteras guanteñas durante ese tiempo. Esto trajo como consecuencia el reverdecimiento de los cerros y que los hogares no amanecieren llenos del terrible polvillo.

Vencemos primero y, luego CEMEX, a través del manejo diligente de Relaciones Públicas con los medios locales lograron un descarado y cómplice silencio sobre al "gravísimo" nivel contaminante de esa cementera.

americoarcadio@yahoo.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 4098 veces.



Américo Hernández


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: