Por qué lo siguen llamando "embajador"? Embajador dónde?.... es que no ha servido para más nada en su vida?...

 

  1. Al fulano INCÓGNITO, muy enconchado hasta ahora, sus seguidores y acólitos lo llaman a secas EL EMBAJADOR. Claro, se refieren al susodicho Edmundo González Urrutia, quien aparece en todas sus fotos con una sonrisa forzada, temeroso, acojonado y con toda una fea y desconcertante mueca de quién no sabe en qué olla podrida lo han metido. Porque hasta lo pueden matar como muy sabe hacer la ultra-derecha, con sus monigotes de ocasión.

  2. Si el título que le quieren dar es el de EMBAJADOR, hay que decir, que nosotros tuvimos cuarenta años con centenares de EMBAJADORES bien sinvergüenzas, quienes jamás se leyeron o escribieron un libro, que de los países donde nos representaron no trajeron una obra propia, sino carros de lujo, enormes vientres por la gran vida que se daban. EMBAJADORES nuestros fueron, por ejemplo, Octavio Lepage (en Bélgica) quien fue también ministro de Relaciones Interiores cuando asesinaron a Jorge Rodríguez (padre). También lo fue en la Unión Europea y en Bélgica, aquel Roberto Smith Perera, ladrón, que en siendo ministro de Comunicación se autoadjudicó una concesión de telefonía para beneficiar a su propia empresa. EMBAJADOR también en Bélgica (porque eran de la línea Revlon, los escogidos para ocupar los altos cargos diplomáticos en Estados Unidos, Reino Unido, Italia, Francia, España, Holanda, Argentina o Chile) lo fue aquel tremendo DIENTE ROTO de Enrique Tejera. E igualmente lo fue en la Santa Sede, Reinaldo Leandro Mora, cuñado y protector del asesino Henry Sisco. Imagínense al portentoso DIPLOMÁTICO AZUL y connotado ladrón como lo fue aquel Diego Arria, a quien todavía llaman "EMBAJADOR DE VENEZUELA ANTE LA ONU", y quien nos estafó trayendo más de 2000 buses dañados de Inglaterra y Hungría.

  3. Otros embajadores bien ladrones fueron Manuel Egaña, Vladimir Gessen, Humberto Calderón Berti, Tomás Guanipa, Armando Durán, Ramón Escovar Salom, Fernando Ochoa Antich, Gustavo Tarre Briceño, Vanessa Neumann, Leopoldo Castillo (el Matacuras),…

  4. Sépase, que ya Estados Unidos ha comenzado a desembolsar grandes cantidades dinero para comprar políticos de partido en nuestro país. A Manuel Rosales lo engrasaron con harta plata que ha quedado paraplégico, helado y mudo, con todas las pomposas cirugías que le han hecho, reforzando los gringos a todos sus negocios en Panamá y Estados Unidos. Ya COPEI cedió a cambio de un buen paquete de dólares, lo mismo que los adecos de Ramos Allup quienes todos recibieron una buena y sustanciosa mordida. La cola para cobrar es grande, pero los gringos han dicho que hay para todos. Ojalá que lo aprobado por la Asamblea Nacional se aplique, controlando a las ONG’s y al lavado de dinero, porque muchos están viajando a Miami a buscar su mascada.

  5. Hay muchas cosas que estudiar y deducir de esta candidatura del EMBAJADOR. Un hecho crucial, es el haberlo colocado por las nubes mediáticamente con apoyo de grandes centros de comunicación, controlados por los gringos. Una de las estrategias que se montó, apenas acababa de ser nombrado candidato presidencial por la Plataforma de la Unidad, fue elevarlo a los cielos en grandes titulares, diciendo que ya estaba duplicando en intención de votos a Nicolás Maduro.

  6. Y esa va a ser la estrategia que difundirán multitud de encuestadoras, colocarlo como ganador imparable para el 28 de julio.

  7. En reuniones secretas con el fulano EMBAJADOR, sus asesores, sobre todo de la CIA, le han aconsejado que en lo posible no dé muchas declaraciones y que se mantenga de MUY BAJO PERFIL, porque los gringos les han palpado sus gónadas encontrándolas muy escazas y debiluchas. No tiene punch alguno. Que la campaña a su favor la deben hacer otros, como María Corina, el propio Manuel Rosales y el resto de los grandes balbuceadores de la Plataforma de la Unidad.

  8. Es decir, al EMBAJADOR, lo deben mantener por las nubes ya la vez casi en secreto, como a un gran misterio por desvelarse, angelical, con la apariencia de ser todo un insigne ESTADISTA. De modo que todos los Dientes Rotos del pasado, queden pendejos y opacos. En todos los mítines que se piensan organizar, EL EMBAJADOR apenas si mostrará su figura, porque la voz cantante en ellos los llevará la desbocada y deslenguada de María Corina. Hay que tener muy en cuenta, como dice Schiller, que CONTRA LA ESTUPIDEZ NI LOS MISMOS DIOSES PUEDEN. OJO AVIZOR, pues, que guerra avisada sí mata soldados…

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1773 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: