Desigualdad humana que sigue perpetua en el mundo

Solo se que las reflexiones que siguen surgiendo en cada parte de esta llamada "tierra" sigue dando vueltas y premisas que contraponen el desequilibrio social humano en toda su expresión sin desperdicio alguno.

Puede sonar cruel e indiferente o también insensible Lo que se sigue desarrollando sin importar la vida, el amor, la fe, el otro; humillación y explotación palpable en la llamada globalización moderna, las tecnologías, la ciencia, la dependencia de lo simple, lo innovador, lo elocuente o majestuoso que se dan en el sistema de esclavitud del siglo XXI llamado redes.

A pesar de que las grandes potencias económicas invierten en estás armas de doble filo, que manejan la vida misma del individuo, dónde la frialdad, la inoculación de modos absurdos y también pervertidos y corruptos que se promueven con la fulana excusa de los derechos, diversidad, e individuales que corrompen las buenas costumbres y el sentido de ver a quien tienes adelante, atrás, pero también a los de arriba y abajo, donde la aberración es el pan nuestro de cada día en los gobiernos y estados que hoy promueven la guerra, la avaricia, la superioridad del que tiene dinero en la bolsa, pozos petroleros o gasiferos, la explotación discriminada de los recursos en el mundo, el exceso de consumo de energia, el tráfico de influencias, o decir que es más productivo mandar un robot a Marte, que enviar grano, agua y leche a Africa, es más importante aprobar miles de millones de dolares para financiar guerras como en Ucrania, Israel, Pakistan, Sierra Leona, Anger, Haiti, aviones de guerra como en la Argentina, donde el pueblo se le estan pisoteando sus derechos adquiridos por tantas luchas, o quienes hoy invierten en odio, mentiras y tiranía disfrazada de mansos corderos.

Esos que hoy siguen usando la religión como excusa para ejecutar mujeres, masacrar mujeres y niños, esos que hoy huyen de su tierra porque no los dejan vivir en paz y armonía, solo son objetos, mano de obra, la nada, esos que no les importa la hambruna y la sequía, esos que ven solo números, oferta y demanda.

Es hoy un cáncer que se niega a morir en el mundo, ese que se extiende en gran parte de el, aquello que se reproduce a través de ignorancia, la falta de empatía por el otro, aquellos que hoy en insipidos, esos que inundan la razón en un aberrante suplicio de dolor y miseria, dónde sustituyen el amor, el abrazo, la solidaridad, el esforzarse por el bienestar real de la sociedad toda, más allá dela diversidad de pensamiento, sistema político y cultural, debe prevalecer el principio de la vida basada el aquellos mandamientos que Dios nos dejo hace muchísimo tiempo, y que lo hemos convertido en libertinaje, donde se utiliza para menospreciar a quienes siguen luchando por la igualdad, la justicia y la voluntad de dar lo mejor al projimo.

Hoy se manifiesta la necesidad de un verdadero cambio social, ese que puede ir curando las heridas que han dejado las convulsiones abstractas y diversas de cada época, hoy debe ser el momento de ver y creer en aquello que nos motiva a mejorar, a creer, a crecer, a producir, eso que debe ser necesario para empezar este proceso de verdadero sentimiento humano. Ese que nos haga volver al camino que nos lleve a mirar el horizonte que nos muestre la luz verdadera sin medias tintas y poner fin a la falta de sencibilidad hacia lo que hoy vive el mundo.

Hay esperanza, aún no es tarde si queremos salvar lo que hoy está en nuestro haber. El lo espiritual, material, humano, social y empático.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 751 veces.



John Duarte Zambrano


Visite el perfil de John Duarte Zambrano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: