Trincheras de Ideas

Reflexiones sobre la derrota del Si en las elecciones del 2D

¿SE MADURÓ SUFICIENTEMENTE LA PROPUESTA DE REFORMA
O SE LA PROPUSO SIN ESTAR DADAS TODAS LAS CONDICIONES?

Cuando el presidente Hugo Chávez lanzó al país su propuesta de reforma constitucional, ¿había calibrado todos los pro y los contra de naturaleza política para que ésta triunfara, por ejemplo: consideró la deficiente maquinaria propagandística del gobierno, siempre criticada por él?

Cuando Chávez triunfa el 3 de diciembre de 2006 su propuesta política era ir hacia la construcción del socialismo, de hecho su carismática personalidad y el programa socialista le ganaron las simpatías del pueblo –que venía percibiendo los beneficios económicos, médicos, educativos… de las políticas del gobierno bolivariano– y le dieron su apoyo decidido, al punto que ganó las elecciones con el 63% de los votos. No pasaron 6 meses cuando el presidente hizo pública su propuesta, desarmó a la derecha fascista que no la esperaba y dio los pasos para presentarla ante la Asamblea Nacional.

Sin embargo, no se contrarrestaron suficientemente los ataques al artículo 115 sobre el tema de la propiedad privada. Esa fue la principal bandera de la derecha. El importante tema de la nueva geometría del poder –sumamente complejo, sobre todo para un país acostumbrado a una arcaica estructura colonial y semirepublicana desde hace 200 años– precisaba más explicación. Presentar la propuesta de que el poder originario no nace del sufragio, así expresamente dicho, fue un error, una contradicción cuando se estaba llamando a votar por la legitimación constitucional del poder popular.

¿Se equivocó el presidente Chávez del momento político en el que planteó su propuesta? ¿Valoró incorrectamente dicho momento, pues el porcentaje de venezolanos chavistas que se abstuvo o votó NO, no estaba políticamente maduros, para asimilar la propuesta socialista? Evidentemente las condiciones ideológicas y políticas no estaban dadas a nivel popular; la subjetividad, el miedo, la mentira mediática hicieron su papel; la ofensiva de la cúpula de la iglesia, Fedecamaras, los rumores y corrillos fueron letales en el chavismo inmaduro.

LA REFORMA POR LA ASAMBLEA NACIONAL DE LA REFORMA DE CHÁVEZ

El presidente Chávez presentó el 15 de agosto ante la Asamblea Nacional su proyecto de reforma constitucional de 33 artículos, profundamente razonados y con el ruego de que le fuera respetada la propuesta. No fue así, la AN le agregó 36 nuevos artículos, muchos de ellos producto de intereses muy particulares de miembros de la Asamblea y otros producto de los debates populares; a nuestro juicio con ese agregado de nuevos artículos se evidenció una incomprensión política de los alcances de la propuesta presidencial, se la encarató, se la hizo más complicada –que no más compleja– se reformó, de hecho, la reforma y allí radicó un primer gran error. Si a eso se le añade que en el marco del escaso tiempo de la campaña la AN, a nuestro juicio, no se hizo una difusión lo suficientemente contundente, explicativa de los 69 artículos, independientemente de la edición del folleto de los artículos a reformar, y se complicó el proyecto, atacado a diestra y siniestra por la derecha fascista y el imperialismo, debilitándolo. No fue suficiente la campaña difusora de la AN.

EL IMPERIO YANQUI Y LA OLIGARQUÍA FASCISTA CONTRA ATACAN

El gobierno fascista de Bush, desesperado por la pérdida política de Venezuela desde 1998 y de su petróleo, vital para su supervivencia, elabora y afina una política contrarrevolucionaria que desarrollará en diversos escenarios con sus lacayos y cipayos de la clase política, de la burguesía monopólica, de la clase media alta a través de sus ONGs financiadas por la CIA, política de terrorismo, agitaciones de calle violentas, guarimbas, agresivas campañas mediáticas, conspiración.

La campaña política de la contrarrevolución, con muchos elementos de distraccionismo, se centró evidentemente en lo mediático; no se desgastaron en movilizaciones –sólo la del final de la campaña– salvo las pequeñas marchas de los estudiantes burgueses de las universidades privadas para crear tensión, de inusitada violencia y destrucción que reforzaba mediáticamente la agresión contra la propuesta de la reforma.

La mentira sobre planteamientos que no se decían en la propuesta de reforma fue el filo estratégico de la política del imperialismo y del fascismo. Por ejemplo, aquello que con la reforma se le iban a quitar los hijos a los padres, la gente perdería sus bienes: casas, carros, pequeños o grandes negocios. Se manipuló mucho –y en eso el grupo fascista Sinergia jugó un papel fundamental– a los compatriotas más atrasados políticamente, se los confundió con aquello que apoyaran a Chávez pero no a la reforma. El problema de la reelección se lo manipuló hasta la saciedad y no fue contrarrestado con fuerza ni contundencia. Hubo un trabajo político pequeño, de hormiga por parte del enemigo del proceso en muchos sectores populares confundidos y de nuestra parte no se hizo lo mismo, ni a nivel del PSUV ni del Ministerio de Información y Comunicación ni de muchos consejos comunales.

LOS ERRORES GUBERNAMENTALES EN LA GESTIÓN Y LA OFENSIVA DEL FASCISMO


La conspiración burguesa e imperialista a través del desabastecimiento alimentario comenzó el año 2006 con la "guarimba alimentaria" y la "guarimba medicinal", manifestada en la carencia aguda de la leche, la carne, el pollo, el azúcar, la harina de maíz, el papel toilet, etc. y con un encarecimiento escandaloso de otros productos alimenticios (no regulados) y de las medicinas, pese a que el dólar está a Bs. 2150 y que esos vampiros y gangsteres cobraban a Bs. 5000 ó Bs. 6000. Esa carestía se incrementó todo el 2007 y se agudizó a partir de agosto/septiembre, sin encontrar respuesta oficial.

Falló MERCAL al decaer notoriamente. La gente iba a los Mercales y no conseguía prácticamente nada. La corrupción lo fue minando, los productos se iban para los buhoneros inescrupulosos que los vendían a precios de oro o a los supermercados y abastos grandes. Los Megamercales solucionan el problema parcialmente y además generan colas inmensas donde se pierde el día para comprar lo que se necesita. Se puede decir que MERCAL fracasó, no pudo romper el monopolio oligarca de la especulación y se lo tragó la corrupción. Esa era la forma de conspirar contra la revolución del fascismo empresarial de Consecomercio y Fedecamaras; hicieron lo que les dio la gana con el desabastecimiento contra el pueblo y no hubo gobierno que lo contrarrestara.

El gobierno descuidó Barrio Adentro y las Boticas Populares; muchos módulos quedaron en el abandono y eso se sintió muchísimo en los barrios. Las medicinas escandalosamente caras, escasas.

En el plano educativo se descuidó el mantenimiento de las escuelas bolivarianas, muchas de éstas no mejoraron sustancialmente en su planta física: descuidadas, sucias, con los baños en pésimo estado; muchos liceos hasta carecen hasta de pupitres, sin comedor ni almuerzo, sin computadoras, etc.

Las políticas contra la corrupción son muy débiles mientras ésta se extiende en los entes gubernamentales a veces a la vista de todo el mundo, sin que se aplique la ley, ni la contraloría, ni nada. Las prédicas y órdenes del presidente Chávez no se cumplen y priva una asombrosa impunidad en los delitos mayores y menores, los tribunales no actúan, la contraloría general de la república posee la lentitud del morrocoy.

Finalmente el problema socialmente más grave y agudo, la inseguridad, el talón de Aquiles del gobierno. La Ley de Policía Nacional: engavetada. Las depuraciones policiales de delincuentes: lentísimas. No termina el gobierno de asumir con total seriedad esta gravísima problemática, con Chávez al frente, las políticas anti- delincuencia no es que sean malas: son débiles. La lenidad de las leyes, la impunidad, el tráfico de dinero en muchos tribunales para liberar a los delincuentes. Ciertamente que la contrarrevolución estimula el hecho delincuencial con fines políticos, para debilitar el gobierno y muchas veces forma parte de la delincuencia. Lo cierto es que el auge indetenible de la delincuencia afecta a toda la ciudadanía y las políticas del gobierno ante esto son en verdad débiles.

En conjunto, todo lo antes señalado, incidió en el descontento de muchos sectores populares que viven el día a día y no tienen una visión estratégica, suficiente madurez política, para entender lo positivo de la propuesta de reforma.


FALTÓ UNA POLÍTICA COMUNICACIONAL PERSUASIVA MÁS CONTUNDENTE

El espacio tan pequeño de la campaña –un mes apenas– y dos de la precampaña, no fue aprovechado por los ideólogos de las políticas comunicacionales del gobierno; no se percibe que haya habido un diseño de estrategias dirigidas a presentar con más fuerza y persuasión las bondades del proyecto de reforma, incluso se le quitó fuerza, por ejemplo, al movimiento social de los medios alternativos, al que se le restó apoyó para que multiplicara sus esfuerzos. A las televisoras comunitarias, por ejemplo, se les negaron o retuvieron equipos de filmación que tienen más de un año en una oficina del Minci, filmadoras vitales para el trabajo de promoción de la reforma y nadie sabe por qué no se entregan.

Muchas han sido las críticas a las políticas gubernamentales y de muchísimos entes del Estado, de publicitar en periódicos de la derecha enemigos del gobierno, mientras que a los medios alternativos –que jugaban un papel fundamental en todo este proceso– se les aportan recursos a cuenta gotas; desde junio no bajaron los recursos y sólo a finales de noviembre los ministerios –a instancias del Minci– bajaron las publicidades. Se perdieron dos meses de salida de cientos de periódicos alternativos y comunitarios y por ende se le restó efectividad al trabajo por la reforma y la concientización popular.

Mientras el responsable de la línea comunicacional no acepta ni señalamientos ni críticas, se da el lujo de vituperar y agredir verbalmente por la Tve, a medios alternativos y dirigentes populares en uso y abuso de su poder y, encima, decir una sarta de mentiras, acompañadas de un lenguaje vulgar y soez. ¿Cuánta responsabilidad tiene en lo ocurrido?

LOS VOTOS QUE NO FUERON Y LA FALACIA DE LOS
CINCO MILLONES Y MEDIO DE MILITANTES DEL PSUV

Evidentemente que la abstención se dio básicamente por parte del sector chavista. Tres millones de votos, que forman parte de los 7 y tantos millones que obtuvo Chávez en las elecciones del 2006, dejaron de votar por la propuesta de la reforma constitucional. ¿Qué pudo haber ocurrido que una masa tan grande o no sufragó o votó por el NO?

Diversas son las causas, lo que evidencia, en primer término, que no se ha hecho el suficiente y profundo trabajo político para elevar la conciencia de no pocos de esos sectores, todavía atrasados políticamente, muchos susceptibles de ser influidos por la campaña mediática de la derecha que los asustó y los hizo dudar del carácter avanzado y revolucionario del proyecto de reforma y aceptar como válidas falacias como las que les van a quitar sus hijos, sus propiedades y bienes, sus empresas.

Más preocupante aún es aquella falacia, simplista, burda, carente de hondura política como que en el PSUV se habían inscrito cinco millones y medio de futuros militantes. ¿Dónde están, qué se hicieron esos cinco y medio millones de inscritos? ¿Cómo se pudieron evaporar o nunca se llegó a esa cifra y le hicieron creer al país que sí era real? ¿Si la cifra era real, ¿cómo es posible que lo que se supone el sector más avanzado políticamente, los que se adhirieron al PSUV, no apoyaran a su líder en uno de los más importantes retos políticos? ¿Hay tres millones de oportunistas, de infiltrados, de cobardes o en la práctica nunca existieron? Recordemos que el propio presidente llamó a los militantes del PSUV real, no el ficticio, a que contactaran a aquellos que se inscribieron y nunca se integraron a los batallones, a que fueran a votar.

Hay, en el campo revolucionario, quien ha señalado que la abstención chavista es un voto castigo contra el maltrato de muchos líderes que copan la escena política y se conforman en grupos impenetrables que impiden el acceso de chavistas a puestos de trabajo del Estado, persiguen a revolucionarios, etc., que quieren controlar el PSUV. Contra el maltrato de funcionarios a la gente del pueblo en ministerios, gobernaciones, concejos municipales y otros entes públicos.

OTROS FACTORES QUE INCIDIERON EN LA DERROTA: DESERCIÓN DE BADUEL, SALIDA DE PODEMOS, CHOQUE PÚBLICO CON EL PRESIDENTE DE COLOMBIA

Deben considerarse algunos factores políticos que pudieron incidir en el debilitamiento de la opción del SÍ. El primero es el referente a la salida abrupta y traicionera del general Raúl Isaías Baduel de las filas bolivarianas. Su llamado a votar NO y calificar de golpe de Estado un posible triunfo del SÍ, es presumible que tuvo efecto en algunos sectores del campo militar y, sobre todo, en las familias de algunos oficiales vinculados en el pasado a este militar.

Otro factor fue la salida del partido PODEMOS. Se la veía venir, pero su concreción –que le restó fuerza a la revolución bolivariana en un momento estelar– no puede desdeñarse, no se olvide que ese partido –oportunista y vacilante– fue el segundo más votado en las elecciones del 2006. El enfrentamiento entre el presidente y el liderazgo de PODEMOS, fue agrio, muy radical y hubo sectores revolucionarios que no entendieron la ida de la organización vino tinto. No se entendió totalmente el viraje hacia la derecha de esta agrupación que tiene en sus manos dos gobernaciones importantes: Aragua y Sucre y varias alcaldías, que llamaron a votar NO.

La actitud del presidente colombiano Uribe de quitarle el apoyo a Chávez en la mediación humanitaria fue un golpe calculado y artero, de laboratorio de la CIA y la embajada norteamericana en Bogotá , no sólo dirigido al presidente sino a la propuesta de reforma constitucional. La provocación a Chávez encontró una ruda y justa respuesta de parte del presidente y no se paró porque las provocaciones continuaron, pienso que la diatriba pública y la provocación del gobierno colombiano iban dirigidas a los votantes colombo-venezolanos afectos al chavismo. La causa humanitaria que busca la excarcelación de rehenes y guerrilleros presos en Colombia dio un paso histórico gracias a las gestiones de Chávez y Piedad Córdoba y a la solidaridad venezolana y latinoamericana, no importa Uribe, él está en una charca de miseria y de allí no saldrá; hay que hacer más discreta las gestiones y continuar ayudando a la paz en la nación hermana. Pero creo que ese enfrentamiento tuvo incidencia en el electorado colombo-venezolano, muchos de ellos absteniéndose o apoyando el NO.

(humbertocaracola@gmail.com)


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2605 veces.



Humberto Gómez García

Director de la revista Caracola. Pertenece al Movimiento de Medios Alternativos y Comunitarios (MoMAC). revistacaracola.com.ve

 humbertocaracola@gmail.com      @hgcaracola

Visite el perfil de Humberto Gómez García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas