Sexto Dia de Descalabro Financiero Mundial

Hay todo tipo de conjeturas sobre el incierto panorama que viven los furibundos chacales del mundo financiero internacional. Hay un arroz con mango que no termina de ser arroz ni tampoco mango. Desde EU, la gran metrópoli del billullo verde y desde allende los mares: Asia, Oceanía, Europa, Australia, Canadá, India, etc., se reciben lóbregas noticias financieras, donde la mas destacada se relaciona con aquella que dice: ‘la exagerada inyección de liquidez de los principales Bancos Centrales de Europa, Asia y la Reserva Federal a los "mercados" al borde de una ya muy decantada "sequía crediticia" (credit crunch), refleja el "estado de choque" de un moribundo en cuidados intensivos hospitalarios’ (¡!)

Hoy, no es precisamente un viernes cualquiera (¿?) por que desde ya se anunciaba por los grandes medios internacionales que esta ‘jornada negra o efecto agosto’ que se avecina, se transformara nuevamente en un dantesco ‘viernes negro’ para las hienas/chacales de los grandes capitales financieros.

Hoy por hoy, tantos y tantos sesudos analistas de la economía de mercado, encumbrados hombres de negocios, llevando portafolios repletos con Bonos del Tesoro estadounidense, PhDs en economía y finanzas…, no dan pie con bola con la gran bola de excremento del diablo que se les viene encima y, para mas ñapa, se preguntan: ¿Pero qué paso? ¿Porqué nos esta pasando esto? En otra palabras, las cuentas de estos sesudos adalides del dinero y las finanzas provenientes de Harvard, Princeton, Georgetown, Berkeley, UCLA, MIT, Yale…, niños bien formados en la fantasía del dinero fácil y especulativo, por más que aplican ecuaciones y fórmulas de anatocismo, interés compuesto, aritmética, raíz cuadrada, derivadas, integrales o campana de Gauss, ello no los hará recuperar esas cuantiosísimas pérdidas de dinero mal habido, por que ese dinero no es otro que el descarado robo herético pueril, que durante tantos años le esquilmaron a las naciones mas pobres e indefensas del planeta.

¿Dónde quedó el axioma del "libre mercado" que ni era "libre" ni era "mercado", sino un manicomio convertido en casino de apuestas con "instrumentos financieros exóticos" y "contabilidad invisible"? Una cohorte de sicópatas sionistas de formación financiera neoliberal (cuyo peor espécimen son los fundamentalistas centralbanquistas monetaristas) se apoderó de los "mercados" totalmente manipulados para ejercitar sus dotes de brujos-aprendices, mezcladas de vocación alquimista, ínfulas proféticas y de oráculos de mal agüero. Dicen los estudiosos del raciocinio y de sus funciones neurodegenerativas que quienes más fallaron no son los sicópatas financieros ni los occisos políticos "globales", sino nuestros colegas siquiatras quienes no se atrevieron a diagnosticar la sicopatología del pernicioso modelo neoliberal y sus desregulaciones fiscalistas.¡No, eso no son por problemas de psiquiatra ni de psicópatas ni de fallas en el modelo capitalista neoliberal! ¡Es un problema de moralidad, principios, recto proceder y humanidad!

Si las cuentas son "invisibles", las cuantiosas pérdidas lo son todavía aún más, y se filtran a cuentagotas por confesión discrecional de los propios afectados, quienes ya no pueden ocultar bajo la alfombra su basura de papel-chatarra del tamaño del Himalaya. Se calcula en cifras conservadoras, que este sancocho/cruzado de res, pollo, pato, pescado y mariscos, ha dejado en rojo la inmensa chequera de los Bancos Centrales de Europa, Japón, Australia, Canadá y la Reserva Federal de los EU. Se calcula, en términos muy conservadores, que las pérdidas en su conjunto de los países que han sido arrasados por ese tsunami financiero, es del orden de $ 7.716.049.382,60 por minuto (Bs. 16.589.506.172.590,00 por minuto…)

Para terminar por ahora con este adefesio financiero estadounidense, quiero dejarles una revelación que encierra por su contenido una gran similitud con lo que ocurre en estos difíciles tiempos. Y es la que se refiere –en términos espirituales— al ciclo de destrucción, después de 500 años, en la que coinciden sabios profetas y videntes, de la talla de Edgard Cayce, Nostradamus, Los Indios Hopis, el Profeta Cara Pálida (Maestro Jesús), la Gran Pirámide de Gizeh (Kheops) en Egipto y otras. Que señalan que la actual Era de caos y destrucción llegará a su fin en cualquier momento, dentro de los próximos años, y que la transformación plena en una Nueva Era de Esclarecimiento se completará antes del cambio de siglo. Por ende, estamos en los Tiempos Finales de este sistema de cosas, un sistema cuyos estertores o efecto inercial de muerte convulsionarán, y ya han empezado a hacerlo al mundo de una manera nunca antes vista en la historia humana conocida (fin de la cita). No es de extrañar que las invasiones de EU a Haití, Irak, Afganistán, Líbano y las inútiles maniobras de invasión a Irán, Siria, así como la amenazante instalación de radares en la Europa Oriental en abierto reto y afrenta contra Rusia, sean meras coincidencias (…)

joseagapo@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2198 veces.



José Agapito Ramírez


Visite el perfil de José Agapito Ramírez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: