Entre Rehenes y Amnistía

Dos hechos marcan el fin de nuestro año en Venezuela y Latinoamérica, el primero es, sin duda, la nada sorprendente actitud de Uribe para impedir el canje humanitario esperado por todo el planeta, en el cual nuestro gobierno a puesto todos los esfuerzos y el pueblo ha sembrado su esperanza de ver a Colombia en Paz. Sobre esto debo asegurar que aparte de ser un hecho con precedentes solo en Uribe y en la oligarquía colombiana, vocera oficial de los Estados Unidos, es la actitud propia de un guerrerista que poco le importa la carga de sentimiento humanitario que para el mundo significa la entrega voluntaria de tres rehenes por parte de una de las organizaciones guerrilleras mas resistentes de Nuestra América; acto que condenamos y que esperamos sea depuesto en las próximas horas para que las FARC-EP puedan cumplir con sus promesas.

El otro hecho que marca este fin de año es el decreto de Amnistía y de Indulto a políticos presos en nuestro país, que a mi considerar es un paso atrás en la ofensiva revolucionaria (ante una traición un perdón y ante este una nueva traición) sin embargo, esta acción se puede convertir en dos pasos adelante con una política de ofensiva revolucionaria en el 2008.

A esta hora y fecha la oposición política y violenta al pueblo venezolano no puede abrir la boca para decir absolutamente nada sobre sus adorados "presos políticos", sobre el "vendido CNE" que tanto aman después del 2 de diciembre, ni ninguna otras de sus mentiras. Pero al igual que la reforma, la bola ha quedado de nuestro lado ¿Qué es capaz de perdonarle el pueblo a la oligarquía? ¿Qué somos capaces de negociar, indultar, amnistiar, olvidar? Nuestra reflexión respecto a las nuevas coyunturas debe ser en una visión de ¿Qué hacer ante la nueva realidad, más allá de reflexionar? Creo firmemente que debemos actuar planificadamente y vencer como pueblo que hemos decidido derrotar en el siglo XXI el sistema capitalista, construyendo el socialismo bolivariano.

El 2008 es un año en el que la oposición se convertirá en un aparato de propuestas populistas para encantar a los sectores que dudaron y no votaron en 2007 por la reforma, nosotros debemos tomar este ciclo para revisar cada una de las formas en las que hacemos aportes o gestiones revolucionarias, rectificar todo lo que haya que rectificar, que estoy seguro que no es poco y reimpulsar este proceso con una perspectiva verdaderamente popular que sobreponga los intereses de las bases sociales a las de los vicios nuevos y viejos que están presentes en el Estado.

Organización popular, mayor compromiso con el Comandante Chávez, consolidación del partido, trabajo socio-político, formación de los cuadros y ofensiva ideológica, son tareas para seguir avanzando y consolidando la Revolución Bolivariana.

Feliz Año


cesartrompiz@gmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2904 veces.



Cesar Trompiz

Miembro de la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela (JPSUV).

 cesartrompiz@gmail.com      @CesarTrompiz

Visite el perfil de César Trompiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



César Trompiz

César Trompiz

Más artículos de este autor