No es Gringo Viejo sino Clueco

Estuvo bien la definición de Gringo Viejo que le lanzó Roy Chaderton. Y al tipo le llegó hondo. Nunca ha existido alguien más deprimente, más falso, más pobre humanamente que Carlos Fuentes, y utilizando su propia condenación, en verdad que su larga vida ha sido toda una maldición. Hijo de un diplomático vivió en cuna de oro, y al igual que Mario Vargas Llosa, quiso dárselas de diablo y se hizo comunista. Pura pantalla. Se sabía que eso no duraría mucho. En la década de los setenta y los ochenta se convirtió en uno de los intelectuales latinoamericano más invitados a dictar conferencias en universidades gringas, sobre todo en aquellas que entrenan militares que trabajan en América Latina. Y así fue haciéndose todo un potentado Gringo Jalabolas. Nunca escribió algo que valiera la pena, y aquí falla Chaderton, y además de que es un experto plagiador…, hecho este que fue denunciado por la propia escritora Elena Poniatowska.

El escritor mexicano Carlos Fuentes respondió hoy a los ataques del embajador de Venezuela en México, Roy Chaderton Matos, y lo calificó como "bufón del bufón", que no "distingue entre la libertad del escritor y la discreción del embajador".

Fíjense la bajeza, le exige discreción al Embajador pero él se permite desmadrarse en insultos contra Chávez y contra el propio Chardeton. Se ve que Carlos Fuentes toda la vida se ha considerado un protegido, un niño viejo mimado, un oligarca de piel extremadamente delicada. Protegido por todos los presidentes de EE UU, por todos los magnates de México (adora a Slim), por los Reyes de España. Toda una deslumbrante chula que maneja el verbo como un mecate. Qué triste y qué deprimente es México que no tiene a alguien que vea estas cosas, que no tenga a un solo intelectual o político que considere toda la miseria humana que anida en este hombre que dice ser uno de los primeros representante del pensamiento mejicano en el mundo. Fuentes es como las telenovelas mejicanas en las que se importan argentinos, cubanos, mayameros, chilenos y agringados porque las “mejicanas son aindiadas y muy feas”. Fuentes desprecia a su “México querido” que desde hace cincuenta años le viene prohibiendo a los niños que no deben asistir a clases con vestimentas indígenas. Fuentes aplaude a los canales de televisión que dicen que Pancho Villa fue un asesino. Fuentes está de acuerdo con que llamar a los estadounidenses “gringos” es una ofensa a ese digno, valiente y gran país”.

Fuentes es un Gran Hijo de Chihuahua.

Fuentes, apoyado con toda la artillería de los medios del mundo y con toda con su innata cobardía, le implora a Felipe Calderón que eche a Chaderton de México. La vaina como se ve es de cachorro a cachorro. Dice este inmundo perrito faldero de Fox: "la primera regla de la diplomacia es la discreción el "flamante" embajador de Venezuela ha debutado mal "al criticarme, por que yo critico al presidente Hugo Chávez… solo comprueba que él es emisario fiel de su amo, que merece su sueldo y que equivoca su función", y se pregunta a "¿a quien halaga el embajador con sus ataques?". Fuera de sí, chocho y descompuesto, agrega: "los ataques de un embajador extranjero a un escritor mexicanos de derecha, centro o izquierda". Reiteró que en este continente hay dos bufones, "uno, el de Washington, es el más peligroso. Otro, el de Caracas, es el más risible. El embajador Chaderton demuestra, tristemente, que él es solo el bufón del bufón, el Rigolteo servil del César tropical".

Claro, con su careta de anti-yanqui, tenía que meter a Bush para que la ridiculez no le quedara tan fea, pero no resiste el odio afirma que Chaderton tiene "nombre de pescado, de clapedide osificado, con cabeza dura, rabo amarillo y cola homocerca. Bien pensado: quiero decir sin columna vertebral: sábalo". Qué agudeza. Pero la chochez los limita, y quisiera que la cancillería de inmediato protestara, porque “para acabar de amolarla el embajador me echa en cara mi edad. No comprendo. Yo me siento contento y orgulloso de llegar a los ochenta años con la cabeza clara y las definiciones también". Remata: "ni Bush ni Chávez , ni imperialismo yanqui ni autoritarismo tropical. El continente americano merece algo mejor… al embajador le deseo larga vida, aunque en su caso esto suene a maldición".

jrodri@ula.ve



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2463 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a41858.htmlCd0NV CAC = Y co = US