Desgarramientos

Todo resultado adverso en cualquier contienda genera reacciones disímiles. Culpas, mea culpas, desconfianzas. Entre compañeros de ruta se presentan reclamos, imputaciones y acusaciones de diverso tipo. A veces la cercanía del evento impide ver las variables de fondo y la multiplicidad de causas que deben haber influido para un desenlace como el del referendo del 2D.

¿Exceso de confianza, demasiada seguridad en procesos eleccionarios hasta ahora imbatibles? Éstos, entre muchos factores, estarán en el análisis que debe hacerse, sin perder de vista cuál es el norte que guía el proceso bolivariano. Luego de la sorpresa, el disgusto y la molestia iniciales, comprensibles porque humanos somos; a escasos ocho días, una prolífica respuesta ha copado análisis y distintas reflexiones que se han hecho.

Lo que es una realidad son los factores externos e internos que incidieron en los pocos pero intensos días de campaña por la reforma. A esto se sumará el estudio de la propia organización en ciernes. La oposición acaba de referir: "La clave estuvo en los testigos y miembros de mesa". ¿Hasta qué punto pudo responder a este importante reto el naciente Psuv? Detalles de detalles y en elecciones todos ellos son relevantes.

Una vecina de Petare dijo: "La gente tenía mucho miedo y no fue a votar". Los laboratorios de la guerra sucia trabajaron con fruición el asunto del miedo, el temor y las fobias.

Nos parecían tan descabellados los señalamientos que pensamos que la gente no iba a creer en ellos. Y, sin embargo, no ocurrió así. El miedo caló y aunque hubiese poco que perder, el temor a "la pérdida", cualquiera que fuese, hizo su efecto; tanto en la vulnerable clase media como en los sectores populares.

En este país bajo fuego lo más importante es el proyecto que encarna el presidente Chávez. Es la plataforma que está en nuestra Constitución, de refundación de la República. Una reflexión descarnada es urgente para todos los bolivarianos: lo que atañe a la organización, a la militancia, la mística y la entrega en el trabajo cotidiano.

Los sectores de la oposición, los medios, las universidades, la Iglesia, continuarán por los derroteros ya conocidos. El próximo y futuro quehacer de los bolivarianos implica un urgente camino a construir.

Periodista/Prof. universitaria


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2398 veces.



Asalia Venegas S.


Visite el perfil de Asalia Venegas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Asalia Venegas

Asalia Venegas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas