A propósito del diascurso de Francisco Rivero/Ideología y Marketing Político

No acabo de entender porque le caen encima al discurso del profesor Francisco Rivero (FR). Este señor, quien al parecer, vive bien y sin apuros económicos, haciendo uso casi perfecto de la antropología de la dialéctica simplemente ha cuestionado el comportamiento de la Oposición y defendido al Presidente Chávez, como muy pocos filósofos revolucionarios lo han hecho. Además ha dicho que no es comunista, que lo que es Chavista.

La dinámica lingüística, por razones de la asimetría mediática opositora, exige la aplicación de un discurso político que penetre la sique del venezolano indeciso ante el Proceso y la de los "convictos y confesos".con la velocidad del sonido. El mejor ejemplo de esta tesis es el desempeño mediático de Chávez.

El proceso de la enseñanza del conocimiento ideológico no es de fácil asimilación para ningún pueblo. Se requiere de tiempo y un pelo de paciencia. No creo mucho en la ampolla ideológica mucho más cuando la sedimentación capitalista en el coco popular tiene carácter endémico. Lo ideal es el lenguaje dialéctico revestido de lenguaje vulgar, en el estricto sentido del vocablo.

Por eso es bueno que Rivero con su mensaje llano y emotivo desguace la hipocresía de quienes se han erigido en catones de la Revolución Bolivariana de Venezuela. El pueblo le agrada que le hablen como habla FR. Y no le gusta la gente emperifollada, que les dicen las cosas con unas palabras que no entienden porque no forman parte de su sencillo y humilde léxico..

Y eso de calificar como una falla la muletilla Ta bien que usa el personaje al final de sus filosos y agudos comentarios es una falta de sindérisis y ponderación. Si a eso vamos la mayoría de los hombres y mujeres que ejercen funciones de liderazgo en nuestro hermoso país son una fábrica industrial de muletillas. Es qué acaso no leemos y escuchamos a diario el O sea, En otro orden de ideas, Si bien es cierto. No es menos cierto. Las investigaciones de rigor, Las pérdidas fueron cuantiosas, Autoridades competentes, Tomar cartas en el asunto, etc. Es escasa la especie que no apela a las muletillas como argucia para hilvanar frases u oraciones. Por lo demás. Práctica de estética literaria de mal gusto.

Es más si el docente Francisco Rivero estuviese colocado en la acera del frente fuese uno de los primeros chicharrones en los programas televisivos de los canales privados. y portada y tercera páginas en la Gran Prensa.

Como arma de combate comunicacional que carajo importa que el discurso de FR no esté revestido del aliño ideológico si lo que interesa es que el soberano "digiera" rápido el mensaje. Entienda las vainas.

El Marketing Político, sea o no sea de nuestro agrado, es una realidad que tenemos al frente y que estamos obligados a utilizar para fortalecer el posicionamiento de nuestra Revolución.sopena que la Oposición Mediática continúe dándose banquete con cuñas como la de la famosa carnicería que tanto daño hizo el 2D. No es que pretenda ser heterodoxo. Pero el discurso ideológico originario - si se pudiese utilizar el término - tiene que ser, por razones de Marketing Político, en principio una combinación de lenguaje académico y vulgar para después caer en la decantación del mensaje puramente ideológico.

TINTERO
No se si recuerdan cuando les hable de como Fidel, de manera progresiva y siostemàtica desapareció al colonizador Tarzán. Primero lo bajó de la mata, luego le vistió de caqui, "mató" a su mujer y a Boy de una picada de culebra y muerte natural respectivamente. A la mona Chita la regresó con su familia. Casó al exHombre Mono con una una negra africana, le construyó una casita y le convirtió un luchador social. Fidel sabía que Tarzán estaba tan arraigado en los chamos cubanos que ideológicamente no procedía eliminarlo de su solo guamazo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2068 veces.



Américo Hernandez


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: