Ojo: La desestabilización se profundizará ahora por el lado de la salud

El formato del golpe "mecha lenta" sigue su curso. Debemos ser muy sinceros en que este formato de desestabilización en nuestro país ha sido más lento del que nosotros pensábamos, y a la vez ha sido más efectivo, ha tenido una tremenda capacidad de mimetizarse, de adaptarse, estudiando minuciosamente nuestra conducta, nuestra idiosincracia, nuestras costumbres, para así saber golpearnos por donde más nos duele.

Han probado con el acaparamiento y la especulación de los productos alimenticios, con el tema de la inseguridad y pare usted de contar. A pesar de que el gobierno bolivariano ha otorgado, y aunque muchos no compartamos algunas de estas medidas, las entendemos porque sabemos que el Comandante- Presidente ha tenido que tomar estas decisiones producto de las circunstancias y de la derrota electoral, no podemos negar que, hasta cierto punto dichas medidas han contribuido a algunas mejoras. Los operativos de seguridad encabezados por Ramón Rodríguez Chacín, Ministro del Poder Popular del Interior y Justicia han resultado altamente positivos, si bien reconocemos que aún estamos lejos de las metas para este año, nadie puede negar que los indíces delictivos de atracos, hurtos, robos y homicidios, sólo por nombrar algunas figuras delictuales, han bajado un tanto en este mes de enero. Debemos reconocer el enorme esfuerzo, la capacidad y las ganas del Ministro Rodríguez Chacín, para hacer frente a uno de los grandes flagelos de nuestra sociedad.

Por otra parte, el desabastecimiento. Antes de escribir estas líneas, pude observar la inauguración y lanzamiento de PDVAL, filial de PDVSA que se encargará de la distribución y producción de alimentos, hermana de la Misión Mercal, y con la cual estará hermanada. Amén de los operativos, en donde se han decomisado cientos de miles de toneladas de alimentos que sacaban fuera de nuestras fronteras, para crearnos una crisis y un estallido social.

No es que nos neguemos a que se exporten alimentos a países vecinos, a países hermanos. Pero sí tenemos que ser conscientes y proveer primero las necesidades alimentarias de nuestro pueblo, antes que la de los vecinos. Además la seguridad alimentaria es un mandato constitucional, de conformidad con el artículo 305 de nuestra Constitución.

Ahora bien, deseo hacer algunos comentarios y advertencias acerca del Derecho a la salud. No por ser experto en el tema, sino por algunas situaciones que he estado observando en los últimos días, y que hay que meterle el ojo. El derecho a la salud obliga a los Estados a generar condiciones en las cuales todos puedan vivir lo más saludablemente posible. Esas condiciones comprenden la disponibilidad garantizada de servicios de salud, condiciones de trabajo saludables y seguras, vivienda adecuada y alimentos nutritivos. El derecho a la salud no se limita al derecho a estar sano.

El derecho a la salud está consagrado en numerosos tratados internacionales y regionales de derechos humanos y en las constituciones de países de todo el mundo.

Y si a eso le agregamos que la salud es un derecho social fundamental , y que es obligación del Estado Venezolano garantizar este derecho como parte del derecho a la vida, de que todas las personas tienen derecho a la protección de su salud, así como el deber de participar activamente en su promoción y defensa, y el de cumplir con las medidas sanitarias y de saneamiento que establezcan las leyes, de conformidad con los tratados y convenios internacionales suscritos y ratificados por la República, todo esto de conformidad con el artículo 83 de nuestra Carta Magna, entonces yo me pregunto. ¿Que hemos hecho todos y cada uno de nosotros por cumplir al pie de la letra este precepto constitucional?

No soy médico, pero lo que trato es de despertar la conciencia de un pueblo, y de alertar de algunas situaciones. Hemos podido observar cómo en los últimos días ha habido cierta escasez de algunos medicamentos en las farmacias. Un hermano mío, quien se encuentra en su último año del estudio de Medicina, y que ya ha iniciado sus prácticas en el Hospital Raúl Leoni (popularmente conocido como Guaiparo para los que habitan San Félix, en el Edo. Bolívar.) me manifestaba que muchos pacientes del Hospital Uyapar, es un centro hospitalario tipo IV dependiente del IVSS, y que en el mes de octubre o noviembre del año pasado, si la memoria no me falla, fue reinaugurada la emergencia de adultos de dicho hospital por el Ministro del Trabajo y la Seguridad Social, Ing. José Ramón Rivero Gonzáles, y el Presidente del IVSS, Tcnel. Carlos Rotondaro, y que los médicos que atienden en el uyapar, están remitiendo prácticamente a todos los pacientes al Hospital de Guaiparo, porque presuntamente no tienen capacidad, o le falta no sé que, o se inventan cualquier excusa para no trabajar. De igual manera la Maternidad "Negra Hipólita"no esta atendiendo a muchas mujeres en labores de parto, remitiéndolas igualmente al Hospital Guaiparo, lo cual motivado también a retrasos muy significativos en sus obras de infraestructura, pone en riesgo la vida de los pacientes y de los trabajadores de dicho recinto hospitalario. de hecho, ya la emergencia se encuentra totalmente colpsada y los médicos no se dan abasto para atender a tantos pacientes.

De igual manera, la situación en el Centro Hospitalario de Guatire- Guarenas, del Estado Miranda, presenta una situación de cuidado. Aparentemente la infraestructura esta regularmente en buen estado, pero el problema de falta de médicos, del no pago del aumento del 60% del aumento a los médicos decretado por el mismísimo Presidente de la República, no se permite el ejercicio de la contraloría social a la comunidad, servicios colapsados, falta de insumos y falta de atención por parte del Ejecutivo Regional del estado Miranda, lo cual hace que de no atenderse este problema a tiempo esta situación, pudiera generar una situación de estallido social, nada conveniente en este momento para nuestra Revolución, son solamente algunos elementos que pudieran señalar que los desestabilizadores ahora centrarán toda su artillería en el área de la salud.

De igual forma, se presento una situación en un hospital del Estado Zulia que no recuerdo su nombre, y que dichas imágenes fueron recogidas por el canal golpista Globovisión, en el Programa "Alo Ciudadano" del "matacuras" Leopoldo Castillo, para seguir atacando nuestro proceso.

Solamente ha faltado que la Federación Médica de Venezuela, gremio acólito al oposicionismo más rancio y radical, en la persona del dirigente de la extrema derecha, Douglas León Natera, se lancé por la calle del medio con algún manifiesto insurreccional y llame a un paro o algún tipo de acción desestabilizadora, lo cual confirmaría mis sospechas del ataque a la Revolución por el lado del sector salud.

No quiero decir con esto, que los médicos no ejerzan y reclamen sus derechos laborales y de mejora en sus condiciones de vida, sabemos que hay médicos honestos, médicos de vocación, médicos que son padres y madres, cabezas de hogar, y que el gobierno y el Estado como un todo está en la obligación de proveerles las mejores condiciones laborales y garantizarles una vida decorosa y digna, pero ojalá estos médicos, se dejen utilizar por los que quieren pescar en "río revuelto" y se pongan al servicio de intereses mezquinos y ruines, que se pongan al servicio de las miserias humanas engendradas por el capitalismo.

En la mitad del siglo pasado, en torno a 1950, surgieron a nivel internacional diversas declaraciones que defendían los Derechos Fundamentales del Ser humano, esto es, derechos positivos, inherentes a la propia naturaleza del hombre, que bajo ningún concepto debían ser cuestionados y que todos los seres humanos debían gozar.

El derecho a la salud fue indiscutiblemente uno de esos derechos fundamentales y básicos. Sin él, es difícil o imposible acceder a otros derechos más complejos como es el social y el político.

En fin, todas estas normas, comenzando desde las de rango superior para ir incidiendo en las de rango nacional y local, tienen como objeto conseguir que todas las personas alcancen plenamente su potencial de salud, mediante la promoción y protección de este derecho, a lo largo de toda la vida, y tratando de reducir la incidencia de las principales enfermedades, así como el sufrimiento que las origina.

Esto puede resumirse en tres valores fundamentales:

* La salud como derecho fundamental de los seres humanos
* La equidad, en materia de salud y solidaridad de acción entre todos los países
* La participación y la responsabilidad de las personas, los grupos, las instituciones y las comunidades, en el desarrollo continuo de la salud.

Visto esto, todo ser humano tiene derecho no sólo a ser asistido por los servicios de salud para su curación y rehabilitación, sino también a ser el objeto de políticas de información para la prevención de las enfermedades.

En la actualidad se intenta que los poderes públicos compartan su responsabilidad en la custodia de la buena salud con los titulares de los derechos de la salud, los propios ciudadanos, promoviendo la salud pública, estilos de vida sanos y un medio ambiente saludable. Esto es, actuar antes de que se produzcan patologías que con una adecuada información podrían evitarse.
Es por ello que los recursos económicos destinados a los servicios de salud han de ser específicos y transparentes, y no sólo han de cubrir las necesidades sanitarias de los ciudadanos, sino procurar un desarrollo sostenible del sistema sanitario con un adecuado fomento de la investigación clínica y la formación continua de todo el personal sanitario, para mantener constante una calidad en la asistencia.
Los ciudadanos, por su parte, han de aprovechar los programas de salud destinados a proporcionarles información adecuada tanto para la prevención de enfermedades como para comprender mejor su tratamiento y ser responsables en el cumplimiento terapéutico.

Los poderes públicos, sin descuido de lo anterior, también han de proporcionarle al ciudadano canales adecuados para hacer saber al sistema sanitario cuáles son sus fallos, y de ese modo reaccionar y resolver tales problemas. La figura del Defensor del Paciente es tan importante como la de las distintas asociaciones de pacientes, que conocen en qué puntos el sistema falla o ha de reforzar su atención. Un adecuado funcionamiento de ambos canales de comunicación entre pacientes y sistemas sanitarios ahorraría, tanto a unos como a otros, trámites judiciales que en ocasiones llegan demasiado tarde a la hora de resolver problemas de salud.
El ciudadano, o el titular del derecho de salud, por tanto, no sólo ha de manejar información adecuada sobre asistencia y prevención, sino también sobre su derecho a recurrir al Defensor del Paciente o a las distintas asociaciones de pacientes para mejorar con ello el sistema sanitario tanto a nivel local como regional, autonómico o nacional.
Tomar conciencia de todos estos aspectos derivados del derecho de la salud procuran un adecuado rendimiento de los recursos, permitiendo que el sistema de salud pueda a medio plazo reducir sus presupuestos asistenciales con una adecuada política de información preventiva y de derechos del paciente, y proporcionando así al ciudadano un sistema de bienestar que se acerque a los objetivos marcados por todas las normativas mencionadas al principio.

Por último, sería mezquino, ruin y muy bajo, utilizar, menoscabar y sabotear este derecho y este servicio que tenemos todas y todos a la salud por intereses meramente politiqueros. Estamos llegando al peor de los colmos, ya que se está poniendo es riesgo la vida de muchos seres humanos, se está violando por muchs médicos si se prestan a estos planes, del juramento hipocrático, y que sencillamente los que se presten para estos perversos planes estarían cayendo a los más bajo d ela miseria humana. Así que un llamado al Gobierno Bolivariano, al Ministro del Poder Popular para la Salud, Coronel Jesús Mantilla, a neutralizar las acciones de saboteo dentro del sector salud.

Patria Socialista o Muerte!!!!
Estamos Venciendo!!!

*Abogado y Analista Político. www.juanmartorano.blogspot.com , http://www.juanmartorano.tk . jmartoranoster@gmail.com , j_martorano@hotmail.com , juan_martoranocastillo@yahoo.com.ar



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3221 veces.



Juan Martorano(*)

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a49834.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO