La lista de Lina Ron y el PSUV

La primera vez que ingresé a un partido político, por supuesto, fue en la clandestinidad de la juventud comunista, allá por el 66 del siglo pasad. Desde ese enrolamiento que dan los años febriles, he navegados por los mares precelosos del PRV- FALN, TENDENCIA REVOLUCIONARIA, MAS y PODEMOS; de manera que a estas horas del juego apenas tengo como conclusión, que soy un viejo militante socialista y un socialista viejo; pero aun así, nunca había sido victima de tantos interrogatorios, llamadas telefónicas, preguntas y repreguntas acerca de mi disponibilidad, moral de combate, convicción revolucionaria, y pulcritud ética.

Así están las cosas en ese nuevo “catalizador”, al decir de Alan Woods y Ted Grant, y que hoy conocemos por boca de nuestro comandante Chávez, como Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). De repente suena el celular y, camarada buenos días -dice una voz joven y femenina- le estamos llamando de la sala situacional… ¿camarada el colectivo “A toda Costa”, donde usted participa es un semanario ideológico?, y camarada disculpe, pero… Camarada, de nuevo disculpe, pero primero es la vigilancia revolucionaria; camarada no se preocupe, usted ha sido designado para optar a ser aspirante a PROPULSOR de nuestro nuevo movimiento.

Bueno no era de esperarse otra cosa, después de haber escuchado en el acto de los primeros propulsores, que el ataque principal sería contra las políticas gatopardianas, el reformismo, el burocratismo y la peligrosísima corrupción de siempre, es lógico que los recién estrenados propulsores estén ojo pelao con estas próximas oleadas de nuevos propulsores y futuros militantes, porque lo que más llama la atención no es la preguntadera en torno a la condición militante, sino, que a la hora de pasar revista como lo hiciera nuestra comandante Lina Ron, quien listado en mano y con sobrada razón, aquí en el Zulia sentenciara: ¡una firma contra Chávez, es una bala contra el pueblo!, no estuvieran presente los acostumbrados “dirigente revolucionarios” que han permitido la presencia casi infinita del “liderazgo” de Manuel Rosales, precisamente por haber promovido desde sus tendencias y cogollos partidistas la división del pueblo. Tampoco, y es mas preocupante aun, la ausencia de la decena de diputados que no abren la boca ni siquiera para expresar la frase mas fácil del parlamento, como la de gritar ¡viva Chávez!, y por supuesto menos aun están presentes los burócratas “revolucionarios” que el presidente no encuentra y que recientemente los interpelara con aquella frase lapidaria: ¿y que pasa en el Zulia, como que no hay revolucionarios para desatar la guerra al latifundio y la pobreza?. De allì que este 19 de abril cuando el verdadero lider de este proceso revolucionario pase revista en el poliedro, debe tener presente que a la verdadera lista a la que hay que tenerle guillo es a cuanto a bicho de uña engazapado, que esta pretendiendo utilzar a los nuevos propulsores para que les inscriban de nuevo, las hueste de “militantes” que le hacen posible cambiar las cosas para que todo siga igual. De lo contrario habrà que gritar como lo hiciera Lina aqui en el Zulia: !CON CHÁVEZ PALANTE, PALANTE Y AL QUE NO LE GUSTE QUE ARRANQUE, QUE ARRANQUE!

ouglas.zabala@corpomaracaibo.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 12142 veces.



Douglas Zabala


Visite el perfil de Douglas Zabala para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Douglas Zabala

Douglas Zabala

Más artículos de este autor


Notas relacionadas