En defensa de la revolución: necesario es modificar al 337

La propuesta de reforma al artículo 337 de NUESTRA Constitución Nacional –punto que adelantamos en calificar como SABIA, JUSTA Y NECESARIA- ha despertado una polémica y generado posturas contrarias de entre quienes menos lo esperábamos. Aun cuando es enormemente conocido por todos los que apoyamos a la revolución el interés de los lacayos del imperio por desprestigiarla basándose en infundadas acusaciones y en sus malvadas practicas Goebelianas de disociación (alineación de la oposición) que han alimentado desde mucho tiempo entre sus seguidores el odio contra el Comandante Chávez al desdibujarlo como un “déspota y cruel dictador”; y el oportunismo reconocido (de la oposición) para aprovechar como buitres o hienas hambrientas cualquier carroña o desliz político de entre quienes apoyamos a la revolución, algunos nuestros pretendidos “dirigentes” de izquierda cometen el grave error que lo une (-sin desearlo-) a la comarca reaccionaria en momentos históricos de gran complejidad nacional e internacional (enmarcados en la amenaza de una inminente guerra imperialista contra el pueblo de Irán, y la continuación de los planes desestabilizadores enmarcado en la infame estrategia fascista de “Golpe Suave” o “Mecha Lenta” en Venezuela) razones que reclaman la mayor unidad y disciplina de los revolucionarios. Veamos.

Producto de la inexperiencia o la inconciencia, la irresponsabilidad, alguna debilidad, la suma de todas; o simplemente por ganas de decir algo cuando no se tienen nada en mente, el infantilismo político aparece para hacer su show. Además del obvio flaco favor que le hacen a la revolución en darles armas al enemigo por oponerse a la propuesta de reforma al articulo 337 de la actual Constitución, (los despistados de izquierda) nos hacen creer, en compás con la oposición, que dicha propuesta “viola los derecho humanos del pueblo por parte del Estado”, pero cometen un segundo error, también, en trivializar, con esta posición, del significado de los “estados de excepción”, y con ello en particular, las amenazas de invasión y magnicidio que vienen maquinando el imperialismo y sus peones en Venezuela.

Estas absurdas e irracionales posiciones de quienes se dicen revolucionarios, en la práctica, se pueden interpretar de la siguiente manera:

1. Según ellos, en un escenario de intervención imperialista en Venezuela, más importante que la defensa del Estado, que es lo mismo que la defensa de sociedad (del pueblo en general), seria el derecho de los canales privado a emitir sus puntos de vistas (desinformar) en vez de preparar al pueblo.
2. Que en ese mismo contexto de calamidad, y en el caso de sospecharse de la participación de venezolanos en actos de traición a la patria y subversión, el Estado deberá respetar sus derechos al “debido proceso”, quedando en libertad para seguir atentando hasta que la burocracia estatal encuentre con tranquilidad elementos de peso que permitan enjuiciarlos y encarcelarlos.

Simplemente, es una absurda y, a la vez, una peligrosa postura. ¡Razone usted amigo lector!

No son menos ciertas algunas de las razones que esgrimen nuestros compatriotas para justificar su posiciones, en especial aquellas que nos cuentan de experiencias ajenas de abuso del poder por parte de funcionarios del orden en esos contextos. Nos ilustran también, con ejemplos de un supuesto negado Golpe de Estado ejecutado por la reacción, en donde la burguesía podría aprovecharse de esta propuesta de reforma para someter al pueblo. Nos preguntamos ¿Necesitarían acaso (los golpistas) valerse de leyes para amedrentar al pueblo? ¿No es acaso el Golpe de Estado la ruptura de la burguesía con el orden constitucional? ¿Quiénes en realidad han violado los derechos humanos del pueblo?

Oportunas fueron las palabras del Profesor y Ministro Héctor Navarro, cundo dijo: “preservar el derecho de defensa del Estado, que es el derecho que tiene la sociedad de protegerse ante calamidades de tipo político, agresiones externas y desastres naturales es lo mas importante”. Los abusos de poder al que temen nuestros compatriotas, no se corresponderían con la conciencia socialista que estamos construyendo por lo cual, el poder popular que se construye deberían de hacer cumplir su papel. Pero, en todo caso, es un costo político necesario.

No exageramos en decir que la defensa de la revolución, sin duda dependerá de la reforma del artículo 337 de nuestra Constitución. Les recomendamos a estos camaradas utilizar los días lunes para el descanso y la reflexión, en vez de seguir haciéndole un flaco favor a la revolución.

basemtch@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2348 veces.



Basem Tajeldine

Marxista. Investigador de temas geopolíticos internacionales en el Centro de Saberes Africanos. Moderador del programa VOCES CONTRA EL IMPERIO, RadiodelSur y RNV.

 basemtch@gmail.com      @BasemTajeldine

Visite el perfil de Basem Tajeldine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas