Llámelo y dígale como quiera (Los estúpidos no poseen conciencia de lo que son en realidad)

Categorizar las estupideces, sin un estudio previo de los estúpidos, es algo sumamente imposible, ya que al igual que en la guerra asimétrica, nunca se sabe ¿Con que? Ni por donde, con una Nueva estupidez, vienen los estúpidos.

Todos vimos la actitud de prepotencia con la que se presento el señor Álvaro Uribe, en la reunión de la OEA, en donde nuestro comandante en jefe, lo arrastro por el suelo, literalmente hablando, y prácticamente lo obligó a pedir perdón, es decir, HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRIAS, les saco las patas del barro al lacayisimo Gobierno colombiano, y les suavizó la situación incómoda en donde se encontraban, para ese momento. Permítanme graficarle la situación.

Álvaro Uribe, y su lavadísima corte de lameculos del imperio, se presentaron en esa reunión de la OEA, con la mayor de las prepotencias, a sabiendas, que no tenían la razón…esto es algo así; como si el malandro mas arrecho del barrio te ande buscando, para que le pagues, una enorme suma de dinero, que tú no tienes, y que si no se lo pagas en seis (6) horas, el carajo, va acabar con tu perra vida, y la vida de tu familia. Pero de repente te encuentres con ese malandro, y te diga, que la vaina es mentira, y que no le tienes que pagar un coño y que pueden estar tranquilos tú, y tú familia ¿Verdad que las bolas vuelven a su sito original?...y sin embargo en la OEA lo respetaron demasiado.

En este espacio me voy a permitir a riesgo de parecer estúpido decir algo que un día me inventé…porque a veces hasta llego a pensar… una frase y dice de esta manera:

Hay quienes por necesidad se convierten en sumisos y serviles y quienes por debilidad de espíritu, en ESCLAVOS.

El señor Lacayo Álvaro Uribe y su cohorte malandra mafiosa, en esa reunión de la OEA, después de la intervención de nuestro comandante en jefe HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRIAS, dejo bien explicito, con su actitud, que estaba esperando un salvavidas, que lo sacara de ese apuro en donde estaban metidos, y es tanto así, que el primero que salió como loquito a buscar el perdón de Rafael Correa, fue el mismísimo presidente Colombiano, y es aquí donde cabe la máxima que reza “quien no la debe no la teme” y Álvaro Uribe, con esa actitud, demostró que estaba cagao; y que no tenía la razón. Ahora lo que no se esperaba de estos malandros, es que se comportaran como malandros, porque, después de pedir perdón, venir y atacar por la espalda, a quienes les salvaron la vida; eso es más que suficiente para que comience la guerra entre países hermanos.

Este cristiano, y me estoy refiriendo a yo (Mi), tiene un escrito al que titulo: “Con mi opinión ni ofendo ni temo (Es mi verdad)”. Y en él, explico mi posición, en relación a esta situación con Colombia; lo que no me esperaba, ni contaba con tanta babosería de parte de unos sumacunlaudes en estupideces.

Por mi parte solo me queda y espero no sea tomado como gafo, porque yo lo que soy es bobo y no estúpido, es mantener mi posición y reiterar mi opinión con relación a la situación con Colombia. Señor presidente; creo que a Venezuela le están tendiendo una trampa internacional, para distraerla, o distraernos, de nuestros verdaderos objetivo, e involucrarnos en una situación ajena a nuestros principios, para de esa forma, tener la excusa perfecta, para tratar de adueñarse de nuestro petróleo, mediante una invasión a VENEZUELA. Y disculpen el alarmismo. Pero eso pudiera estar sucediendo.

Hasta la victoria; siempre

CHÁVEZ, SOCIALISMO O MUERTE

jesuschua59@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2982 veces.



Jesús (Chúa) Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: