Y te diré qué quieres ser

Dime tus héroes

  Los hay ficticios, Aquiles, el de los pies ligeros. Héctor, el de tremolante casco. Mientras el griego Aquiles era un guerrero eficaz, patán, arrogante, brutal, colérico, semidiós, hijo de diosa, el troyano Héctor era prudente, justo, compasivo, héroe positivo. En la épica griega no siempre ganaba el “bueno” y Aquiles no solo mata a Héctor sino que arrastra ignominiosamente su cadáver alrededor de Troya.

  Fantômas es algo así como el progenitor simbólico de Bond, James Bond, ladrón de alto vuelo, despiadado, astuto, refinado, culto, rico, lascivo, poderoso, que se burla de la mediocridad burguesa. Bond, James Bond, es lo mismo, solo que está con el bien, hasta donde estar al servicio de Su Majestad del Imperialismo Inglés sea estar con el bien.

  Es lo contrario de Parsifal, „Der reine Tor“, ‘el tonto puro’, valiente, casto, compasivo. Parsifal fue durante siglos el modelo de héroe, desde el Cid Campeador hasta Santos Luzardo, santo y luz, pasando por el Club de los Superhéroes, con Superman a la cabeza, reacio a las seducciones de Lina Luna y de Luisa Lane.

  Ah, porque en todo esto las mujeres son sexo maldito, las antedichas y Helena, Kundry, Doña Bárbara, Blanca Ibáñez. Como nos lo aclara Ana Teresa Torres, se nos ha presentado a Manuelita Sáenz como una seductora díscola que apenas tuvo un momento de grandeza al libertar al Libertador en la Noche Septembrina. La historia real es más fascinante y Torres nos redime la imagen de una persona plena con su propio proyecto político y no una sombra amena del hombre que amaba (Historias del continente oscuro, Caracas: Alfa, 2007 —te lo recomiendo completo porque es un libro brillante).

  ¿Cómo juzgar la apoteosis de un violador, que aterroriza a sus compañeros, dispara sobre gente que se le salva de vaina, que arrastra quince años inscrito en una universidad sostenida con tu dinero? Las autoridades académicas acudieron a graduarlo y a proclamarlo héroe donde se encuentra prófugo, en la legación diplomática de una institución religiosa globalizada que es la única organización humana en donde la violación de niños es sistemática.

  ¿No es horrible que haya quienes prefieren que sus hijos e hijas se parezcan a ese forajido y no a Gustavo Dudamel o a Daniela Larrea.

 

roberto.hernandez.montoya@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2857 veces.



Roberto Hernández Montoya

Licenciado en Letras y presunto humorista. Actual presidente del CELARG y moderador del programa "Los Robertos" denominado "Comos Ustedes Pueden Ver" por sus moderadores, el cual se transmite por RNV y VTV.

 roberto.hernandez.montoya@gmail.com      @rhm1947

Visite el perfil de Roberto Hernández Montoya para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Hernández Montoya

Roberto Hernández Montoya

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a48971.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO