Los bancos barren el piso con los tarjetahabientes

Siendo Aporrea una de las páginas de Internet más leídas del país, sobre todo en las esferas del Gobierno y del Poder Económico, me animo a escribir para llamar la atención de las autoridades oficiales sobre lo que se ha convertido en un cancer para los ahorros bancarios del venezolano: estafa con clonación de tarjetas de crédito y de débito.

Se entiende que toda la información sobre depósito y retiro de dinero, así como de pago de cheques y demás menudencias bancarias. O mejor dicho de Inventario Billetérico lo conoce única y exclusivamente el BAAAAANCO. No entiendo entonces como papaya te clonan tu documentación y te quitan tus reales.

Un hacket. o mejor dicho un choro eléctronico, es un experto informático que logra penetrar cualquier programa informático de información y hacer con él lo que le venga en gana. Hubo uno. De apellido Mathis, de nacionalidad gringa, adolescente de 15 años, que hace cuatro logró penetrar el sistema de seguridad del Pentágono. Y otro, un ruso que despojó de gruesas sumas de dinero a acaudalados empresarios estadounidenses haciendo traslados como loco de cuenta a cuenta.

Imáginese usted, amable y paciente lector, un hacket sicario contratado para asesinar a una persona via internet. Me explico: Un enemigo suyo està hospitalizado en una clinica. Ud. contrata a un sicario electrónico y éste penetra el sistema informático del centro y ordena la aplicación medicinal con una dosis superior a la ordenada por el médico. La enfermera toma el dictámen del Ordenador e inyecta la sobredosis involuntaria al paciente y lo asesina inocentemente.

Me anima escribir sobre este tema la esperanza de que alguna autoridad intervenga y meta en cintura a los que están clonando tarjetas de débito. Dado que los bancos no están siendo diligentes en los reclamos de los clientes. Demoran mucho tiempo para regresarles su dinero.

No se entiende como Banesco le exige a los clientes que cambien las claves del Plástico para poder hacer uso de su dinero plástico. Mientras que la señora Gardenia Congalves fue víctima del uso de su tarjeta en dos oportunidades en el mismo día pese que su código no había sido cambiado. Es tan común esta práctica que la víctima fue al banco a quejarse y en la oficina de Guatire le trataron olimpicamente.

Gardenia trabaja en una institución oficial. El monto del timo asciende 500 mil bolívares: Un retiro en el Banco de Venezuela, Unicentro El Marquez (Bs. 300 mil). Otro (200.000) en el Provincial de Parque Central Los dos en el mismo día (26 de octubre, de 2007).

La señora. Indignada y temerosa que atentaran contra sus aguinaldos - que de no ser por unos guarimberos de oficio ya hubiese hecho efectivo -. Ordenó la perforación de la tarjeta en su presencia. La promotora bancaria. horonda y hacendosa, prodeció a acatar la orden de la agraviada quien, de pasodoble no descarta iniciar una campaña de descrédito en contra del banco.

Eso de estafar la la gente en Banesco es tan común que tienen una página llamada Fraude. Pero no es que te roben tu dinero de una manera tan vil y que no puedas evitarlo. Sino que duran "cuatrocientos" años para regresarte las cuatro conchas de ajos que te birlaron sin que los "perrimeison banesquianos" hayan podido evitarlo.

Tengo entendido -no estoy tan seguro porque no tengo envidencias que el mejor cliente de Banesco es el Gobierno. Y siendo el pueblo el consentido de Chávez no comprendo porque le echan tanta vaina en este banco. Sería interesante y recomendable que el presidente de Sudeban, Trino Alcides Díaz, investigase tan indignante atraco silencioso contra los tarjetahabientes.

A un colega en el año 2001 le quitaron una Catalana(Bs. 50.000) y desde entonces decidió no usar la tarjeta. Pero cada que vez que va a retirar de su libreta de ahorro unos "misiles" tiene que calarse dos y hasta tres horas porque de cinco cajeros sólo trabajan tres en la atención de una agencia que se la pasa hasta los tequeteques.

Dos años despuès a otro colega le birlaron dos Catalanas; cincuenta - cincuenta en el cajero del Banco Venezuela, agencia Guatire. También renunció a la tarjeta como renuncia el cochino gordo al palo cochinero sabatino.

Esoy supercansado de oir a los tarjetahabientes que han sido estafados. Que le han clonado sus tarjetas. Que existe dentro del mismo banco una mafia que maneja la clonación, o el traslado de dinero de cuenta a cuenta. En fin. No queda muy bien parada la moral de las instituciones que manejan dinero ajeno.

americoarcadio@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4064 veces.



Américo Hernández


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: