La inflación de enero

Lo que no han logrado hacer con las marchas, las campañas de televisión, los golpes, la desinformación, la manipulación, lo pretenden alcanzar por la vía del hambre. A la persistente escasez de importantes rubros alimenticios, muchos de los cuales han desaparecido por causas inexplicables, se suma el aumento generalizado que han sufrido los precios.

El año 2008 arrancó con etiquetas nuevas en productos y servicios, tanto así que sin ser expertos estamos seguros que la inflación de este mes va a ser muy superior a la alcanzada en los últimos tiempos. La reconversión monetaria sirvió de excusa para que más de un vivo, con el cuento del redondeo, simplemente subiera el valor de sus productos, muchos de ellos en cantidades superiores al 25 por ciento.

Ante la estrategia del desabastecimiento, ya los organismos empresariales han comenzado a clamar por una liberación general de precios, ya un hecho en casi todo, y la eliminación del control de cambio. Es el mercado nuevamente imponiendo sus reglas, como siempre ha sido y como seguirá siendo mientras transitemos este limbo ideológico que no termina de definirse.

Si usted le pregunta al dueño de un autolavado por qué ahora cuesta más echarle la misma agua y jabón al carro, dirá que porque la unidad tributaria subió y él se siente afectado. A sus empleados no les calcula sus ingresos en base a unidades tributarias, ni tampoco les hace varios incrementos al año, como sí sucede con sus servicios.

Si usted tiene el infortunio de padecer alguna enfermedad crónica, encontrará que su medicina cuesta cada vez más, y si no la encuentra es porque en la siguiente oportunidad que aparezca en el estante de la farmacia, vendrá con un nuevo costo para su bolsillo.

Cuando uno sabe algo sobre las tímidas acciones del Indecu, muy a la zaga siempre de la voracidad del comercio, o lee el tímido, fútil y vacuo exhorto que Conatel le envió esta semana a Globovisión, termina patéticamente entendiendo que los consumidores y usuarios no tenemos quien nos defienda. En esta pelea de lobos contra conejos, los lobos seguirán siendo tramposos y los conejos como que estamos predestinados a ser siempre los pendejos.

mlinar2004@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2880 veces.



Mariadela Linares


Visite el perfil de Mariadela Linares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mariadela Linares

Mariadela Linares

Más artículos de este autor