¡Beatríz!, ¿Por qué no te vas de Venezuela?, Aquí nadie te está agarrando ni te necesita

Usted me va a perdonar, como diría Reinaldo Armas, pero no se puede acusar de traidor a la patria a alguien que no es nacido en esta tierra. Es el caso de la mal llamada Beatríz de Majo, quién tengo entendido es colombiana de nacimiento lo cuál no es un pecado, pero el problema es que como mínimo, es una grandísima mal agradecida y como sus orígenes son una mezcla de alemán con francés, como ella misma dijo, imagino que cuando va al baño a hacer sus necesidades debe cagar rosas y orinar champaña. En psicología el complejo de superioridad no existe, así de inferior deberá sentirse esta señora, si es que se le puede dar ese calificativo, que se atreve a emitir ese tipo de infelices y desgraciadas opiniones sobre los venezolanos, porque para su dolor fueron venezolanos quienes traspasaron sus fronteras para llevar libertad a otros pueblos, por poner un sencillo ejemplo. Y uno le pregunta: ¿Si tienes ese sentimiento Beatríz, por Venezuela, por qué no te has ido para Francia o Alemania?. Vergüenza debería sentir, salir a la calle y verle la cara a sus vecinos, que imagino que alguno venezolano debe tener. Otro hecho condenable es la actitud indigna de la directiva de TELEVEN, que permitió que esa basura haya salido al aire. Si estos señores consideran que esa vaina es libertad de expresión, la disociación los ha afectado a ellos mismos en mucho mayor grado del que cualquiera lo hubiera podido pensar, porque se pudo deducir claramente cuales fueron las verdaderas intenciones de esta individua. Lo menos que deberían hacer los directivos de ese canal es sacar un remitido en todos los medios de difusión del país, dirigido al pueblo venezolano pidiéndole disculpas y sacar inmediatamente del aire ese programa, sin que nadie se los mencione y digo, si es que les queda un ápice de dignidad. A ese punto han llegado con su odio, a permitir que un extranjero nos venga a tratar de ofender en nuestra propia casa y digo tratar, porque no ofende quién quiere sino quién puede y eso le queda muy grande a esa INDIVIDUA. Y a los muchísimos compatriotas inmigrantes que vinieron a nuestro país en busca de nuevos horizontes, que realmente sienten y aman y son agradecidos con esta tierra mis saludos y más profundos respetos. El respeto se debe a quién respeta.

arno@intercable.net.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3382 veces.



Arnó Martinez


Visite el perfil de Arnó Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: