Adormecimiento revolucionario

En la primera semana de enero de este año escribimos para la prensa una nota en la cual analizábamos los resultados de las elecciones presidenciales del año pasado, tratando de especular sobre el número de pobres que habían votado por cada bando. De los 16 millones de electores, 45% votó por Chávez y 25% votó por Rosales, pero, no todos los del 45% son pobres ni todos los del 25% son ricos. Además, hubo 30% de abstencionismo, donde también abundan los pobres. Para la Revolución Bolivariana –gobierno de los pobres y con los pobres- es imperdonable que en el bando opositor y en la abstención, haya pobres, por cuanto ello indica que la lucha contra la pobreza no ha tenido la efectividad debida. O será acaso que ¿hay mucho pobre desagradecido?. Sea cual fuere el motivo, “existe un boquete en la línea de flotación del barco revolucionario, obligado a navegar en aguas procelosas sembradas de arrecifes oligárquicos, ambigüedades burguesas, exorcismos eclesiales, y tormentas imperialistas.”

Decíamos en enero pasado que en tanto no se tape el boquete que existe por falta de efectividad en la lucha contra la pobreza, resultaba comprometido el proyecto de reforma constitucional contentivo del plan de transición hacia el socialismo auténtico. Decíamos que, “la primera tarea en el año 2007/era tapar el boquete”. Pero se impuso la dispersión gubernamental y ahí están los resultados.

Frente al primer revés electoral de la Revolución Bolivariana, es muy importante entender lo ocurrido, para corregir los errores. El error tiene esa virtud, ayuda a encontrar la verdad, y ver lo que antes no se veía. ¿Y qué es lo que no se veía? El adormecimiento en que han caído las mayorías nacionales a las cuales les basta con encender el televisor o el radio, para conocer las dádivas de la Revolución. Basta estar pendiente de los actos presidenciales en general, de los emotivos discursos que se pronuncian en el teatro Teresa Carreño, o el Alo Presidente de cada domingo. A esto quedó reducida la labor revolucionaria: permanecer tres o cuatro horas frente al televisor o el radio. Ese adormecimiento condujo al apoltronamiento. Poco a poco el proceso revolucionario se ha ido empantanando, se ha ido hundiendo en las arenas movedizas de la negligencia, la comodidad, el burocratismo, la falta de compromiso para ejecutar las tareas propias de los procesos revolucionarios, en donde las mayorías nacionales deben mantenerse como arco de flecha siempre tenso para el disparo certero.

Mientras el presidente Chávez se debate en medio de la tempestad revolucionaria, enfrentado a la oligarquía, la jerarquía católica y el imperialismo, el pueblo mira, los dirigentes miran, pero no actúan con la misma fuerza y emoción que transmite Chávez al ejercer su liderazgo, aun cuando, como dice el general Muller Rojas, está metido en “nido de alacranes”, rodeado de una burocracia infame que frena, impide, desvía la acción revolucionaria. El pueblo debe salir a rescatar el vínculo directo con Chávez, radicalizar la revolución, apartar la barrera burocrática que los separa y asumir el avance de la revolución. Esta es labor inmediata para recuperar la iniciativa. La reconciliación es una trampa.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2284 veces.



León Moraria

Nativo de Bailadores, Mérida, Venezuela (1936). Ha participado en la lucha social en sus diversas formas: Pionero en la transformación agrícola del Valle de Bailadores y en el rechazo a la explotación minera. Participó en la Guerrilla de La Azulita. Fundó y mantuvo durante trece años el periódico gremialista Rescate. Como secretario ejecutivo de FECCAVEN, organizó la movilización nacional de caficultores que culminó en el estallido social conocido como el ?caracazo?. Periodista de opinión en la prensa regional y nacional. Autor entre otros libros: Estatuas de la infamia, El Fantasma del Valle, Camonina, Creencia y Barbarie, EL TRIANGULO NEGRO, La Revolución Villorra, los poemarios Chao Tierra y Golongías. Librepensador y materialista de formación marxista.

 leonmoraria@gmail.com

Visite el perfil de León Moraria para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



León Moraria

León Moraria

Más artículos de este autor


Notas relacionadas