Revolución y Copa América

Las declaraciones del presidente Hugo Rafael Chávez Frías relacionadas con el saboteo de la Copa América Venezuela 2007 confirman lo que sabíamos se cocinaba desde el inicio de los preparativos del certamen continental.

Era algo evidente. Desde marzo, hace unos tres meses aproximadamente, lo advertí en esta misma página en un artículo titulado “Envidia por la Copa América”, cuando repentinamente se desató un ataque sin cuartel en contra a la gestión del alcalde Gian Carlo Di Martino, quien echó a rodar el balón en esta ciudad desde que se vislumbró la posibilidad de efectuar en Venezuela el trascendental encuentro deportivo.

Comenzaron calentando la calle con protestas sustentadas en la deficiencia de servicios públicos u otros problemas comunales, pero se apagaban dado la vacuidad de lo argumentos, hasta que se venció la concesión de RCTV y estratégicamente vincularon este caso con la libertad de expresión para justificar las acciones violentas.

No perdonan el éxito que el país obtiene con los preparativos para la realización de estos juegos y Maracaibo no es la excepción. Aquí no conciben que hicieran del estadio Pachencho Romero, un engramado a la altura de los más prestigiosos del mundo.

Y es que todo el país hace un gran esfuerzo, para que el encuentro futbolístico en Venezuela sea un ejemplo a seguir en otras latitudes. En esta ciudad, me consta que se pone todo el empeño para impresionar, para que cuando haya una Copa América en otra nación, todavía hablen de la del 2007, de la organización del evento y la belleza de nuestro país.

Pero los detractores de esta calurosa región son incapaces de echar, aunque sea, una mirada de reojo al remozado coloso marabino, sino que están pendientes de las fotos del alcalde Gian Carlo Di Martino en las vallas de promoción del evento…como que quieren que el burgomaestre trabaje y coloque los avisos con imágenes de Manuel Rosales, Oscar Pérez, Ramos Allup o Antonio Ledezma.

Hicieron crisis con la envidia. Sienten el avance del proceso revolucionario venezolano que lidera el presidente Chávez, como un cuchillo encendido desgarrando su cuerpo. Son capaces de dar lo que no tienen para presentar un país en caos durante la Copa.

Ya antes también lo había expresado el sociólogo Giovanni Villalobos, director general de la Alcaldía de Maracaibo, al llamar a la cordura, a la sensatez, a la paz y tranquilidad, en fin, a querer más a este hermoso país lleno de virtudes y oportunidades: “Quieren llegar hasta la Copa América, pero no lo vamos a permitir. Se aferran a lo más bonito de un país como lo son los jóvenes y adolescentes”.

“Obligan a los estudiantes becados con el programa Jesús Enrique Lossada de la Gobernación del estado Zulia, a participar en los mítines y acciones políticas”.

De tal forma, que las declaraciones de Chávez en su programa dominical “Aló, presidente”, sólo confirman lo que está a la vista.

De todas maneras, la violencia es una práctica constante de la oposición radical, que no escatima en el daño que con sus acciones violentas le ocasionan a la población.

Quieren destruirlo todo. En Maracaibo causaron graves destrozos en la esquina de La Plaza de Toros, acabaron con una de los avisos más emblemáticos del evento, como el balón gigantesco que se erigió en ese sector.

Similar situación se presentó en otros lugares, con los avisos, vallas y otros motivos alusivos al evento. La Alcaldía, sin embargo, hace un gran esfuerzo para reparar los daños y continuar embelleciendo el municipio.

No es posible que esos detractores jueguen a fomentar el terror y pretendan que los visitantes vean a una Venezuela en ruinas y en desorden permanente.

Siguen equivocados. Ya se equivocaron con el 11 y 12 de abril, las guarimbas, La Plaza Francia, el sabotaje petrolero, el desabastecimiento de alimentos y si intentan obstaculizar La Copa América, obtendrán la Copa Amarga de la Derrota 2007.

No les quepa la menor duda. El pueblo jamás se los perdonará, como tampoco les acepta ninguno de los eventos conspirativos contra el presidente Chávez, porque en Venezuela, ya el fútbol como la revolución, corre cual si fuera sangre por las venas del pueblo.

(*)Periodista

albemor60@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2712 veces.



Alberto Morán(*)


Visite el perfil de Alberto Morán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alberto Morán

Alberto Morán

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a36438.htmlCd0NV CAC = Y co = US