Reelección, Relajo y Respeto

Como la gran mayoría de los chavistas, estuve expectante ante las decisiones que se tomarían en la casa de la creación y revisión de las leyes de la República; sobre todo porque seria su primera prueba de fuego, de eso que nuestro comandante ha definido como la gran ofensiva, popular y revolucionaria de las tres R; pero las expectativas, fuero más radicales que la ráfaga de pólvora mojada que dispararon nuestros reincidentes parlamentario. Con estos legisladores, salvo sus excepciones, no hay tiro flojo, por un lado Chávez pide revisión y ellos contestan con el cañonazo de la reelección.

En lo personal no tengo nada contra la reelecta Cilia Flores y mucho menos contra el viejo comunista y recién estrenado ex militante del PCV; pero con esta decisión, están demostrando que los 33 artículos inamovibles de la iniciativa presidencial y los 36 sobrevenido de la iniciativa parlamentaria, que ellos aprobaron con la mayoría aplastante de sus votos, tienen más valor que los cuatro millones de votos que sacó el NO, y sobre todo son mucho más importante y de mayor valía, que los tres millones de Chavista que se abstuvieron de votar, y en consecuencia es muy poco lo que hay que revisar o rectificar.

El contestario Luís Tascón señaló que cualquiera de los miembros del recinto legislativo está en capacidad de ejercer cualquier cargo en la directiva, y esto es una verdad a media, porque quizás desde el punto de vista profesional cada uno de los parlamentarios puedan pasar la prueba, pero estamos en presencia de un hecho político inocultable, que llevó al máximo líder al punto de las tres R, y precisamente la anterior directiva de la Asamblea Nacional, está signada por los resultados de su gestión, que a todas luce ha sufrido una derrota política de tal magnitud, que obligaba la no reelección inmediata no sólo del proponente de la reforma, sino también a la mismísima Presidenta y demás directivos, que a trocha y mocha implosionaron la propuesta, con sus 36 artículos atapuzados en el paquete refrendario.

En consecuencia, la fracción del PSUV estaba obligada a revisar, rectificar y reimpulsar sus actos parlamentarios, o es que no se dan cuenta, que el debate no es privado, y que chavistas y no chavistas están observando el relajo y la falta de respeto que tienen ante los llamados de revisión ,rectificación y reimpulso, que no sólo el Presidente exige, sino la grandes mayorías del pueblo venezolano, que en su debido momento, si ustedes no revisan, no rectifican y no se reimpulsan, jamás le darán otra oportunidad de legislar.

Douglas.zabala@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2131 veces.



Douglas Zabala


Visite el perfil de Douglas Zabala para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Douglas Zabala

Douglas Zabala

Más artículos de este autor


Notas relacionadas